Lo que se lee

8

La prensa española gira sin pausa ni remedio dentro de un bucle perverso. Día sí y día también, nos tenemos que desayunar con pseudonoticias que nos informan de las frases pronunciadas por los que nos esclavizan a todos desde el poder. Ni siquiera son pensamientos propios, sino frases adaptadas al momento político concreto, palabras que los asesores creen bien elegidas y que arañarán votos, cuando no son sino torpes intentos de destacarse de los otros, que hacen exactamente lo mismo. Todo ello bien regado de resultados deportivos de tres o cuatro deportes.

No hay análisis serio, no hay crítica por ninguna parte, solo odio, moralina y mucha hipocresía. Y todo esto no es casualidad ya que la prensa es hoy en día uno de los instrumentos más importantes que utiliza el poder no controlado (como lo es el español) para mantenerse exento de responsabilidad. Lo que existe en España no es prensa libre, no es periodismo. Es todo un gran pesebre en el que unos comen más y otros menos, siempre que se acaten órdenes. Al que se salga de la ruta establecida le será retirada de inmediato la publicidad institucional de la que viven.

Y ¿de qué va a hablar después la población? De lo que lee a diario, de las mentiras que hacen pasar por verdades. Es muy fácil conocer de antemano la respuesta que te va a dar cualquier persona que lea a menudo varios diarios nacionales. Será siempre un resumen de toda la manipulación que están llevando a cabo desde hace décadas. Seguimos con unos y otros, estos y aquellos. Un analfabeto que no vea la televisión tendrá más criterio que todos los tertulianos españoles juntos. Se limitará a observar los hechos, sin prejuicios ni frases impuestas por la repetición. Un analfabeto verá mejor que otros que somos un pueblo sin valores, sin ánimo, sin fuerza para luchar por nuestro futuro. Verá con claridad que el gobierno nos esquilma a impuestos para mantener los 17 chiringuitos autonómicos, agujeros sin fondo por donde se nos va la vida. Se dará cuenta de que la justicia es implacable con el que trabaja, paga impuestos y solo quiere vivir en paz, pero es laxa con el corrupto y el mentiroso, a los que protege con múltiples mecanismos jurídicos; y, si se agotan éstos, siempre llegará el indulto por parte del gobierno de turno, para librar de la cárcel a los suyos, sin que los jueces puedan decir nada.

Todo lo que escriben es siempre negativo. La sensación que uno tiene tras leer cualquier panfleto propagandístico español es la de vivir en una tierra que no tiene remedio; pretenden que nos conformemos, que nos resignemos con este régimen de poder dictador disfrazado de democracia. Este gran lobo con piel de corderito inocente y bueno ha vuelto a dividir a la sociedad para vencer él. “Divide et impera (divide y vencerás)”. Cómo no van a vencer los oligarcas si están de manera permanente dividiendo a la sociedad en lo que a ellos les interesa, para que nadie se plantee que el único problema que tenemos son ellos, es este régimen con una constitución infame hecha para que no se cumpla y con la corrupción como factor de gobierno.

Mientras la mayoría se niegue a pensar por sí misma y a dejar que sean unos pocos los que piensen por todos, decidiendo por nosotros lo que merecemos o no, lo que debemos hacer, cómo debemos actuar, sin poder ser nosotros los que les ordenemos a ellos cómo pueden actuar, sin poder expulsarlos del poder si realizan mal sus funciones, como debería ser si estuviéramos en una democracia verdadera con los poderes del estado separados y controlados mutuamente; mientras esto sea así, decía, no saldremos de este bucle de propaganda infame y bochornosa que tiene a la mentira como máxima garante de un régimen putrefacto que puede hacer desaparecer a una nación histórica como es España.

Lo que se lee en España es, simple y llanamente, una gran mentira.

Y no, no es cierto eso de que por repetir mucho una mentira se convierte en verdad. Otra cosa distinta es que la mayoría se acabe acostumbrado a esa mentira y la vea como normal, aun sabiendo que lo es, pero resignados a ella, con los brazos caídos, esperando que un décimo de lotería, una herencia o cualquier otro golpe de suerte nos resuelva económicamente la vida. Pero ¿qué tipo de lotería existe en política? No nos puede tocar la libertad en una tómbola de barrio. Si no la queremos, si no la exigimos con firmeza, si no luchamos por ella, la libertad colectiva, permaneceremos en la esclavitud voluntaria, la peor de las servidumbres posibles.

Con la tecnología actual, que permite saber todo de cada persona en cualquier momento, si no reaccionamos ya, de inmediato, pronto seremos los conejillos de indias, esclavos pero satisfechos, del libro 1984, de George Orwell. Ya estamos ahí, ya vivimos controlados, pero aún podemos ser libres. La verdad y la libertad van de la mano, son lo mismo. Sin verdad no habrá libertad. La mentira es, por tanto, esclavitud y miseria, miedo y oscuridad.

El ser humano ha nacido para ser libre. Es nuestro destino. Que lo estemos retrasando significa solo que aún no nos hemos dado cuenta.

Creative Commons License

Este trabajo de Raúl Cejudo González está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

8
Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
8 Hilos de comentarios
0 Respuestas a hilos
6 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
7 Autores de comentarios
Raúl Cejudo GonzálezEduardo Nebreda GonzálezJuanVicente Ferrer de PellicerAnnett Haseryder Heferan Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Gonzalo Alvarez

Dos principios fundamentales encabezan la verdad constitucional de todo Estado que pretenda ser democrático.Donde no hay separación de poderes,no hay Constitución.Donde no hay control del poder no hay democracia.Proliferan en nuestro pais periodistas,políticos catedráticos de universidad,filósofos,médicos,jueces…que entienden que es necesario admitir la corrupción de las oligarquías y zamparse el abatido espectro de esta Monarquía borbónica que las compone y las anima.El uso de la mentira,es el más peligroso de los vicios políticos.España se encuentra instalada en una GRAN MENTIRA.

Joseluis Escobar Arroyo

¿Las sociedades pueden tener otras formas de gobierno distintas a las que corresponden a sus principios?

Annett Haseryder Heferan

Efectivamente Sr. Raúl Cejudo, la verdad y la libertad van de la mano y, entonces, qué clase de libertad puede transmitir, dar, una democracia opaca y falsamente transparente, desigual, privilegiada y principal, que tiene por usanza y costumbre la ocultación y la manipulación y hasta en el seno de su misma Justicia que ha de ser ella la balanza ciega de las potestades incluida la suya propia. Única la quimera y fantasía puede ser posible si la Prensa informativa es cómplice, una mera y agradecida instrumentación deformativa de la realidad, sin análisis y sin crítica y justamente adaptada al momento político y publicidad institucional y circunstancial de la que mayormente vive, y tal y como usted certeramente nos dice. La complicidad y farsa política, a la que se ha dejado interesada crecer y campar en sus industrias de clientelismo y para hacerla más débil y servil, hace que, incomprensible para la época moderna masdata en la que nos encontramos, las estructuras de gobernanza de las mayorías se encuentren continuadas atadas, marcadas, amordazadas, anestesiadas, y por unas pocas personas que representan a otras pocas élites, y donde la ciudadanía, supuesta soberana, se encuentra sometida, (sin valores, sin ánimo, sin fuerza), y sin las verdaderas capacidades democráticas que su Norma firmada y fechada dice, dicta y al parecer dora. ¿Es así entonces una, la gran estafa?…

Annett Haseryder Heferan

Hoy, afortunada, y gracias a la calidad de medios más esforzados e independientes, gracias a la cercanía de la información más digital y libre, la ciudadanía disponemos, percibimos ya estas grandes realidades encubiertas sistémicas que nos permiten ser y formar opiniones y decisiones más íntegras y certeras, más soberanas y autónomas, dentro de la libre condición y la mutua confianza, (y dejando, si fuese dable, la razón económica tan vital aparcada momentánea). La libertad y la verdad ideal, la emocional y sensible, la filosófica, la imaginativa… se aprenden y se aprehenden, se alcanzan, y a la vez van así solidarias, firmes asociadas y sujetas a la propia singularidad individual y colectiva de las personas, y que nos hacen ser más cordiales, familiares y sabias, educadas y francas, más sinceras y cabales vaya. Buen artículo Sr. Cejudo.

Vicente Ferrer de Pellicer
Vicente Ferrer de Pellicer

Artículo necesario e importante porque aborda ese aspecto tan fundamental como bien definido por don Antonio en la Teoría Pura de la República: “Verdad política y libertad colectiva son la misma cosa”.

Juan

Muy bueno el artículo, Raúl.

Es un artículo lleno de contenido y de mucho simbolismo favorable a los valores y objetivos del M.C.R.C.; este tipo de artículos son, a mi entender, muy buenos para aquellas personas que tienen un gran malestar o que sienten en sus carnes que están siendo burladas, engañadas, sermoneadas, adoctrinadas (parezco Pierre Joseph Proudhon en su famosa descripción “Qué es el Gobierno”), etc., pero que no alcanzan a encontrar cierta luz o cierta claridad; el simbolismo es por ello muy importante, tanto para hacer el bien, como para hacer el mal por parte de los habituales y herederos corruptores, oligarcas, genocidas, etc.

Insisto. El simbolismo y todo esto que acabo de explicar son labores QUE SIN TREGUA hay que seguir haciendo, pues las mejoras no suelen poder verse (igual que no se puede ver crecer la hierba, aunque sí lo puede ver un revolucionario, según la conocida frase); insisto, es seguir en esta labor, SIN TREGUA, por los objetivos, valores e ideario de la DEMOCRACIA, LA SEPARACIÓN DE PODERES, QUE EL VOTANTE SÍ ESTÉ REPRESENTADO, QUE HAYA LIBERTAD POLÍTICA COLECTIVA, QUE TENGAMOS UNA CONSTITUCIÓN QUE SEA VERDADERA Y DEMOCRÁTICA, etc., es decir, LOS VALORES DEL M.C.R.C.

Saludos a todos los amigos repúblicos.

Eduardo Nebreda González

Estimado Raúl.
La percha de la que cuelgan todo eso es el “como si…” como si hubiera democracia, como si hubiera separación de poderes, etc.
Como si el MCRC no hubiera alzado ya su voz, como si no estuviéramos ya enterados. Muchos descubrimos ya las falsedades del sistema, aunque vistan la mona de seda o con los hilos de oro del cuento.
Confío en que abstención y activa sean las primeras palabras vivas en el camino hacia la libertad política colectiva, lo demás cuentos de pesadilla.
Saludos.

Raúl Cejudo González
Raúl Cejudo González

Muchas gracias a todos por comentar.