Contestación a un mediocre periodista de El Mundo

7

Deseo expresar en público mi indignación por la osadía, la irresponsabilidad y la indecencia moral con las que se manifiesta Víctor de la Serna, en su habitual columna del El Mundo del día 13 de agosto, sobre mi persona.

  1. Es miserable que este señor se refiera al asunto de Guinea Ecuatorial, cuando ya es notorio que fue una pura difamación de Felipe González y Enrique Múgica, para apartarme del camino de la ruptura democrática del franquismo, de la que yo era inspirador de la estrategia y protagonista en la acción.
  2. Jamás he podido ser tan idiota como para creer que yo inventé el sistema mayoritario de elección de los diputados.
  3. Hay que ser inculto en materia política para desconocer que no fue en el siglo XII, como dice Víctor de la Serna, sino en el XIV, cuando Marsilio de Padua fundamentó, por primera vez, la posibilidad jurídica de que una persona pudiera ser representada por otra (Defensor Pacis 1324).
  4. Victor de la Serna cita, como si fuera fuente de autoridad en materia electoral, a Maurice Duverger, quien no fue creador, sino mero expositor de los tres sistemas electorales (proporcional, mayoritario a doble vuelta y por mayoría simple), para concluir que el bipartidismo era consecuencia del sistema mayoritario a doble vuelta.

Duverger fue mi amigo. En una cena en Paris con D. Juan de Borbón, Conde de Barcelona, le dijo a éste, que mis ideas sobre la representación electoral por mayoría a doble vuelta, junto con la elección directa del Presidente del Gobierno por los ciudadanos, hubieran sido el sueño de Benjamin Constant.

Hoy no estoy solo, como me encontré a finales de 1976. No son centenares, sino miles de personas muy cualificadas, quienes se declaran mis seguidores, por no decir discípulos, no sólo de mi obra escrita, sino también de mi acción política pasada y actual. No soy responsable de las reacciones pacíficas, pero inequívocas, de mis seguidores contra El Mundo, por haber acogido en una de sus principales columnas la calumnia sobre mi actuación por la independencia de Guinea Ecuatorial y el menosprecio por mi personalidad intelectual. Pese a mi demostrada capacidad de resistencia ante la adversidad no puedo ocultar el dolor que me produce ver cómo, todavía en vida, soy difamado en un periódico del que también fui columnista, y donde además, se bloquean las cartas al director enviadas por mis seguidores.

7 Comentarios

  1. En España hay una acostumbrada carencia de consideración a los sabios sin miedo.Un sabio tiene que decir siempre lo que piensa y siente.La ramplonería de los periodistas de manidos deriva de la clase manida de poder político al que sostienen.Los verdaderos demócratas estamos en acción.España va en serio.

  2. La existencia de ese artículo del Mundo indica el nerviosismo de alguien. Evidentemente, el periodista es un “mandao”. No hay nada más que ver lo que publica en twitter para darse cuenta que no es ningún intelectual o estudioso, sino alguien que trata de ganar puestos en la escala social. Sin duda, ha sido un encargo.

    Mi opinión es que hay miedo de que, en estos momentos de “claridad”, de debilidad para los amantes de la oscuridad, se “descubra” la obviedad: la elección del Presidente de Gobierno hubiera ocurrido ya en un sistema de representación directa, de elección directa. Este es el miedo real: descubrir que la partitocracia actual tiene un enorme fallo, la partitocracia requiere de una estabilidad (política y económica) que no tenemos ya. Para ellos, es peligroso todo lo que sea airear las vergüenzas, proponer soluciones probadas (ejemplo USA) e ilustrar políticamente.

    De ahí que se revuelvan los lodos y, sobre todo, se haga un ataque _emocional_ para desequilibrar a D. Antonio.

  3. Es lo único que cabe esperar de los medios de imbecilización de masas, propiedad y al servicio de cualquier tipo de intereses bastardos y carentes de toda libertad de prensa, etc.

    En España se da eso de “el consenso” y por “consenso” no se puede ser libre, no se puede decir la verdad, no se pueden denunciar las mentiras, no se puede denunciar que tal o cual idea o lo que sea es auténtica basura, no se puede decir que estamos en un régimen de poder oligárquico-partitocrático-mafioso-antidemocrático-represor-expoliador-etc.;

    en fin, en España parece que el que se salga de ese “consenso” en el que los apaleados, los usurpados, los tiranizados, etc. deben estar muy contentos y dar infinitas gracias, ya pasan a ser enemigos públicos números unos; es decir, que el que no sea un borrego, un imbéci perdido, un hipócrita, un degenerado de la jerarquía criminal de turno, etc. ya es un “anticonsenso”.

    Espero que D. Antonio García-Trevijano y sus colaboradores vuelvan pronto a emitir sus programas de radio diarios y que no se corten ni un pelo a la hora de poner a cada cual en su sitio; sé que es labor larga y desagradable, pero es necesaria para la consecución de la libertad política colectiva y la democracia en España. Son memorables los audios, por ejemplo, en los que D. Antonio detalla lo que fue el “mito” de Suárez, o quién fue Isidoro, o el criminal virrey de Galicia o el traidor Carrillo y otros muchos analfabetos que los poderes constituyentes (no el pueblo o la nación) elevaron a mitos, así de ridículo es todo en España. Este tipo de programas se hechan de menos.

    Un cordial saludo a todos los repúblicos

  4. Hay miedo, hay miedo, ahora el señor Trevijano no està solo.
    Està claro que el nerviosismo los tiene a la defensiva, no se a que viene esta difamaciòn
    tan oportunista y gratuita solo el miedo y la fuerza de la verdad los hace saltar.
    Parece que cuando un movimiento tiene fuerza ven peligrar sus sillones, su comodidad.
    En este pais es siempre asi cuando alguien los hace pequeños, a ellos, que se creen grandes intentan por todos los medios hacer pequeño a quien les saca dos cuerpos.
    Una pena recurrir a la mentira, a la falsedad, a la ignominia, solo para sacar la cabeza del fango y del hoyo de la maldad de esa inmundicia de la que se rodea la carroña.
    Una vez màs el àguila desmochada va presumiedo de tener la cabeza alta, cuando
    va como pollo sin cabeza dando bandazos a derecha e izquierda.

  5. Para información de Don Antonio García Trevijano, y de todos sus seguidores (entre los cuales me incluyo), en el programa de hoy (1 de septiembre de 2016) de Carlos Herrera, en la Cadena Cope, el señor González ha vuelto a repetir lo mismo sobre Don Antonio García Trevijano, y nos ha dedicado unas “bonitas” palabras a todos sus seguidores. Aquí dejo el link del audio (a partir del minuto 20:20), para conocimiento de Don Antonio García Trevijano, de todo el MCRC, y de todos sus seguidores y simpatizantes: http://www.cope.es/player/herreraencope_010916_8-9&id=2016090109170001&activo=10