El arte de la lidia

2

Descripción del arte del toreo a diferencia de otras costumbres bárbaras. RLC y Libertad constituyente TV, programa “diálogos de Somosaguas” (28-10-2012).

Edición: Juan Antº. Pérez
Locución: David Cabrera
Dirección técnica: Carlos Ferrándiz
Coordinación producción: César Bobadilla

Visite mcrc.es y asóciese al Movimiento de Ciudadanos hacia la República Constitucional

Radio Libertad Constituyente 2017
diariorc.com mcrc.es

Música: Danza española nº5, Enrique Granados

Creative Commons License

Este trabajo de Antonio García-Trevijano está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

2
Dejar una respuesta

Por favor regístrese o Conecta para comentar
2 Hilos de comentarios
0 Respuestas a hilos
1 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
1 Autores de comentarios
Alberto Bermejo Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Alberto Bermejo

Con todo mi respeto, estoy en total desacuerdo con Don Antonio.

Él mismo le dijo a Ramón Tamames en aquel programa de La Clave que dejase de hablar de vacas sagradas respecto a la transición. Pues bien, creo que D. Antonio habla de vacas sagradas con respecto a la tauromaquia, realizando una descripción emic, ofreciendo datos subjetivos.

La Tauromaquia lleva en sí un salvajismo totalmente anacrónico, encabezado como bien dice D. Antonio con el picado del toro. Esta violencia pienso que está muy por encima a toda la filosofía y arte que encierra esta actividad. Si en lugar de un toro se realizase una lidia con un perro grande, o incluso un caballo, la mayor parte de los Españoles se llevaría las manos a la cabeza al ver semejante atrocidad. Sin embargo, nadie se lleva las manos a la cabeza al ver picar un toro, y sin embargo los tres son mamíferos y sienten el dolor de la misma forma. El toro tiene un sistema nervioso central prácticamente igual al nuestro, por lo que un golpe punzante con una puya en la zona cervical le dolerá y le causará hemorragias igual que a cualquier mamífero. Toda esta diferencia de percepciones ante el sufrimiento de los 3 animales mencionados se explica perfectamente en la obra de Marvin Harris con respecto a los tabús de diferentes civilizaciones con determinados animales, sin embargo, creo que una persona objetiva y amante de la verdad debería ir más allá de la tradición y de las descripciones emic para llegar a la conclusión de que cualquier sufrimiento ocasionado a un animal (y sobretodo a especies con un sistema nervioso central prácticamente igual al nuestro) con el único fin de entretener es reprobable, bárbaro y anacrónico.

(continúa…)

Alberto Bermejo

No estoy en contra del dominio del animal por el hombre, ni siquiera de su muerte si se realiza de la forma más rápida e indolora que se tenga a mano, y si es para un buen fin, como puede ser comérselo. Solo me resulta muy curioso como agrónomo, que muchas leyes en Europa que regulan el sacrificio de animales impidan matar a cualquier animal doméstico para consumo de carne si no es con aturdimiento o con pistola de bala cautiva, y sin embargo haya esta excepción para esta tradición tan nuestra de picar, aguijonear y matar al toro a espada. Como si fuésemos una tribu de bárbaros con extraños rituales que hay que tolerar para que no se pongan revoltosos.

Por último, decir que se podría modernizar la tauromaquia y adaptarla a los tiempos modernos criando razas de toros menos agresivas. ¿Qué sentido tiene presumir de la bravura del toro si luego hay que amansarlo a base de puyazos en el cuello? ¿No se podría únicamente torear a un toro algo más manso sin necesidad de picarlo? ¿Es absolutamente necesario clavarles las banderillas? ¿No se podría reducir el sufrimiento del toro únicamente al momento de su muerte, si este no es indultado?