Este verano descansan las emisiones públicas en prensa y radio del Movimiento Ciudadano para la República Constitucional (MCRC), pero eso no significa que esta organización se cruce de brazos. De momento, se ha creado una Comisión de Ética que está compuesta por Pedro González, Lorenzo Alonso, Fernando Gómez, Adrián Perales, Armando Merino, Nico Naranja, Matías Díaz Padrón, José Juan Martínez y Antonio Muñoz Ballesta y se va a reorganizar el equipo de colaboradores para el periódico, la radio y la televisión. Todos aquellos que quieran apoyar o colaborar de alguna forma, por modesta que sea, en este nuevo plan mediático pueden dirigirse a Federico Utrera a través del correo electrónico redacció[email protected] contándonos sus sugerencias o escribiendo algún artículo para que consideremos su eventual publicación.

En los últimos meses hemos comprobado como personas pertenecientes a sectores sociales muy diversos se han incorporado al MCRC o han expresado públicamente puntos de vista coincidentes con nuestros principios fundadores. La crisis económica está acentuando la extensión social de nuestros valores políticos y está abriendo muchas inteligencias y despertando otras tantas conciencias. La depresión actual ha puesto ante los ojos de millones de españoles que no hay diferencias entre ninguno de los dos partidos gobernantes. PP y PSOE están demostrando que amparan del mismo modo la corrupción de la Casa Real, de los partidos políticos y sindicatos, de la banca, de la universidad o de la judicatura.

La degenerada partidocracia (incluida IU y UPyD) está en plena descomposición sin que nada nuevo surja como esperanza política para los españoles. La democracia formal o política es la única forma de convivencia pacífica e institucional entre verdaderos ciudadanos. Todos los demás regímenes de poder son propios de súbditos y de sistemas económicos corrompidos. Ninguna organización política, sindical o cultural puede depender del erario público, pues son órganos expresivos de la calidad y potencia de la sociedad civil.

Nuestros medios de comunicación albergarán nuestras ideas y abrirán una sección de “Noticias Prohibidas”, que recogerá lo que numerosos periodistas nos quieren hacer llegar porque se silencia en sus respectivos canales, como sucedió con el querido escolta del juez Carlos Dívar y con investigaciones propias como ha ocurrido con el reciente “caso de los Ferraris” regalados al rey Juan Carlos. Todas las denuncias que nos lleguen las investigaremos y contrastaremos para difundirlas desde nuestras páginas. No hacemos solo periodismo, hacemos humanismo.

Durante estos últimos meses hemos tenido la satisfacción de comprobar que un escritor de fuste como Juan Goytisolo expresaba públicamente su respeto y admiración por Antonio García Trevijano, al tiempo que elogiaba “La Fiera Literaria”, la única publicación cultural con la que nos identificamos. También lamentamos la muerte del actor Juan Luis Galiardo, pero publicamos la noticia de que murió feliz porque aceptó su designación como locutor de la República que le había transmitido el propio Trevijano. También contemplamos como desde la derecha o la izquierda de la actual partidocracia se producían disensiones significativas. El ex diputado del PP y empresario turolense, Manuel Pizarro, denunciaba la corrupción generalizada que infectaba a España, mientras que el historiador Santos Juliá alertaba desde “El País” del creciente desarraigo popular de los poderes públicos. Del mismo modo, el periodista económico Jesús Cacho reclamaba de manera clara y tajante un período de “libertad constituyente”. Junto a antiguas incorporaciones como la del veterano seguidor del MCRC y conservador del Museo del Prado, Matías Díaz Padrón, que se ha sumado como columnista a nuestro diario, en un futuro próximo se añadirán otros nombres pioneros como los de Dalmacio Negro o Roberto Centeno, entre otros muchos que ya prestigian a este diario con su firma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis − 2 =