El Sentido de la Revolución Francesa (I)

9
Joseph Desire Court, Mirabeau increpa al marqués de Dreux-Breze, Versalles 23 de junio de 1789

Una de las causas del fracaso de la Revolución Francesa fue que ésta no conquistó para el pueblo francés el poder ejecutivo del Estado. A diferencia de los rebeldes americanos que, para ser independientes debían de procurarse el poder político, los revolucionarios franceses se basaron en la reivindicación de los derechos naturales del hombre. Dieron al pueblo, a sus representantes, a la Asamblea, el dominio de la ley, pero no el del gobierno. Por eso no fue democrática la Revolución Francesa, ni conquistó la libertad política (Antonio García-Trevijano, Frente a la Gran Mentira, 1ª Edición, página 89)

Analizamos también las similitudes en la conducta del Congreso de los Diputados en la Transición Política española tras el 23F y en la de la Asamblea Nacional Constituyente francesa tras la huida de Luis XVI a Varennes.

En la parte final del programa vemos la descripción que el historiador Georges Lefevre hace de uno de los protagonistas más interesantes de la Revolución Francesa: el Conde de Mirabeau (1749-1791). Dice Lefevre que Mirabeau tenía una inteligencia rápida y penetrante, una imaginación fecunda, sentido de la realidad, conocimiento de la gente, dotes oratorias magníficas y una ausencia total de escrúpulos en la elección de los medios. Cuantos le conocían sabían que si había dinero de por medio era capaz de venderse a la corte. Así lo hizo.

Presentado por Adrián Perales Pina

Creative Commons License

Este trabajo de Adrián Perales Pina está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

9
Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
9 Hilos de comentarios
0 Respuestas a hilos
9 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
9 Autores de comentarios
Eva Luna Pérez CabañeroCarlos Santos FernandezOrlando Marrube ChaoBooleanoEduardo Llagaria Móner Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Luis Ramos Talma

Interesante e instructivo!

Víctor

¡Qué importante es distinguir entre quienes hacen las leyes y quienes tienen el poder para garantizar su cumplimiento! Puede ser esta una de las cosas más importantes en la política, aplicable no solo a la aparición del Estado moderno, con sus tres poderes, sino a mucho tiempo antes, desde que han existido gobiernos y ciudades, mucho antes del código de Hammurabi que, seguramente, no fue el primero, aunque quizá fuera el primero que conservemos que fue escrito. El concepto de la libertad fue muy reivindicado en la revolución francesa, y luego comenzó el llamado liberalismo, del que eran enemigos todas las monarquías absolutas, ya que eran partidarios de tener más libertades individuales que probablemente podían poner en peligro a esas monarquías y a los valores que defendían, que van más allá del tener un poder absoluto. Sería muy interesante analizar la revolución francesa en cuanto a qué intereses la motivaron, si fue simplemente el destruir el poder absoluto (que sin duda fue uno de los motores) o también hubo intereses económicos, por ejemplo, al enfrentarse a los grandes propietarios de tierras, castillos, inmuebles y demás, se daba un paso para que la transmisión hereditaria de estos bienes fuese abolida y se pudieran comercializar, comprar y venderse. Es una duda que tengo y aprovecho para preguntaros a ver si sabéis algo al respecto. Hace dos años que leí el libro de don Antonio y casi no recuerdo, y es casi lo único que he leído sobre la revolución francesa. Saludos.

David Pérez

No puedo dejar de expresar lo que me agrada escuchar a Adrián exponiendo la actualidad sobre la Revolución Francesa. Dos grandes programas los que nos ha dedicado, espero con interés los próximos. Mi enhorabuena a Adrián por hacerlo tan bien y a Don Antonio por tener la magnífica idea de presentarnos estas nuevas secciones.

¡Muchas gracias!

Martin G

¡Sencillamente genial!
Por favor, dispongan para nuestro amigo D. Adrián Perales Pina todo el tiempo que necesite para que pueda seguir desarrollando estas exposiciones tan interesantes.
Sieyes, el duque de Orleans… y nos lo vamos a perder ¡Oh dios mio!

No es solo lo que nos relata, sino lo bien que lo hace. D. Adrián nos tiene acostumbrados a un discurso apasionado, aunque muy agradable y respetuoso, debido, en gran parte, y sin ánimo de desdeñar el esfuerzo que esto entraña, a su bondad natural e inteligencia. Hoy en día, estas cualidades me parecen muy difíciles de encontrar, incluso en los periodistas de los principales medios de comunicación (proveedores de noticias). Además, sus palabras desprenden pasión; Y eso se contagia. Gracias!

Eduardo Llagaria Móner

Qué interesante, qué cantidad de ideas que genera… Enhorabuena por el programa

Booleano

Que se me diga lo que se quiera, pero que las libertades nos sean otorgadas es una barbaridad de proporciones infinitas. Y no se con qué palabra referirme a quien pueda defender que nos sean otorgadas, si es que existe alguien, o a quien se mantenga pasivo, cómodo o resignado ante este hecho.
Y ese que dijo que “Montesquieu ha muerto” no creo que se refiriese a la España post-franquista, pues implicaría que la separación de poderes estuvo presente en algún momento posterior a la dictadura y que igual nos tenemos que creer también que eso pasó. A Montesquieu aquí no se le ha visto ni de refilón.
Ya está bien de servidumbre voluntaria, hombre. Libertad constituyente… ya!.

Orlando Marrube Chao

Enhorabuena Adrián, muy interesante e instructiva esta nueva sección.

Carlos Santos Fernandez

Estoy entusiasmado con este nuevo formato de radio más participativa.
La sabiduría de don Antonio fecunda el Movimiento.
Gracias a todos los colaboradores.

Eva Luna Pérez Cabañero

Me sumo a lo expresado en los anteriores comentarios, gracias y enhorabuena Adrián.
Saludos, repúblicos.