El programa de hoy analiza la noticia sobre la expulsión de Rusia del G-8. EEUU y sus aliados suspenden las reuniones con Moscú. La cita de las potencias previstas en Junio se celebrará en Bruselas. Kiev ordena la retirada de Crimea. Para Trevijano el G-8 ha desaparecido y no está claro que se vaya a crear el G-7. No es una tragedia. En relación al caso de Crimea y el tratado sobre armas nucleares entre Rusia y EEUU, Trevijano recuerda la cláusula “Rebus sic stantibus” que hace referencia a un principio de derecho.

Trevijano anuncia que personalidades importantes le han pedido que promueva la creación de una asociación civil, para agrupar en ella a todos los europeos que tengan la convicción de que Rusia es europea y tiene que acercarse mas a Europa. Se le pide que que promueva la necesidad de respetar la historia y la realidad sociedad europea y rusa, promoviendo el acercamiento de la sociedad civil de los países actuales de la UE, para exponer y desarrollar las relaciones culturales con la sociedad civil rusa. Le han pedido que escriba las bases para desarrollar esa amistad. Defenderá al pueblo ruso, no a Putín ni al gobierno ruso. Recordando el sueño de Dostoievski, Trevijano piensa que Rusia tiene el papel de salvar a Europa. Como ya ha expuesto en otras ocasiones, las raíces de donde arranca la singularidad de Rusia y España es en que ambos pudieron ser asiático uno y africano el otro y decidieron ser europeos.

En la segunda parte seguimos con noticias y análisis sobre el mito de Suárez. Declaraciones de Artur Mar y Margallo, y como estos hacen el ridículo.

Hay tres conceptos legítimos de consenso. El consenso social, consenso de la comunidad
científica y el que se está creando recientemente de consenso de la comunidad internacional. España inventó el concepto de consenso político, equivalente al acuerdo expreso por unanimidad, donde cada parte renuncia a algo que hasta ese momento la definía como singularidad, para pasar a integrarse en un conjunto donde ya nadie se diferencia del resto. Es la transición española la que inventa el concepto de consenso político, como algo voluntario, es decir como algo contrario a toda idea de consenso. El consenso o es involuntario, inconsciente o no es consenso, es un acuerdo.

En España se crea el consenso político como un acuerdo expreso y formal para renunciar a los principios fundamentales que separan a cada partido, para formar un solo bloque mediante un consenso voluntario que en el fondo es un contrato de transacción. Es decir un acuerdo en virtud del cual se renuncia a algo esencial para poner fin o evitar un pleito. Exactamente lo que ha pasado en España. Suárez practicó sin saberlo el consenso.

Si en España hay corrupción fracaso, es lo que se esperaba. Una Constitución por consenso es imposible. Es imposible que las reglas de juego sean igualmente válidas para una ideología que para otra. Por ejemplo la Ley electoral, o la separación de poderes. Si hoy no hay separación de poderes es porque en la Constitución se decidió por consenso. El Partido Comunista es el mas tonto en el sistema del consenso. Acepta porque vive de eso y a cambio le pagan, y los sindicatos igual. Esta es la fuente de la corrupción.

Esto es lo que consiguió Suárez. Con el todos recibieron algo y por eso todos hablan bien de el. Ahora vemos como todas esas concesiones explotan. Los grandes culpables del fracaso de España son Juan Carlos y Suárez.

Ha presentado el programa Pedro Gómez, con el análisis de Antonio García-Trevijano y la ayuda técnica de Manuel Ramos.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here