Puesto informativo en Málaga

14 de abril: Acción política en Málaga

4
El pasado sábado 14 de Abril, varios repúblicos de Málaga montamos un puesto informativo en el centro de la capital, en el Paseo del Parque, uno de los puntos más concurridos de la ciudad. Llegamos al lugar sobre las 11:30, descargamos todos los bultos y buscamos la mejor posición para que un mayor número de transeúntes pudiesen toparse con nuestras pancartas. Colocamos los dípticos (disponibles en mcrc.es, modelos azul y marrón, que muy amablemente Sergio, de Madrid, nos había enviado) y las tarjetas de contacto; también un par de libros de Trevijano a modo de muestra, ya que aún no conocemos el tipo de permisos que necesitamos para poder vender. Acudimos un total de 3 personas: Adrián Peña y servidor, Alejandro Villalba, estuvimos desde el principio, y Juan Manuel Núñez se unió a la acción a las 17:00. Permanecimos allí durante casi 8 horas, hasta las 19:00, cuando finalizaba el permiso del ayuntamiento.
Anécdotas
  • Aunque el cielo estaba despejado, el viento convirtió la mitad de la jornada en un suplicio: dípticos y tarjetas volando, cartel y caballete más tiempo en el suelo que cumpliendo su función y pancartas que aspiraban a ser velas de un galeón. Un horror. Esto limitó la forma en que tuvimos que montarlo todo. Para la próxima vez, iremos preparados para sortear este tipo de obstáculos. Habría sido de gran ayuda contar con más manos.
  • Si bien es cierto que las personas que pasaron por delante de nuestra mesa fueron incontables, la mayoría no eran españoles. Esto fue un fallo imprevisto por nuestra parte. Como es de sobra conocido, una gran parte de la economía malagueña se basa en el turismo y estando tan cerca del puerto era lógico que una gran parte de la gente no iba a saber leer nuestros carteles. Ya hemos pensado en mejores ubicaciones para las próximas veces.
  • Se acercaron muy pocas personas a preguntar, aunque sí nos fijamos en que la mayoría de los que pasaban junto a nosotros leían la pancarta. Entre los interesados hubo un señor que se autocalificaba republicano, a quien explicamos nuestras ideas y le dimos información y referencias de libros; un muchacho muy joven que mostraba su conformidad mientras pasaba por delante, a quien interpelamos y dimos información; un grupo de hombres jóvenes conocidos nuestros; un par de muchachos con quien tuvimos un breve debate, etc.
  • Varias personas mayores nos increparon, el caso más destacable fue el de una señora de unos 60 años, acompañada de su marido, la cual se detuvo delante nuestra, leyó la palabra “república” y se puso hecha una fiera, hasta el punto de dar un paso al frente a modo de amenaza contra mi persona, sin haber intercambiado palabra alguna. En nuestra experiencia, dado el carácter de los ancianos malagueños en general, llegar a ese sector de la población es imposible. Al menos mediante este tipo de acciones. Los jóvenes entre 20 y 40 son mucho más abiertos y permeables.
Ha sido una gran experiencia de la que hemos aprendido algunas cosas, cada vez seremos más eficientes.
Dentro de 2 semanas planeamos colocar otra mesa en la Facultad de Derecho, el mismo día en que se celebra un acto conmemorativo de la Constitución al que acuden “importantes” ponentes. Merecerá la pena ver semejante contraste.
¡Adelante repúblicos! ¡Somos la acción!
Alejandro Villalba
Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

4
Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
3 Hilos de comentarios
1 Respuestas a hilos
4 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
4 Autores de comentarios
Jesús García GuillénAtanasio NoriegaAntonio Sebastián Aragón GotarredonaF Javier Jimenez Calero Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
F Javier Jimenez Calero

Muy bien compañeros malagueños. En el grupo de wassap de Madrid nos ha alegrado mucho ver que os habéis lanzado a la calle también. Veo que vuestra pancarta no es la misma, y que la habéis tenido que bajar por el viento, a nosotros también nos ha dado problemas ese aspecto.

Y también nos pasa lo mismo que mencionas con los turistas, y, aunque también nosotros escogemos ubicaciones con interés turístico, no es menos cierto, como me dijo uno de nuestros compañeros, que los turistas se acercan con más frecuencia porque nuestra pancarta no despierta en ellos los prejuicios que tienen, indefectiblemente, los locales.

Y la anécdota con la señora mayor… nos pasó lo mismo la última vez, que estuvimos en el Retiro. Una señora mayor le lanzó la peor de las miradas a nuestra pancarta y cuando un compañero le preguntó si conocía el MCRC… En fin, nada que hacer, la verdad que a mí personalmente me ponen enfermo.

Antonio Sebastián Aragón Gotarredona

Que una persona mayor te lanze la peor de las miradas no quiere decir que todas las personas mayores te vayan a lanzar la peor de las miradas, es más, es posible que haya alguna persona mayor que te lanze la mejor de sus miradas. Creo que la referencia del texto, como del comentario a esta cuestión, no sé si son justos. Lanzar una generalización de ese tipo no me parece procedente. A las señoras mayores no las hacen en serie. Es posible que haya que dirigirse a las señoras mayores de forma diferente, a como uno se dirige a los niños o los jóvenes. Fuera de la cuestión le doy las gracias al equipo de Málaga por su labor y les felicito por ello. Ánimo y adelante.

Atanasio Noriega

Así es. Todos podemos llegar a caer en algún momento en la grosería de la generalización, porque es un modo fácil y cómodo para despachar cualquier cuestión. Eso no significa, necesariamente, que uno no sea consciente de que en su propia generalización, comete siempre un error.

Magnífica la acción, la valentía y la determinación de los repúblicos en Málaga. Bravo por ellos. Es emocionante

Jesús García Guillén

Bufff qué orgulloso estoy de vosotros, coño! Seguid así. Aplaudo esto hasta romperme las manos. Eso sí que es acción.