El salami

0
Mátyás Rákosi

Los Pablemos (Pablo e Irene) tienen más marketing (las teles de Casals), pero menos glamour, que William Hurt y Kathleen Turner, y su versión comunista de “Fuego en el cuerpo” en el Congreso es basurienta.

La pinza, según María Soraya, “funciona de cine”, pero ni el comunismo podía llegar a más ni el marianismo a menos.

Desengáñense –decía el flautista Salvador Boix, apoderado de José Tomás,  a los críticos taurinos–: el toreo es marketing y glamour.

En España el comunismo es marketing de Franco, que en el 50 dejó de culpar a los masones para culpar a los comunistas, y glamour (luto español) de Ibárruri. Ni una mala palabra ni una buena acción.

¡Abajo la República burguesa! –fue el grito comunista en el 31.

En el 36, y en palabras de Joaquín Maurín, el PC era “populachero, demagógico y comunista sólo de nombre”:

A mediados de julio de 1936 correspondía al PC: 1) Misión: convertir a España en una dependencia rusa; 2) Historia: lamentable, negativa; 3) Éxito: ninguno, salvo el Frente Popular, puramente electoral; 4) Fuerza sindical: nula. 5) Proyección intelectual: nula; 6) Fuerza obrera proporcional: 2,5 por 100. 7) Representación parlamentaria: 3,5 por 100. 8) Líderes: Droz (suizo), Codovila (argentino), Rabaté (francés), Stepanov (búlgaro)… Después, nada. Y un poco más allá, Díaz e Ibárruri.

Sobre la actuación del PC en la guerra es una pista que Stalin, que no quería testigos de sus manejos en la contienda, fusiló a todos los comisarios relacionados con España.

“Gobierno Negrín, ¿dónde está Nin?”, pintaban los poumistas en las paredes de Barcelona. “En Salamanca o en Berlín”, escribían, debajo, los comunistas, siempre con buena mano para el humor negro.

En junio de 2017, los pecios de aquella siniestra ideología aspiran a la hegemonía en nuestro Estado de Partidos mediante lo que el húngaro Mátyás Rákosi llamó “táctica del salami”: comerse el poder a rodajas en vez de querer tragarlo todo de una vez, pretensión de Pablemos en enero del 15.

Creative Commons License

Este trabajo de Ignacio Ruiz Quintano está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

Dejar una respuesta

Por favor regístrese o Conecta para comentar
  Suscripción  
Notificar de