Carta del Presidente del MCRC

2

Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto. Es un hábito.
Aristóteles

Si la verdad fuera evidente por sí misma, la elocuencia no sería necesaria.
Cicerón

CARTA A LOS ASOCIADOS DEL MCRC

Leales repúblicos:

Ha pasado más de un mes desde la última asamblea extraordinaria, en la que fuimos elegidos los miembros de la nueva Junta directiva del MCRC. A pesar de las vacaciones del verano y de aquellos que no cesan de poner palos a las ruedas del MCRC, esta Junta ha estado organizándose para poder establecer la comunicación interna con los asociados y emprender las emisiones de televisión, base de nuestra habitual comunicación externa.

Mientras se optimizan los canales de comunicación y se activa la organización territorial, estamos desarrollando un proyecto para reorganizar el MCRC. Es fundamental que durante los próximos meses la Junta Directiva del MCRC trabaje en esa dirección, a fin de poder presentar en el momento oportuno el proyecto a los asociados para su conocimiento, reflexión y participación, antes de la próxima Asamblea ordinaria, en la que debería desplegarse y aprobarse junto a los presupuestos.

Valgan de introducción al proyecto estas palabras a modo de fraternal saludo repúblico:
Verdad, Libertad y Amor son las pasiones más poderosas del mundo. Las tres se configuran, con buen humor, inteligencia y voluntad.

No basta que un pensamiento sea genial, profundo y original; es preciso que sea transmitido con claridad y colorida expresión.

La elocuencia está destinada al corazón como la lógica a la razón, la una para conmover al sentimiento, la otra para convencer al entendimiento. Dos potencias, cada una con sus principios y valores. La mentalidad conoce la verdad, la voluntad busca la libertad a la que nadie puede faltar. Un combinado de ideales y afectos.

El arte de persuadir con respeto y sabiduría, consiste tanto en el agradar como en el inducir, un camino que va de lo más simple a lo más complejo. Definir, deducir y demostrar. Todo proceso de conocimiento pretende llegar a la conciencia profunda de la verdad, a través de las razones evidentes del Logos, la autoridad moral del Ethos y el impulso emocional del Pathos.

La elocuencia aúna y mueve voluntades a la acción. La acción genera entusiasmo. El entusiasmo abre la puerta más profunda de la mente, la de la creatividad, y ésta genera nuevos planes de acción. Las acciones, como poderoso fenómeno de influencia social tienen como fin despertar conciencias, afectos, conductas y actitudes.

En el proceso de persuasión existen cuatro elementos clave: la fuente, el mensaje, el canal y la audiencia. Tenemos todos los elementos para trabajar la memoria, falta cultivar y restablecer la reciproca confianza para poder inspirar a las aptitudes de la audiencia.
La responsabilidad es la habilidad para responder, dominar esa habilidad puede ser nuestra debilidad o nuestra fortaleza. Primero hay que escuchar, después hay que hablar claro, decir la verdad, sin miedo a las consecuencias, ni a las conveniencias, pero demostrando respeto y comprensión a la elemental dignidad de los demás, en beneficio mutuo.

Organizar y dirigir la comunicación interna y externa es la base fundamental, para afrontar eficazmente la realidad, corregir errores, clarificar expectativas, mantener los compromisos, presentar resultados y demostrar lealtad en todo los procesos.

Para decidir hacia dónde queremos ir es necesario saber en qué situación nos encontramos. Un proceso analítico necesario para conocer la situación, descubrir problemas y aprovechar oportunidades. El diagnóstico es el primer paso para reorganizar, para acto seguido poder concretar el Plan Estratégico.

Las finalidades del MCRC están recogidas en los artículos 4 y 5 de sus Estatutos: Creación y difusión de la Libertad Política Colectiva, y la realización de actividades y acciones para cumplir dicho fin: investigación, docencia, estudio, promoción y difusión. Las energías de la libertad deben concentrarse en la conquista de la hegemonía cultural y política en la sociedad civil española.

Los dos únicos objetivos del MCRC son compartidos por la inmensa mayoría de los españoles: asegurar la unidad del sujeto constituyente, España, y transformar, con Libertad Política Colectiva, la partidocracia en democracia, garantizada por la República Constitucional.

Fernando Gómez
Presidente del Movimiento de Ciudadanos hacia la República Constitucional

Creative Commons License

Este trabajo de Fernando Gómez está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/
Fernando Gómez
Flotan botellas con mensajes de alumbrados navegantes. Saltan centellas que desvelan la sombra de un gigante. Brillan estrellas que suspiran una incontenible algarabía.

2
Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
2 Hilos de comentarios
0 Respuestas a hilos
2 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
2 Autores de comentarios
Gonzalo AlvarezFulgencio Del Hierro Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Fulgencio Del Hierro

Esclarecedora y muy oportuna carta querido presidente.

Esclarecedora porque define las líneas maestras de un movimiento noble, y único depositario del legado de García-Trevijano, que no busca nada para sí, ni para sus asociados, sino para la Nación española, y oportuna porque acalla cualquier vestigio de sensación de inactividad en el MCRC.

¡Adelante MCRC!

Gonzalo Alvarez

Los españoles audaces,capaces y decentes más que nunca estamos en acción.Aliento a los más 12.000.000 de españoles que no acuden a las urnas de esta Monarquía borbónica corrompida dentro de un Estado de partidos a que se asocien por 10 módicos euros al M.C.R.C.,singular en el mundo.El propòsito esencial y primordial para los españoles no es,según mi parecer,la Monarquía o la República,sino la democracia,es decir,la forma de Gobierno.TENEMOS que saber compaginar las instituciones con las leyes.Una República parlamentaria es oligárquica.Una Monarquía presidencialista es democrática.