Si ya era ridícula la falsaria entrega de este galardón literario, el Premio Nadal ha tenido su culminación en la burla desmedida con la presentación de su noticia en el telediario. Quizá, y sin que sirva de precedente, han dignificado esta farsa literaria – donde un fabricante de libros, mediante el concurso de un jurado comprado, premia un libro que él mismo va a publicar- adjuntándole la fotografía de alguien que, con el mismo nombre pero distinto empeño, ha forjado su carrera mediante el mérito.

Esperemos que Rafa Nadal se recupere pronto de su rodilla y que RTVE solucione sus problemas de edición del telediario.

http://youtu.be/AhPjrQipWhU

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × uno =