No hago nada y nada queda por hacer

1

MANUEL GARCÍA.

Wu Wey es un concepto filosófico del taoismo, Wu significa nada, Wei, hacer. Pero su significado nada tiene que ver con la inacción. La intención original de Lao Tse, acerca de la filosofía del Wu Wei, reside en que no hay que dejar nada por hacer y además se puede conquistar el mundo. La ideología del Wu Wei, es como el Tao, no tiene límites.

En la política, se trata de adaptar ésta a la naturaleza del Tao y permitir que el pueblo pueda vivir en su forma natural, sin siquiera percibir que existe el gobierno y así conseguir la paz. Si se gobierna un país de forma exitosa, es mejor no demostrar orgullo, tratar de ser humilde, aparentando no hacer nada. Al igual que el Tao, que engendró a los diez mil seres del universo, pero que nunca presumió de sus méritos, las cosas deben seguir su curso natural, como la Tierra que gira alrededor del sol, siempre regida por la ley natural del Tao.

Wu Wéi es la cualidad específica del Tao; cuando se alcanza este estado, se puede llegar a pacificar hasta la política. Es un estado mental de calma mediante el cual confiamos en nuestras capacidades y en el flujo de la vida. Significa mantener la serenidad incluso en los momentos más oscuros porque sabemos que, antes o después, saldrá el Sol.

No voto y nada queda por hacer.

Los humanos estamos programados para actuar como nos indica la clase política actual, pensamos que debemos votar porque es nuestro deber como ciudadanos. Aunque veamos a diario como las instituciones están corrompidas, seguimos votando sin darnos cuenta de que forzamos las leyes naturales, y que, a pesar de nuestra insistencia en querer arreglarlo todo, votar no sirve de nada. Los gobiernos se hacen fuertes a través de nuestro voto, somos nosotros los que fortalecemos a los sistemas, pero también nosotros somos los que podemos debilitar a las oligarquías de partidos usando el Wu Wéi, al no votar. Esto se convierte en la acción de la no acción. Si no das de comer a la bestia, terminará por morir.

Un ejemplo del no hacer en la historia política lo tenemos en Gandhi. Él demostró que la no acción y el pacifismo eran instrumentos viables para alcanzar objetivos políticos ambiciosos, y que la independencia de la India era posible sin necesidad de derramamiento de sangre. En un siglo convulsionado por dos guerras mundiales, Gandhi logró la victoria a través del Wu Wéi.

Resuelve no servir más y serás inmediatamente libre. No digo que levantes tu mano contra el tirano para derribarlo, sino simplemente que no le apoyes más. Luego verás cómo, igual que un gran Coloso cuyo pedestal ha desaparecido, cae por su propio peso y se rompe en pedazos” Étienne de la Boétie

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

1
Dejar una respuesta

Por favor regístrese o Conecta para comentar
1 Hilos de comentarios
0 Respuestas a hilos
1 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
1 Autores de comentarios
Juan Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Juan

Gracias Manuel García, estoy de acuerdo con lo que dices en el artículo.

Como dice, con absoluta precisión, D. Antonio García-Trevijano, en España la corrupción es un factor de gobierno sin el cual aquí no se podría gobernar (entendiendo, en el presente caso de España, que gobernar consiste en someter, doblegar, anular, idiotizar, pisotear, corromper, saquear, etc. a los gobernados; no creo yo que gobernar pueda consistir en esta sarta de crímenes). Es otra cuestión, que apunto aquí.

Lo que quiero decir es que en España se ha instalado LA CORRUPCIÓN EN MUY DIVERSAS FORMAS para que esta boñiga (con perdón de las boñigas) pueda seguir a flote, a pesar de la infinidad de cadáveres que produce, la infinidad de valores que extermina y que no pueden nunca aquí existir, la infinidad de males que todo esto fomenta. Sigue a flote la boñiga, andará ya (quién sabe) por algún océano o por otro, en fin. Huele mal y apenas puede dar de comer a los moscones autonómicos, locales, o los del capitalismo de amiguetes del B.O.E. u otro Boletín Oficial, Local, etc.

Insisto, porque es absolutamente preciso y retrata la realidad de España a la perfección, en lo que siempre dice D. Antonio García-Trevijano de que LA CORRUPCIÓN (en muchas de sus múltiples caras) ES UN FACTOR DE GOBIERNO EN ESPAÑA Y QUE SIN LA CORRUPCIÓN TODO ESTO SE HUNDIRÍA. Lo reitero porque esto no se puede ni debe ignorar.

Este tema, el tema de la honradez que explicas en tu artículo, así como el inseparable tema de LA CORRUPCIÓN EN ESPAÑA PARA QUE TODO ESTO SIGA SIN HUNDIRSE, son un tema, dos caras de una misma moneda si se quiere, que requieren un análisis amplio, para que la acción pueda llevar a los OBJETIVOS DEL M.C.R.C.

Saludos, amigos repúblicos y mucho ánimo y mucho gusto en la difusión SIN TREGUA de los valores y objetivos del M.C.R.C.