El sueco

2

Entre todos nos van a dejar sin pensiones, pero lo importante es que Pablemos ha dicho “socialdemocracia”, confiscando la palabra al resto de jefes del Estado de Partidos.

¡Qué barbaridad! ¡Llamar socialdemócratas a Marx y a Lenin!

¿Qué es socialdemocracia?, dices mientras clavas en mi bolsillo tu tenacilla azul. ¿Qué es socialdemocracia? ¿Y tú me lo preguntas? Socialdemocracia… eres tú.

Hay una socialdemocracia (la de Marx y Lenin, para quienes el “demos”, eso sí, sólo es el proletariado) antes de la primera gran guerra, y hay otra socialdemocracia después (los obreros han fallado a su profeta, matándose entre ellos por sus naciones en vez de quedarse quietos obedeciendo a su conciencia de clase). Pero, desde luego, hay una socialdemocracia después de la segunda gran guerra, que es esta sopa boba (plato único en Europa) financiada por la CIA de Michael Josselson, un Plan Marshall para la “intelectualidá” continental, a ninguno de cuyos más conspicuos representantes, de derecha a izquierda (pero sobre todo a izquierda), dejó con la escudilla vacía. Los herederos de aquellos prendas son los que ahora se escandalizan de que Pablemos se reclame socialdemócrata, como si pudiera reclamarse otra cosa.

El que dice socialdemocracia está intentando engañar –se dice de Pablemos, que es lo que Proudhon decía del que dice “humanidad”.

La idea española de socialdemocracia no se asocia a la requisa de impuestos, sino a Alfredo Landa persiguiendo en calzoncillos blancos a las suecas, y entre los enteradillos, a la hucha de Palme, al revés de Borg, al “hit” de Abba, al “airbag” de Volvo y a la “república independiente” de Ikea.

Lo más inteligente de la farsa de Pablemos es su juego de palabras (“Dales la vuelta, / cógelas del rabo –chillen, putas–, / azótalas, / dales azúcar en la boca a las rejegas…”), sabiendo que todo cuanto debe hacer para pasar por sueco en España es decirse socialdemócrata en Vallecas y agitar su cola de caballo de la Barbie en TV.

Creative Commons License

Este trabajo de Ignacio Ruiz Quintano está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

2
Dejar una respuesta

Por favor regístrese o Conecta para comentar
1 Hilos de comentarios
1 Respuestas a hilos
2 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
2 Autores de comentarios
Gonzalo Alvarez Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Gonzalo Alvarez

La nueva generación de políticos son herederos de los traidores a la libertad política de los españoles que pagan sus impuestos y nietos de los ambiciosos y cobardes provenientes de la dictadura que niegan la democracia haciendo creer que en España la hay.La socialdemocracia es esa política que no tiene chicha ni limonada.

Cómo van a querer la libertad estos golfos, entonces se les terminaría la bicoca, sus cholletes, sus privilegios sin fin, su chulería insoportable y paleta. Es normal que no la quieran ni en pintura. Lo que es ilógico, anormal, desquiciante, es que el pueblo tampoco la quiera haciendo buenas las mentiras de ellos para seguir machacándonos a placer. Se hacen los suecos, como dice Ignacio Ruiz. ¿Por qué una gran parte de la población se hace la sueca también?