Joaquín Sabina   Los tránsfugas intelectuales mueven ficha   El pasado Sábado, día 19, se celebró en el Auditorio Marcelino Camacho de Madrid, la escenificación de un frente común de intelectuales de izquierda cerrando filas en torno a Cayo Lara, el dirigente de Izquierda Unida. El desencanto ante la política de Rodríguez Zapatero ha hecho que se alejen de él contemplando una previsible victoria del PP en las próximas elecciones municipales y autonómicas. “Este ha sido el punto de partida para crear mesas de convergencia ciudadana en los barrios, localidades y sectores laborales”. Detrás de este movimiento, están escritores, académicos y artistas, siendo los más destacados la escritora Almudena Grandes, el rector de la Universidad Complutense Carlos Berzosa, la ex directora de la Biblioteca Nacional Rosa Regás, el periodista Ignacio Ramonet, el catedrático Vincenç Navarro, el poeta Luis García Montero, el escritor José Luis Sampedro, la secretaria del Forum de Política Feminista Begoña San José o el dirigente del Bloque Nacionalista Gallego Xosé Manuel Beiras. Promueven “una salida social a la crisis”. El mismo lema que utilizó el PSOE para los recortes.   Los llamados “artistas de la ceja” que reclamaron el voto para el Sr. Rodríguez Zapatero con un famoso vídeo en 2008, y que en las últimas elecciones en Cataluña respaldaron al candidato de ICV Joan Herrera, siendo en concreto cincuenta, entre ellos, Joaquín Sabina, Pedro Almodóvar y Antonio Banderas, vuelven a utilizar el mismo golpe de efecto con el que pretenden llegar ahora a nivel nacional ante el descalabro del PSOE, según las encuestas, y de paso salvar a IU en los municipios y autonomías aglomerando al electorado desengañado del PSOE en torno a la coalición que en su connivencia con el partido en el Poder tan buenos beneficios le ha aportado.   En esta ocasión la partidocracia nos enseña su plato más exquisito y mejor elaborado, los intelectuales, ahora tránsfugas, y para el cual ha utilizado los ingredientes más refinados y caros, siempre al margen de la dramática situación económica en la que ha sumergido al país; un plato que tanto influye en la sociedad civil española que vota a su imagen y semejanza, un plato en el cual comen, beben y adquieren sus costumbres y sumisión ante el régimen, siempre con cartel de progresista y de izquierdas y que permite las mayores aberraciones dentro de la cada día más incivilizada sociedad. El paradigma de la cultura.   Los pseudo intelectuales a los que nos tiene acostumbrados esta Monarquía de Partidos que nos domina se han erigido en salvadores del voto del electorado de izquierdas, un buen filón para vender sus productos. Ellos saben mejor que nadie donde están los consumidores en potencia, como también saben que este electorado, en su miseria, desengaño y desesperación, pasaría fácilmente a la abstención. Por eso mueven ficha y se posicionan supuestamente más a la izquierda, también saben que ahí teóricamente y por el sistema proporcional nunca llegarán al poder… pero ellos ya están con el Poder, son hijos del Poder, permanecen dentro del mismo tablero de juegos y con el mismo color.   “Este juego, es un juego estúpido, la única manera de ganar, es no jugar".

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here