Libertad política es libertad colectiva

0

Resulta unánime en las ideologías que se autotitulan democráticas el reconocimiento de la Libertad Política como marco en el que desarrollar su particular concepción social.

Ya se sea liberal, socialdemócrata o conservador, se asume la premisa de la libertad política como algo esencial para su desarrollo ideológico. Sin embargo tal asunción no es tal, sino presunción ya que en nada explican, formulan ni exigen sobre las condiciones constitucionales de necesaria observancia para llegar a tal libertad política.

En consecuencia la Libertad Política para las ideologías de la postmodernidad es un elemento preexistente al ser propio del que no se ocupan en absoluto ni merece la menor consideración técnica, pues se da por supuesta.

Si además de ello, las ideologías organizadas en partidos pueden llegar al poder político sustrayéndolo a los ciudadanos y encastrándose en el Estado, la presunción de la existencia de Libertad Política eliminándola del debate público, es un útil anestesiante de la sociedad civil.

Sin embargo tal presunción es falsa. La libertad política, lejos de ser un concepto abstracto es claramente concreto y articulable a través de unas normas básicas, pocas, pero de inexcusable cumplimiento. No está ahí porque siempre estuvo, sino que debe ser articulada positivamente. Ahí reside el valor de la técnica constitucional.

No por creer en la separación de poderes esta existe; no por valorar positivamente la representación entre el elector y el elegido esta se da; y no por votar nos encontramos en Democracia.

La denuncia de la Gran Mentira encuentra vehículo en la cuestión constitucional. Que esto no es una democracia resulta de fácil explicación al ignorante que se transforma en sorprendido tras la simple formulación y sencilla explicación de un simple principio: Donde no hay separación de poderes, no hay democracia.

La pedagogía de estas pocas normas y su alcance (Presidencialismo, separación de poderes, sistema electoral mayoritario por distrito uninominal…) en contraste con la prostitución de la palabra democracia en la oligarquía de partidos, es un útil arma de fácil uso.

Creative Commons License

Este trabajo de Pedro M. González está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

Dejar una respuesta

Por favor regístrese o Conecta para comentar
  Suscripción  
Notificar de