Sistemas electorales (y III)

3

LORENZO ALONSO.

En la primera parte reflexionamos sobre los sistemas electorales vigentes en Suiza y en Alemania para desmitificar las excelencias que nos han contado sobre estos modelos. En la segunda parte describimos los sistemas mayoritarios que están vigentes en USA, Canadá, Reino Unido, Francia y Australia para tener criterios políticos a la hora de escoger el más idóneo para nuestra nación. Ahora reflexionaremos sobre la importancia que tiene la delimitación del distrito (comarca, condado, cantón, circunscripción) como ese trozo del territorio que debe ser representado.

La precisión de sus límites depende del nivel de las instituciones que se van a elegir, pues no es lo mismo delimitar los distritos para la Asamblea de la nación que para la Asamblea de un municipio, aunque en ambos casos se tengan en cuenta las características históricas, geográficas y demográficas de cada parte de ese territorio y las interrelaciones que existen entre ambos. En la actualidad hay muchos ejemplos en los que se puede apreciar los equilibrios entre el número de electores y la geografía humana. Para ello seguiremos la práctica de tres países con larga tradición en el sistema mayoritario y una simulación para nuestra nación.

1.- En Estados Unidos de América (USA) los distritos son instituciones básicas del sistema representativo. Hay distritos para elegir a los miembros de las asambleas locales, de la Cámara de Representantes de cada Estado y de la Cámara de Representantes de la Unión. En este último caso, las leyes federales establecen el número de distritos de cada Estado, de acuerdo con el censo de población actualizado. La última reasignación de los 435 miembros de dicha Cámara se hizo de acuerdo con el censo de población de 2010. Según ella, unos Estados tienen solamente un representante, el garantizado por las leyes mencionadas, como ocurre con aquéllos poco poblados (Dakota del Norte, Dakota del Sur, Alaska, Montana, Wyoming, Vermont o Delaware) y en aquellos otros muy poblados tienen muchos, como sucede en los Estados de California (53), Florida (27), Texas (36) o Nueva York (27). Como puede comprobarse, estos cuatro Estados aportan un tercio de los escaños de esta Cámara.

Posteriormente cada Estado tiene competencia para la delimitación de los distritos, teniendo en cuenta la dispersión de la población y la división administrativa del Estado: el condado (en 48 Estados), la parroquia (Luisiana) o el borough (Alaska). El mapa de los condados (y unidades administrativas equivalentes) de USA es muy utilizado por las empresas de sondeos y por las maquinarias de los partidos para pulsar de forma instantánea, con los medios telemáticos actuales, la opinión política de la mayoría de sus habitantes. Pero no siempre las cosas son como las piensa la razón, pues a veces los caprichos políticos y los intereses partidistas han fabricado distritos rocambolescos (gerrymandering). Este término proviene de un gobernador de Massachusetts de principios del siglo XIX (Elbridge Gerry)[ que ideó un distrito cuyo reflejo en un mapa se parecía a una salamandra (en inglés: salamander); los periodistas lo bautizaron como “gerry-mander” y a esa práctica fraudulenta como “gerrymandering”.

2.- En el Reino Unido la delimitación de los distritos que sirven de base para elegir a cada miembro de la Cámara de los Comunes se realiza por cuatro Comisiones Independientes: Inglaterra, País de Gales, Escocia e Irlanda del Norte. El número de distritos que corresponde a cada parte del Reino Unido depende fundamentalmente de la población de cada uno de estos territorios. En su delimitación se han tenido en cuenta los límites de los Condados históricos (ancient counties) y las reformas introducidas a lo largo de su historia (como la de 1990), las diferencias que existen entre distritos rurales y distritos urbanos. A muchos de los lectores le traerán recuerdos los nombres de algunos de ellos: Londres, Bristol, Oxford, Cambridge, Buckingham, Essex, Nottingham, Kent, Isla de Wight, etc.

Las conclusiones de esas comisiones se someten a la aprobación parlamentaria y la vigencia de sus conclusiones suelen prolongarse durante 8, 12 o más años. Desde el año 2000 el Reino Unido tiene 646 distritos electorales para esa Cámara: 529 en Inglaterra, 59 en Escocia, 40 en País de Gales y 18 en Irlanda del Norte. Estas delimitaciones también han servido para la demarcación de los distritos uninominales de la Asamblea Nacional de Gales y del Parlamento de Escocia, así como para los distritos plurinominales de Irlanda del Norte y para la elección de los diputados del Parlamento Europeo (mediante su agregación).

3.- Para comprender bien las circunscripciones franceses que sirven de base para elegir los 577 diputados de la Asamblea Nacional francesa hay que dar un pequeño paseo por el origen histórico de su organización territorial, sobre todo de los Departamentos, Cantones y Comunas, ya que las regiones han sido una creación posterior, basadas en la unión de varios departamentos de origen próximo (Alsacia, Lorena, Aquitania).

Cada Departamento está formado por varios Cantones (el Departamento 64, Pirineos Atlánticos, tiene 52 Cantones). El único Departamento que no está dividido en Cantones es el de París (Departamento 75, que no tiene Consejo General del Departamento y sus funciones son asumidas por el Consejo de la Ciudad de París). Cada Cantón esta formado por una o varias Comunas locales; y sirve de distrito electoral para el Consejo General del Departamento, para la elección de los miembros de la Asamblea Regional y para la demarcación de las circunscripciones de los diputados de la Asamblea Nacional.

En el caso de un Departamento pequeño, la ley le otorga al menos un representante; en los demás casos, la circunscripción es una subdivisión del Departamento, formada por varios Cantones, de acuerdo con la distribución de la población (105.000 habitantes  aproximadamente y su variación no debe exceder del 20% de la media nacional). Por ejemplo, el Departamento 64, Pirineos Atlánticos, se divide en 6 circunscripciones electorales, en cada uno de ellas se elige a un Diputado a doble vuelta. La circunscripción 6 de dicho Departamento está formada por los Cantones (muy conocidos por nosotros debido a su cercanía) de Biarritz Este, Biarritz Oeste, Espelette, Hendaya, San Juan de Luz y Ustaritz. Una de las zonas más pobladas de Francia es el área metropolitana de París y sus alrededores, la región Isla de Francia, integrada por 8 Departamentos que en su conjunto tienen 97 circunscripciones electorales, es decir aportan la sexta parte de los diputados de la Asamblea Nacional Francesa.

4.- Con todo este material descriptivo, tenemos elementos suficientes para idear una España dividida en 400 distritos de 100.000 a 120.000 habitantes  (con una población semejante al distrito francés) para que cada uno de ellos elija a su representante en el Congreso de los Diputados. Para dicho número se ha tenido en cuenta la población de España en 2012: 47 millones de habitantes, según el Instituto Nacional de Estadística.

En su configuración, al igual que en los tres países mencionados, habría que tener en cuenta la histórica división provincial española en 50 provincias (47 peninsulares, 2 de Canarias y 1 de Baleares) y los territorios de Ceuta y Melilla. Por eso la población de cada uno de los distritos no sería exactamente la misma. Partiendo de esta hipótesis, el distrito electoral sería la Provincia, la Isla o Agrupación de islas, en las más pequeñas y una subdivisión de ellas cuando estuviesen muy pobladas. Las provincias poco pobladas de Ávila, Palencia, Segovia, Soria y Teruel, y las ciudades de Ceuta y Melilla serían Distritos electorales únicos. En cambio las provincias muy pobladas tendrían varios Distritos electorales, como Madrid (55), Barcelona (47), Valencia (22) o Sevilla (16); de igual forma que hemos visto en USA o en Francia.

En el caso de las grandes ciudades, también habría que tener en cuenta las costumbres populares y las prácticas administrativas locales de los distritos municipales para la demarcación de los distritos nacionales. La división de una gran ciudad puede ser  un mero artificio si no se tienen en cuenta dichos valores. A modo de ejemplo: a la ciudad de Madrid le corresponderían cerca de 27 representantes, es decir 27 distritos nacionales o circunscripciones, que bien podrían estar basados en el valor histórico de algunos barrios y distritos populares: Chamberí, Argüelles, Salamanca, Latina, Lavapiés, Vallecas, etc.

En conclusión, a través de estos tres artículos hemos querido aportar material estadístico y experiencias internacionales suficientes para poner en marcha un sistema electoral representativo de forma sencilla y pegado a nuestra realidad histórica. Solamente hace falta voluntad política.

Creative Commons License

Este trabajo de Lorenzo Alonso está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

3
Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
3 Hilos de comentarios
0 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
2 Autores de comentarios
Álvaro de NavarraFede Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Fede
Fede

Un gran artículo, muy necesarias estas explicaciones

Álvaro de Navarra
Álvaro de Navarra

En los parlamentos que combinan diputados proporcionales y mayoritarios,¿se han hecho estudios comparativos entre unos y otros sobre corrupción,representatividad,calidad personal,actitud política,etc?. Lo digo porque esos tipos de parlamentos se supone que ofrecen una buenísima oportunidad para comparar. Si ustedes no conocen si hay o no estudios al respecto,¿podrían preguntar a D. Antonio o a algún repúblico? Gracias por estos artículos.

Álvaro de Navarra
Álvaro de Navarra

También sería interesante comparar tipos de financiación de partidos y sindicatos de varios países.