La Transición

4

DIEGO OÑA ESPADA.
¿Qué es lo que ha hecho que la clase política y los periodistas más reputados hablen de la necesidad de recuperar el espíritu de la Transición o de una reforma de la Constitución? Los más atrevidos hablan incluso de un modelo político agotado, de un fin de régimen. Sin duda, los grandes casos de corrupción que afectan a todas las instituciones o el desafío separatista tienen mucho que ver. Es curioso que la solución que proponen sea la misma que dio origen al régimen que ha provocado estos males: reforma, pactos, consenso.

La corrupción no es una consecuencia de un régimen agotado, es parte de ese régimen, un elemento necesario para su funcionamiento, como el aceite que lubrica las piezas de una máquina. Creen que la solución para ese agotamiento del régimen es una revitalización con los mismos ingredientes que le dieron vida. Creen que los españoles necesitan ilusionarse, recuperar la afección por el régimen político. Creen que el problema es un estado de ánimo.

La corrupción ha estado presente desde el primer día de ese régimen. La crisis económica que ha golpeado duro a la sociedad española ha hecho que esta sea menos tolerante con la corrupción y los privilegios de los políticos, pero en cuanto mejoren sus condiciones económicas se olvidarán y asumirán con naturalidad que la corrupción es algo inevitable, un mal necesario, qué se le va a hacer, las cosas funcionan así. Muchas veces se conocen los casos de corrupción porque le interesa a un partido; es un arma para debilitar al adversario y llegar al poder. Conseguido su objetivo desaparece su deseo de justicia y puede que algún cabeza de turco vaya a la cárcel por un tiempo pero los partidos seguirán impunes y los votantes, identificados con la clase política, ratificarán las listas de partido y las siglas de la corrupción. Verán normal sacar provecho de un cargo público para beneficio personal y el nepotismo como una oportunidad que sólo un tonto dejaría pasar.

¿Y qué harán para frenar al separatismo? Que en la Constitución se diga que en España hay varias nacionalidades ha servido para nutrir ese nacionalismo periférico. Ahora hablan de federalismo, ¿saben qué significa esa palabra? ¿Es que hay en España varios Estados independientes que hayan acordado unirse en una Federación? Un jefe de partido ha dicho que es necesario reformar la Constitución para garantizar la convivencia de los españoles para otros veinte o treinta años. Al parecer los españoles necesitamos una reforma de la Constitución cada veinte o treinta años para poder seguir viviendo juntos. ¿Y qué clase de reforma puede satisfacer a un separatista cuyo sueño es la independencia de su región?

Reformar la Constitución para garantizar o ampliar los derechos sociales -más demagogia-. Para abrir las listas de partidos, misma partidocracia. Reforma.

Tanto la clase política como los entusiastas partidarios del reformismo del periodismo español piden reformas, pactos, consenso, una segunda Transición, recuperar el espíritu de la Transición y el espíritu de concordia. Un prestigioso periodista fundador de periódicos se refería a aquel periodo como el de la “Santa Transición”. Una nueva religión nació con el nuevo régimen, la del “dios Consenso”. Basta nombrar esa palabra mágica para que una situación ilegal sea aceptada: es que es fruto del consenso; o para obstaculizar cualquier innovación: es que no hay consenso. Al igual que para exigir obediencia o disuadir de una conducta bastaría decir el Gran Líder aprueba esto o el Gran Líder no lo aprobaría en un régimen totalitario o en una secta. El consenso es también el lenguaje de los mafiosos.

Cuando han pasado cuatro décadas de aquel proceso político se escriben libros, se hacen programas de televisión en los que se conmemora y celebra la Transición, se suceden las entrevistas a los protagonistas de la política de aquellos años, etc. Todos coinciden en que fue un gran logro.

Pero hay siempre un nombre y una idea ausentes. El nombre, Antonio García-Trevijano Forte. Si se le menciona es para quitarle importancia; alguien que simplemente estaba allí. La idea: ruptura democrática. Si se habla de ella es para convertirla en sinónimo de desorden, inestabilidad o utopía.

Nombre e idea condenados al silencio. Un silencio ensordecedor, intolerable para los oídos de los que buscan la verdad.

Creative Commons License

Este trabajo de Diego O. E. está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

4
Dejar una respuesta

Por favor regístrese o Conecta para comentar
4 Hilos de comentarios
0 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
4 Autores de comentarios
ElenaJuan Sin MiedoOriónGonzalo Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Gonzalo Alvarez

La corrupción y la inmoralidad pública son productos naturales y forzosos de esta Monarquía oligocrática dentro de un Estado de partidos,y no resultados indeseados de la democracia.La Ley Fundamental borbónica de 1978 adjudica el ejercicio de la política a durabilidad a una corporación de profesionales del poder que se proporciona los empleos del Estado,en porcentaje a la cuota electoral de cada integrante-partido.El consenso es el concepto preponderante y dispositivo de estabilidad de la oligarquía de partidos.La Transición se llevó a cabo desde si misma hacia si misma y se conserva en ella misma.En la Transición no hubo reconocimiento alguno de la libertad política de los españoles.

Orión
Orión

Valientes y respetados Republicos, Es un honor sentirse parte del pensamiento colectivo, lean e incorruptible del MCRC y de la gran altura moral e intelectual de sus asociados. Republicos en la decidida lucha para desequilibrar la balanza con “LA ABTENCIÓN DEL 20D” el camino hacia “LA ÚLTIMA TRANSICIÓN” esta tomado y el rumbo a “LA NUEVA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA” marcado. El MCRC tiene la obligación moral y civil de formar parte activa y representativa de todos los acontecimientos presentes y futuros que acontecerán al “NUEVO ORDEN DE ESPAÑA” Republicos e ilustres asociados para construir hay que destruir y esa acción nos lleva al momento histórico actual donde el MCRC puede ser testigo directo del final de un sistema político insostenible y un desgobierno total. Republicos, asociados hago una llamada de responsabilidad a la conciencia colectiva del MCRC para ser una alternativa real a la posibilidad de que se eque se establezcan la base a una futura asamblea constituyente y así poder formar “LA NUEVA CONSTITUCIÓN” Acción “NO VOTES 20D” – Usar las nuevas tecnologías de la comunicación, para hacer llegar a los medios de difusión masivos la acción y voz de abstención “NO VOTES” y firmar con MRCR. Crear opinión firmar. – Núcleos principales de población. localizar puntos estratégicos de visión “NO VOTES” por donde miles de personas pasen x minuto, el espacio Público, nodos de comunicación transporte público. Provocar a informativos TV masivos y RADIOS DE ONDA donde la voz de REVOLUCIÓN Y AMORALIDAD ya no se puede silenciar “NO VOTES” “ABSTENCIÓN” firmar MCRC – centros culturales, deportivos, universidades, etc Acción pasiva = Reacción = Repercusión activa. IDEAs, el 20D se acerca,todo suma a favor de la ABTENCIÓN, a No legalizar la corrupción, la catástrofe con el voto ciudadano. Visionar que muchos ciudadanos millones buscan el camino de la libertad y la verdad… Creer en vosotros mismos en los valores y principios, ahí esta la fuerza del MCRC. .. Es posible que las nuevas tecnologías puede ayudar a la sociedad civil a estar más representada y activa en la toma de decisiones locales y populares y ayudar a desmitificar este sistema político actual, ya en su fase de declive absoluto. Dar claridad y hacer uso donde el ocultismo disfrazo de troyano se instaló. Admirado fundador Don Antonio eres fuente de sabiduría y motivación, ejemplo de entrega y dedicación a las nobles causas. Quiero agradecerle personal y públicamente su gran aportación… Leer mas »

Juan Sin Miedo
Juan Sin Miedo

Estoy de acuerdo con Orión, los repúblicos tenemos el deber de propagar SIN TREGUA ALGUNA los principios, valores y objetivos del M.C.R.C.
La democracia, la libertad política colectiva, la representación del votante, la separación de poderes, etc.; de todo esto se carece en el VIGENTE RÉGIMEN DE PODER OLIGÁRQUICO Y ABSOLUTAMENTE CRIMINAL E IMPUNE QUE SUFRIMOS.
Ya se llegó, hace mucho tiempo, a que para enterarse de lo que pasa en España hay que recurrir a la prensa extranjera, igual que pasaba durante EL TERRORISMO Y GENOCIDIO DE ESTADO QUE FUE EL FRANQUISMO. Afortunadamente, hoy en día con internet se puede llevar la verdad a muchas personas, al existir libertad para ser verídicos en estos nuevos medios.
En fin, queridos amigos repúblicos, la hegemonía cultural debe estar del lado de la verdad, de la libertad política colectiva, de la lealtad y esto es justamente lo que está impidiendo EL VIGENTE RÉGIMEN DE PODER OLIGÁRQUICO DE ESPAÑA. Y justamente es labor de los repúblicos construir o ayudar a construir la democracia y demás objetivos del M.C.R.C.
Un cordial saludo y SIN TREGUA a difundir y trabajar por nuestros valores y objetivos.

Elena
Elena

Muchísimas gracias por este relato.Casi no puedo creer que por fin vaya a saber lo que realmente ocurrió en aquel período.

Estaba claro que no se contaba la verdad.El síntoma :”Pero hay siempre un nombre y una idea ausentes. El nombre, Antonio García-Trevijano Forte” . Suficiente para reconocer la falsedad de una crónica.

De nuevo,gracias.