Mariano Rajoy realizó ayer su primera aparición pública desde que el Ejecutivo aprobase en Consejo de Ministros, mediante Real Decreto, la primera parte de su programa de ajustes. Rajoy defendió la subida de impuestos, avanzó las próximas medidas que tomará como presidente del Gobierno y adelantó los resultados de la próxima Encuesta sobre la Población Activa (EPA), que cifra en 5,3 millones de parados.

Mariano Rajoy ha pasado en un día del mutismo más absoluto a inundar los medios con sus declaraciones. El presidente del Gobierno realizó ayer dos apariciones públicas aunque en formatos muy diferentes. La primera de ellas fue en la primera entrevista que concede como jefe del Ejecutivo, que publicó la agencia de noticias EFE. En ella Rajoy defendió la subida de impuestos ante las cifras de déficit del Estado que, insistió en varias ocasiones, no conoció hasta el día 27 de diciembre. Rajoy declaró no ser “partidario de subir los impuestos” y dijo que, en todo caso, “es una medida solamente para dos años, para los años 2012 y 2013” y que “no tenían otra opción” tras conocer que el déficit superaba en 20.000 millones de euros sus previsiones.

También anunció Rajoy las principales tareas que acometerá el Gobierno en el corto plazo. En primer lugar, y en el plazo de un mes, el Ejecutivo popular quiere aprobar una Ley de estabilidad presupuestaria que fije un techo de gasto y de endeudamiento para Estado y comunidades autónomas. En un plazo de tres meses, presentará una reforma del mercado laboral español y un plan de reestructuración del sistema financiero. Un plan, este último, que dijo “va a obligar al saneamiento de las entidades financieras, a su transparencia y a un nuevo proceso de fusiones de entidades financieras en España para que las que haya sean de buen tamaño, sean solventes y, sobre todo, para que vuelvan a dar crédito a las pequeñas y medianas empresa y a las familias.” Además negó Mariano Rajoy que fuese a crearse un “banco malo”.

Comparecencia ante el grupo popular

La segunda aparición pública de Mariano Rajoy se produjo ayer ante el grupo parlamentario popular en el Congreso de los Diputados. Rajoy cifró el ajuste en los Presupuestos para 2012 entre 37.000 y 40.000 millones de euros, necesario para llegar al objetivo del 4,4% de déficit público marcado por la Unión Europa, y realizó una previsión para el déficit de este año que, tal y como se venía anunciando estos últimos días, estará en “algo más” del 8 por ciento. Según el presidente, de ese déficit, 15.000 millones de euros pertenecen a las comunidades autónomas, 3.000 a la administración del Estado, 5.000 a la Seguridad Social y 1.500 a los ayuntamientos.

Además avanzó Rajoy otro dato importante sobre la EPA del pasado diciembre, que aún no se ha hecho pública, pero que, según reveló, arrojará aproximadamente un total de 5.300.000 parados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here