Continuamos hoy repasando las pasiones de la memoria. El siguiente aspecto que trataremos es la pasión olvidadiza de la ley, justificación legal de la constitución del régimen de partidos. Es una pasión necesaria para que se pueda legitimar, como decía Torcuato Fernández Miranda, el ir de la ley a la ley. Ese truco de magia, basado en el olvido, es que trataremos de explicar hoy.

Presenta: Manuel Ramos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here