LUIS ÁNGEL CALVO PASCUAL

Uno de los pocos momentos que ha habido en España de creatividad intelectual, con influencia a nivel mundial, lo protagonizó un grupo de frailes, profesores universitarios, conocidos como la Escuela de Salamanca en la primera mitad del s. XVI. Los países protestantes lideraron intelectualmente Europa y no reconocieron la autoría de muchas de sus ideas, teniendo en cuenta que, además, los teólogos salmantinos fueron muy influyentes en Trento. Francisco de Vitoria, Azpilicueta, Tomás de Mercado, Suárez, Luis de Alcalá, Petrus Nonius, Luis de Molina, Jerónimo Muñoz, Domingo de Soto, El Brocense, Fray Luis de León, Francisco de la Torre, Arias Montano, etc., tuvieron ideas originales en las ramas de teología, justicia, economía, física, matemáticas o literatura.

Dominicos y Francisco de Victoria. Salamanca

Perteneciente a esta Escuela, Domingo de Soto hizo unas reflexiones muy agudas sobre el movimiento de los cuerpos que influyeron directamente en Galileo. Fue pionero en afirmar que en la caída libre de los graves la velocidad aumenta cuanto más cerca están del suelo. Una intuición clarísima de la gravedad (véase ref. [1]). Para ser justos, hay que decir que Soto no hizo experimentos. Galileo sí, y por eso es el primer gran físico desde Arquímedes. Newton fue un matemático brillante (véase ref. [2]). Con sus avances en Cálculo, culminó la mecánica clásica con sus 3 famosas leyes y describió el comportamiento de los astros con la ley de la gravitación universal. Vamos a enunciar estas leyes e interpretarlas políticamente:

1ª ley. Todo cuerpo sobre el que no actúa una fuerza está en reposo o tiene un movimiento rectilíneo constante.

Interpretación: Para cambiar la inercia de un sistema político, tiene que actuar una fuerza externa. La dinámica de un partido en el régimen es la misma que la que tiene todo el conjunto, ya que posee una masa mayor. La dinámica del sistema está en gran medida determinada por la fuerza inicial que dio origen a su movimiento. En la política española actual, dicha fuerza es el franquismo porque no hubo ruptura. Podemos y Ciudadanos tienen dinámica franquista.

2ª ley. La fuerza es directamente proporcional a la masa y a la aceleración que genera.

Interpretación: La fuerza externa de un movimiento político, capaz de cambiar la inercia de un sistema podrido como el Español, ha de ser muy grande porque la masa es enorme. Conseguir esta fuerza requiere un gran impulso (impulso=fuerza x tiempo). Por tanto, hay que ser perseverantes y tratar de conseguir que cada día empujen más personas en la misma dirección.

3ª ley. Acción y reacción. La fuerza ejercida sobre un cuerpo es igual a la fuerza que el cuerpo ejerce en sentido contrario.

Interpretación: En el MCRC estamos ejerciendo fuerza en dirección opuesta al régimen de partidos. Es normal que encontremos reacción. Un repúblico que nunca haya sido insultado, tachado de loco, iluso, etc., no es tal, porque eso significa que nunca ha estado en la acción.

A nivel de organización política, la tercera ley de Newton no es más que la separación de poderes. Por eso, en EEUU se llama check and balances, es decir, “contrapesos”, algo que equilibra fuerzas. Igual que la manzana cae por gravedad yendo a más velocidad cuando más cercana está a la Tierra, como anticipó Domingo de Soto, así van los lidercillos políticos españoles atraídos hacia el poder del Estado, incapaces de salir de su dinámica franquista.

 

Referencias:

[1] I. Sols, J. Pérez Camacho, Domingo de Soto en el origen de la Ciencia Moderna. CSIC.
[2] J. Santonja, Newton. El umbral de la ciencia Moderna. Nivola. (2005).
[3] F. GómezEspacio y tiempo en la escuela de Salamanca, Universidad de Salamanca (2004).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 1 =