Siguiendo con la estela de la intervención del rey por televisión el día de Navidad, siguen llegando algunos chistes que nos mandan nuestros lectores. En esta ocasión se plasma el infantilismo del discurso político actual, tanto en las tertulias como en el congreso de los diputados. El lenguaje se trastoca, se dicen palabras dislocadas que, a veces, calan el sentido de la realidad como la burra que toca la flauta. Hoy en día nos tratan como a niños que no pueden opinar, todo lo deciden nuestros padres constitucionales: el Estado. españales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here