«Solidaridad»: ¿nuevo? opio «para» el Pueblo (IV)

0

Aristóteles [en “Política”; s. IV a. de C.]: “Si uno observa desde su origen la evolución de las cosas, también en esta cuestión, como en las demás, podrá obtener la visión más perfecta.”(1)

¿Por qué y de dónde la palabra «solidaridad» en “La ideología alemana” -1845- de Engels y Marx? ¿De dónde y por qué el sustantivo «solidaridad» cual sagrado patronímico del «Día Internacional de la Solidaridad Humana» -20/Diciembre- de la ONU? ¿Por qué y de dónde la «solidaridad» en la Carta Encíclica «Populorum Progressio» -26/Marzo/1967- de Pablo VI? ¿De dónde y por qué la «solidaridad» como lema fundamental en la «Educación para el Desarrollo» promovida por UNICEF? ¿Por qué y de dónde la «solidaridad» en el «Discurso del Santo Padre Francisco ante los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea» el pasado 24/Marzo/2017?…

¿De dónde y porqué la «solidaridad» en el artículo primero de la «Constitución» del «Gran Oriente de Francia», principal institución de la masonería francesa? ¿Por qué y de dónde la reiterada palabra «solidaridad» en el Programa del Partido «Podemos» para las «elecciones europeas» de 2014? ¿Por qué y de dónde la alusión a la «solidaridad» en boca del, al parecer, católico Joseph Bech (Primer Ministro luxemburgués y uno de los así llamados «Padres Fundadores» de la Unión €uropea), en su “discurso pronunciado con ocasión de la firma de los Tratados de Roma(2) (25/Marzo/1957) ¿De dónde y por qué la cansina «solidaridad» esgrimida -23/Junio/2016- por Pablo Iglesias, jefe del citado Partido «Podemos», en defensa de la «U€» tras pronunciarse los ingleses a favor de salirse de ella?… ¿Por qué y de dónde tanta «solidaridad» …?

Citemos algunos de los aludidos escritos y/o alocuciones (a los restantes entre los mencionados no aludimos para evitar repeticiones de citas ya transcritas en artículos anteriores):

> Pablo VI (26/Marzo/1967): “la solidaridad universal, que es un hecho y un beneficio para todos, es también un deber. […] El desarrollo integral del hombre no puede darse sin el desarrollo solidario de la humanidad. […] El deber de solidaridad de las personas es también el de los pueblos.” (3)

> ONU (sitio «web» oficial): “Este año (?), la celebración del Día Internacional de la Solidaridad Humana llega después de que los líderes mundiales adoptasen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que constituye un programa nuevo e inclusivo -después de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)- para erradicar la pobreza, proteger el planeta y garantizar la dignidad para todos. El nuevo programa de los ODS pone en el centro a la persona y al planeta, se apoya en los derechos humanos y está respaldado por una alianza mundial decidida a ayudar a la gente a superar la pobreza, el hambre y las enfermedades. Se forjará por tanto sobre la base de una cooperación y solidaridad mundiales.” (4)

> Artículo 1º de la Constitución de la Logia «Gran Oriente de Francia»: “La Francmasonería, institución esencialmente filantrópica, filosófica y progresiva, tiene por objeto la búsqueda de la verdad, el estudio de la moral y la práctica de la solidaridad.” (5)

> Joseph Bech -25/Marzo/1957- (citado textualmente por Bergoglio el pasado 24/Marzo/2017): “La Comunidad Económica Europea vivirá y tendrá éxito si, durante su existencia, se mantiene fiel al espíritu de solidaridad europea que la creó y si la voluntad común de la Europa en gestación es más fuerte que las voluntades nacionales (2)

> Programa del Partido «Podemos» -elecciones a la «U€»; 2014- (epígrafe Política tributaria justa orientada a la distribución de la riqueza y al servicio de un nuevo modelo de desarrollo): Solidaridad fiscal intraeuropea y cooperación con los países en desarrollo. […] Sistema de Solidaridad que consista en Ayudas al Desplazamiento a aquellos Emigrantes europeos que residan en otro Estado miembro. […] Las competiciones deportivas y sus órganos oficiales deben difundir los valores de la solidaridad y de la comprensión entre las personas.” (6)

> UNICEF (sitio «web» oficial «Enrédate»):Enrédate es el programa educativo de UNICEF que, desde el enfoque teórico que ofrece la Educación para el Desarrollo, fomenta una visión de Ciudadanía Global […]. Su finalidad es promover entre niños, niñas y jóvenes actitudes y valores tales como la solidaridad a nivel mundial, la paz, la tolerancia, la justicia social o la concienciación respecto a temas ambientales.” (7)

¿De dónde y por qué en tantos sitios, en tantos labios, durante tanto tiempo…, tanta, tantísima «solidarité»? Todos los citados son núcleos de Poder (que en «€uropa» traducimos como «Pod€r»): todo es, de hecho, propaganda $ocial-€-burocrática. Y el furibundo y sangriento «éxito» de las «psico-ideologías» del Poder en la «€uropa» contemporánea; el rotundo esperpento de una «€uropa» sin Libertad Política son las principales causas de la útil propagación estatal de tales «psico-ideologías de la sumisión mental», con trasfondo económico. La «solidaridad» es empleada hoy por el Poder, con claridad evidente, como un concepto instrumental «psico-religionario» de alcance poco o nada menos que planetario.

Pero vayamos al origen de la «solidarité». Aunque, antes, pasemos por «la ventanilla» de Karl Marx. La expresión La religión [] es el opio del pueblo (7) (parafraseada en el título de los artículos de esta serie) fue escrita por «santoMarx» en su artículo “Introducción a la crítica de la Filosofía del Derecho de Hegel (8), publicado, junto con “Sobre «La cuestión judía»”, en los «Anales Francoalemanes» –París, 1844-. En concreto, escribió Marx (1844): “La miseria «religiosa» es a un tiempo «expresión» de la miseria real y «protesta» contra la miseria real. La religión es la queja de la criatura en pena, el sentimiento de un mundo sin corazón y el espíritu de un estado de cosas embrutecido. Es el «opio» del pueblo. La superación de la religión como felicidad «ilusoria» del pueblo es la exigencia de que éste sea «realmente» feliz. […] La crítica de la religión es ya, por tanto, implícitamente la crítica del valle de lágrimas, santificado por la religión. (8) Todas esas frívolas estupideces y simplezas auto-complacientes escribió el fabulador «santoMarx» a mediados del siglo XIX; en el siglo siguiente, el siglo XX, vendrían los totalitarismos marxistas de Rusia o China donde, como bien sabemos, «el Pueblo» debió ser, está debiendo ser, «realmente feliz».

En 1845 «santoMarx» escribiría, junto con Friedrich Engels, «La ideología alemana». Aludieron ahí, como decíamos, a que en la fabulosa y feliz “sociedad comunista, única donde el desarrollo original y libre de los individuos no sea una frase” (9), tendría lugar la maravilla de la “necesaria solidaridad del desarrollo libre de todos” (9). Más adelante, sin embargo, en ese mismo libro (que no fue publicado hasta 1932 por la “socialdemocracia alemana”), Marx se burla del carácter nacional-alemán del verdadero socialismo(8) representado en un artículo publicado en los denominados «Anales Renanos», y escribe: “como en los socialistas franceses aparecen las palabras égalité, solidarité, unité des intérêts [igualdad, solidaridad, unidad de intereses], nuestro autor trata de convertirlas, traducidas, en «sillares» del verdadero socialismo.”(9)

En uno de los manuscritos de «La ideología alemana» se refiere Marx a “las exposiciones reales de los socialistas franceses (9) (frente a las “frases ideológicas de los verdaderos socialistas” (9) -alemanes-). Entre tales «socialistas franceses» se encontraba por entonces Pierre Leroux. En una carta (03/Octubre/1843) al filósofo Ludwig Feuerbach, se refiere Karl Marx a Pierre Leroux calificándole como “el genial Leroux” (10b).

Aunque (al menos hasta donde yo sé) Marx ni lo nombra en sus obras, el influjo del visionario Pierre Leroux en la gestación inicial del pensamiento marxista es patente. Respecto a las citadas palabras de Marx en torno a la religión como “opio del pueblo” (8), basten las siguientes palabras de Leroux (1831): “los sacerdotes mantendrían a la nación en la ignorancia; un pacto se establecería entre todos esos viejos escombros del Antiguo Régimen y la aristocracia de la riqueza; y sin embargo el pueblo, el pueblo inmenso, trabajaría para pagar la ociosidad, entregado hereditariamente a la inmoralidad, al embrutecimiento, a la miseria. […] ¿Dónde está ese pensamiento orgánico y constitutivo de la sociedad de la Edad Media que hacía del cielo el suplemento de la Tierra y que, reparando la Tierra mediante el cielo prometido, satisfacía así la justicia? Este pensamiento está destruido; ese cielo y esa Tierra ya no existen para nosotros. […] La Tierra sigue siendo un valle de lágrimas, pero los desdichados ya no tienen cielo; y, cuanto más crece el corazón y la inteligencia humana, el espectáculo de esta Humanidad sin paraíso se vuelve más repulsivo y cruel.” (10a)

En el artículo anterior aludíamos al excelente texto del artículo, casi un «micro-ensayo», que escribió don Gustavo Bueno en 2004, titulado “Proyecto para una trituración de la Idea general de Solidaridad”. Escribía entonces don Gustavo: “se admite generalmente que el término «solidaridad» -como término ético moral o político– fue acuñado por Pedro Leroux, en su libro «La Grève de Samarez, poème philosophique», París, 1863.” (11) Pero en esto último erró Gustavo Bueno. Porque fue mucho antes; fue en 1840 cuando Leroux sacó de su chistera craneana a «la Solidaridad» para ofrecérsela en primicia al mundo (a «la Humanidad» deberíamos decir). Fue en 1840 cuando se publicó su obra, de claro corte masónico, que llevaba por título, nada menos que: “De l’Humanité, de son principe et de son avenir, où se trouve exposée la vrai définition de la religion, et où l’on explique le sens, la suite et l’enchaînement du mosaïsme et du christianisme” [traducción en la imagen].

Es curioso, curioso y tristemente irónico: los Papas de la Iglesia romana invocan un siglo después a «la Solidaridad», mientras el mentor político de esa palabra, Pierre Leroux, inventó «la Solidarité» como principio sustitutorio de la, según él, egoísta y apolillada «caridad cristiana» (“porque la caridad, en el fondo, es egoísmo” (12) -escribió en 1840-). Y que Bergoglio, el primer Papa jesuita de la Historia, invoque «la Solidaridad» que puso en circulación Leroux para ser aplicada a una sociedad que consideraba por fin liberada de los reyes y de los jesuitas, y de todo ese pasado (10a) (en carta “A los filósofos” -1831-). La sonámbula confusión política actual parece no tener límites.

Seguiremos con el «social-solidario» Leroux en el siguiente artículo. Bastante se ha extendido éste. Pero no me resisto a mencionar otra triste y terrible ironía. Escribía Marx en 1844 que La religión […] es el opio del pueblo” (8); y en 1845 se burlaba del “carácter nacional-alemán del verdadero socialismo” (9). Casi un siglo después, el jefe del Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores, Adolf Hitler, expresó lo siguiente (13/Diciembre/1941): “no hay motivos para que deseemos que los italianos y los españoles se liberen por sí mismos de la droga del cristianismo. Seamos el único pueblo inmune a la enfermedad.” (13)

Seamos inmunes hoy, en España, a la tóxica propaganda de esa engañosa «psico-ideología» del «Pod€r» llamada «Solidaridad»; el «Pod€r», claro es, siempre se complace de que «nos-solidaricemos» con él.

 


(1) ARISTÓTELES. “Política”. Editorial Gredos, S.A. 2000. [escrito s. IV a de C.].

(2) Papa FRANCISCO (BERGOGLIO, Jorge Mario). “Discurso del Santo Padre Francisco a los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea presentes en Italia para la celebración del 60 aniversario del Tratado de Roma” Página «web» oficial del Estado Vaticano.

(3) PABLO VI (MONTINI, Antonio María). Carta encíclica Populorum Progressio” >>>A los obispos, sacerdotes, religiosos y fieles de todo el mundo y a todos los hombres de buena voluntad sobre la necesidad de promover el desarrollo de los pueblos.” Página «web» oficial del Estado Vaticano.

(4) ORGANIZACIÓN DE NACIONES UNIDAS. Sitio «web» oficial. Página dedicada al “Día Internacional de la Solidaridad Humana. 20 de diciembre.”

(5) GRAN ORIENTE DE FRANCIA. Sitio «web» oficial. Panfleto publicitario Un caminar iniciático… y un compromiso con la república.”

(6) Partido «PODEMOS». Sitio «web» oficial. Documento final del Programa colaborativo” [elecc. europeas-2014].

(7) FONDO DE NACIONES UNIDAS PARA LA INFANCIA (UNICEF). Sitio «web» oficial: “Enrédate”. Página “Qué es Enrédate”.

(8) MARX, Karl. “Introducción a la crítica de la Filosofía del Derecho de Hegel”. PRE-TEXTOS, 2013. [ed. org. 1844].

(9) MARX, Karl; ENGELS, Friedrich. La ideología alemana” [“Crítica de la novísima filosofía alemana en las personas de sus representantes Feuerbach, B. Bauer y Stirner, y del socialismo alemán en las de sus diferentes profetas. Ediciones Akal, S.A. 2014. [escrito en Bruselas, 1845].

(10) LEROUX, Pierre. “Cartas a los filósofos, los artistas y los políticos”. Editorial GEDISA, S.A. 2016 [ed. orig. 1831]

(10a) LEROUX, Pierre. “A los filósofos”. Publicado por 1ª vez en “La Revue enciclopédique” (1831; revisado en 1841).

(10b) En Anexo: MARX, Karl. Carta de Marx a Ludwig Feuerbach en Bruckberg. Kreuznach, 3 de octubre de 1843.”

(11) BUENO, Gustavo. “Proyecto para una trituración de la Idea General de Solidaridad”. Sección “Rasguños” de Gustavo Bueno. Revista El Catoblepas”, Nº 26. Abril, 2004. [Disponible en el sitio «web» de la Fundación Gustavo Bueno -nódulo.org-].

(12) LEROUX, Pierre. De l’Humanité, de son príncipe et de son avenir, où se trouve exposée la vrai définition de la religion, et où l’on explique le sens, la suite et l’enchaînement du mosaïsme et du christianisme”. Texto en «pdf» disponible en el sitio «web» del “CDI-l’École alsacienne”. París. [ed. orig. 1840].

(13) HITLER, Adolf. “Las conversaciones privadas de Hitler”. CRÍTICA, S.L. 2008. [edic. orig. 1953].

 

Responder

Sé el primero en comentar!

Notificar si
wpDiscuz