Formas de Estado y de Gobierno

7

Estado y Gobierno son dos conceptos pertenecientes a la ciencia política que tienden a mezclarse y tratarse de manera parecida hasta el punto de utilizarse indistintamente. Previamente a hacer esta distinción, conviene antes definir, brevemente, la diferencia entre Estado y Nación.

La Nación es el conjunto de individuos que comparten una cultura o modo de vivir colectivo, y que acaban conformando una sociedad. Dentro de esta sociedad existen diferentes clases sociales, con diferentes estatus económicos, de poder, de fuerza, etc. De la Nación surge el Estado como una evolución natural con la intervención de voluntades humanas pertenecientes a una o más clases sociales, no necesariamente todas. La Nación es, por lo tanto, anterior al Estado. El Estado es una organización planificada para ser estable, con la función de ocuparse de la burocracia, la administración, las obras públicas, la defensa militar, etc.

El Gobierno es el brazo ejecutivo del Estado que actúa en su nombre. Tiene que actuar según los poderes que se le han dado como poder ejecutivo. Por lo tanto, el Gobierno es una parte del Estado, no es el Estado en sí, al igual que otras partes son las instituciones judiciales, las fuerzas armadas, la administración pública, etc.

Una vez que sabemos que el Estado surge de la Nación, y que el Gobierno es una parte más del Estado, ambos pueden tener diferentes formas. Actualmente muchos debates se limitan a cuestionar si la forma de Estado debe ser Monarquía o República, sin pararse a preguntar qué tipo de Monarquía o qué tipo de República. Respecto a la forma de Gobierno, que pueden ser muy variadas, hoy en día se simplifica hasta tal punto que se puede llegar a hablar únicamente de dictadura o democracia. Sobretodo teniendo en cuenta que la mayor parte de los países del mundo se autodefinen como democráticos, lo sean o no (algunas dictaduras incluso introducen la palabra en su nombre oficial), cuando la democracia, en su definición formal, es muy precisa y establece claramente cuáles son las condiciones que se tienen que cumplir para que así lo sea. Baste decir que el parlamentarismo es una forma de gobierno distinta de la democracia a pesar de que existe la creencia de que son lo mismo.

Una clasificación tradicional de las formas de Gobierno las distingue por quien tiene el poder: dictadura, como gobierno de uno solo; oligarquía, el gobierno de un grupo reducido; y democracia, el gobierno de todos. En la tabla presentada en este artículo queremos hacer una distinción más exhaustiva y ateniéndonos a ciertos criterios fundamentales.

Aclaraciones

Destacamos principalmente el poder ejecutivo y el poder legislativo para poder centrar el estudio en quien lo sostiene, si el Estado o la Nación, punto crucial de la separación de poderes.

Respecto a los sistemas de elección del poder legislativo explicamos brevemente dos de ellos, siendo los demás autoexplicativos. En el sistema mayoritario de distrito uninominal, o sencillamente de diputado por distrito, la Nación se organiza por distritos de un tamaño aproximado. En cada distrito se puede presentar libremente cualquier ciudadano, perteneciente o no a un partido, para ser su diputado. Los ciudadanos eligen en votación directa quién de los candidatos presentados va a representarlos, en primera vuelta por mayoría simple, o en segunda vuelta entre los dos más votados de la primera. En las versiones más modernas el diputado puede ser revocado de su cargo si la mayoría del distrito así lo decide, reemplazándolo por un sustituto. En el sistema proporcional de listas de partido los diputados tienen que formar parte obligatoriamente de un partido, no pudiendo presentarse ciudadanos independientes. El jefe del partido elige previamente a las personas que formarán parte de la lista en un proceso ajeno a los ciudadanos, por lo que el futuro diputado le debe el puesto a su jefe. El número final de diputados que tendrá cada partido se reparte proporcionalmente según los votos de los ciudadanos a las listas, pudiendo variar el mecanismo de reparto.

Existe representación cuando el mecanismo de elección del diputado le obliga a defender los intereses de los ciudadanos del distrito electoral que lo ha elegido, independientemente de lo que pueda decir el jefe de su partido, en el caso de que pertenezca a uno, u otras personas no pertenecientes al distrito electoral. En caso contrario los ciudadanos, a través del propio mecanismo de elección y revocación, podrán retirarle su mandato.

Existe separación de poderes cuando el mecanismo de elección de los tres poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) se hace en origen, es decir, directamente desde la Nación y sin intervención de ninguno de los otros poderes. Por lo tanto, existirán elecciones presidenciales para que la Nación elija directamente quién será su presidente, separadas, y normalmente en fechas distintas, a las elecciones legislativas, donde los ciudadanos eligen al poder legislativo. Del poder judicial basta mencionar que debe asegurarse que ninguno de los  otros dos poderes pueda influir en él, directa o indirectamente, ni eligiendo sus cargos ni decidiendo su presupuesto.

Para más información consúltese el artículo del cual éste bebe: resúmen de formas de Estado y de Gobierno.

7 Comentarios

  1. La actual Monarquía borbónica que padecen los españoles ni es democrática ni liberal.Carece de todo para ello:un régimen electoral representativo de los administrados que con su dinero contribuyen a la Cosa Pública y una eficaz separación de los poderes del Estado.Las libertades y el sufragio universal es lo único que tiene de civilizado,y no es aprovechado para cimentar el poder político.Solamente es útil para refrendar el poder constituido y modificar,a lo sumo,su distribución interna entre los partidos políticos.Los españoles serán libres cuando tengan el poder de elegir directamente a sus representantes y a sus gobernantes,en correspondientes elecciones separadas,y el poder cierto de controlarlos.Ante este engañabobos,la postura de los demócratas tiene que ser clara y tajante:Abstención y afiliación al M.C.R.C.,singular en el mundo.

  2. Si la Nación moderna pretende ser efectiva y eficiente en la autoridad ciudadana, precisa de medidas directas y rápidas de intervención ante desvíos o derivas de la, su clase representante política y ya que las estructuras institucionales o administrativas se suponen, se supondrían bien construidas, honestas y seguras. Para esta causa es esencial la articulación del referéndum vinculante y que en otras naciones ya existe, y a petición de una parte, que puede oscilar entre 15 y 20%, de la ciudadanía total nacional. Bien por ustedes en la información conceptual a que la Nación es la suma de la ciudadanía cultural y social, y que ella es al parecer quien construye al Estado, que dentro de él van los poderes de la gobernanza, he entendido. La Nación ideal es la que no precisa usar la figura del referéndum. Sobre la condición electoral me inclino por dar competencias completas y en plena confianza a la Cámara Legislativa de representación y que sea ella quien forme la potestad Ejecutiva, y dentro de ella la figura de la Presidencia Ejecutiva o de Gobierno dotada a la vez de la potestad magna y excelsa de la Presidencia de la República nacional, y si se desea mayúscula pues Nacional. Se ahorran elecciones, gastos y ambivalencias, donde la imagen máxima de la Presidencia de la República es figurada, es decir honrada mas no dotada presupuestariamente. Se gana diligencia donde la educada honorabilidad es por igual. A mi ver la condición libertina actual representativa y oligopólica política marca nuestra falta de confianza y credibilidad hoy hacia una Cámara que ha de ser ciertamente más fiel y leal a la propia emanación, emancipación ciudadana. Por resumir, en suma se alcanza una República más actualizada, más ágil y más concisa, a la vez que firme, práctica, decidida y verdadera en su Constitución y en su Ley, y si es que son las mismas entidades y por otra denominación. Es mi opinión, y les saludo atentamente.

  3. Pues queda la forma perfecta: La Monarquía presidencialista. En efecto, aquella que
    tiene un monarca simbólico, pero querido, y que sirve para “estabilizar” y crear la adhesión del 20-30 % de la población monárquica, y una _democracia_ representativa y con división de poderes ( que puede incluso forzar la sucesión dinástica en casos graves).

    En España, República y caos son sinónimo para un 20% de la población, y para otro
    20% es sinónimo de revolución ( y caos), no hay sistema político que aguante con el
    40% de la población en contra.

    • La finalidad de un periodo de libertad constituyente es la de servir al propósito de que se pueda informar a las personas de estas cuestiones. Después de ese período, el pueblo puede libremente elegir la forma del Estado que cree la mejor. Nada impide en teoría, que esa sea la elegida.

  4. Magnifico excel resumen de las formas de gobierno ¿Alguien me puede aclarar que significa lo de que el presidente francés tiene que ser refrendado por la Asamblea? Pensaba que el presidente de la República francesa era elegido directamente por los ciudadanos en circunscripción única. ¿Puede ser rechazado por la Asamblea? ¿Se ha dado alguna vez este supuesto?
    Gracias de antemano.