20.2 C
Madrid, es
miércoles, 17 octubre 2018
Inicio Tienda Colección 2016 La servidumbre voluntaria

La servidumbre voluntaria

Valorado 4.00 sobre 5 basado en 1 puntuación de cliente
(1 valoración de cliente)

20,00 

Hay existencias

Descripción

 

Entramos en el siglo XXI sin conocer todavía la respuesta de la ciencia al enigma tradicional de la política. Un enigma que ha sido especialmente llamativo en la transición de la dictadura española a la libertad, y que no está en el claro hecho de que unos pocos individuos dominen a otros muchos de su misma especie, cosa que la razón de su dominio puede explicar, sino en la invariante y oscura propensión de los más a dar a los menos el poder que éstos necesitan para aplastarlos o agobiarlos a su antojo.

¿Por qué ante la injusticia social se responde con indignación en lugar de buscar los orígenes mismos de esa servidumbre voluntaria, y se pretende cambiar de amo, sirviéndole de la misma manera voluntaria en un acto de vana indignación, en lugar de buscar soluciones diferentes que cambien precisamente la estructura de lo político?

Antonio García-Trevijano aborda en este libro cuál es la fatalidad que ha podido desnaturalizar al hombre, el único ser que ha nacido para vivir libremente, hasta el punto de borrarle de la memoria la dignidad de sus ser primitivo y su deseo de recobrar la libertad. Analiza y nos descubre cómo por elección popular se puede llegar a esa servidumbre voluntaria, que brota precisamente donde no existe libertad política.

Información adicional

Peso 0.28 kg

1 valoración en La servidumbre voluntaria

  1. Jordi Bargallo Casoliva
    Valorado en 4 de 5

    Jordi Bargallo Casoliva

    En primer lugar, tenemos que tener en cuenta que este ensayo forma parte de un todo llamado “El discurso de la República”. Es un libro que se puede leer de manera independiente pero que fue pensado para leerse conjuntamente con el título: “Hecho Nacional y Conciencia de España”. Una vez hecha esta precisión entremos en materia.
    El texto busca una explicación a la docilidad de los gobernados, a la pregunta de porqué los muchos sirven y obedecen a unos pocos. Concretamente en el caso español la pregunta sería: ¿Por qué los españoles aceptan el gobierno de los partidos sin rechistar? Cuando saben la enorme corrupción que se esconde en su interior (Gürtel, ERES, los GAL, los fondos reservados, el caso Palau, etc.)
    En el capítulo final, Don Antonio propone la Democracia formal como solución a tal estado de cosas acompañado de las reflexiones de grandes hombres del pasado.
    El libro no me ha terminado de gustar porqué precisamente en el capítulo final Don Antonio usa la palabra “Reforma” (de la Carta de 1978), cuando personalmente soy más partidario de la palabra “Ruptura” (Pacífica, claro) que es la que Don Antonio siempre defendió y defiende. El libro se publicó en 1994 y me imagino que Don Antonio tuvo sus motivos para usar la palabra “Reforma”.

Añadir una valoración