Necesitamos un cambio político

6

Necesitamos un cambio político en España, pero no para que cambien los que mandan… Los que mandan son siempre los mismos, los partidos estatales, los sindicatos estatales, las patronales estatales. Necesitamos que nos dejen elegir a nuestros representantes, y deponerlos o revocarlos si incumplen lo acordado; necesitamos que nos dejen elegir a nuestro Presidente de Gobierno, y que no lo elijan los Diputados de Listas de Partidos Estatales, porque si lo eligen ellos, no hay separación de poderes en origen. Necesitamos Libertad Política Colectiva, que es la libertad fundadora de las demás libertades individuales. Necesitamos los españoles, conquistar un periodo de Libertad Constituyente, para cambiar pacíficamente, y pasar de este régimen corrupto y oligárquico a un verdadero sistema democrático, con reglas de juego claras: separación de poderes en origen, representación de los ciudadanos en sus diputados de distrito, derecho de revocación y justicia independiente. Solo de esta forma se podrá luchar por atenuar o disminuir las desigualdades sociales, por defender los servicios públicos, por mejorar las condiciones laborales, por conquistar nuevos derechos…

Los partidos estatales, las instituciones del estado, los sindicatos de estado, las patronales de estado, solo son la garantía de la integración de las masas en el Estado, pero no suponen ningún aval en la lucha o dialéctica que en toda Democracia debe establecerse entre la Nación y el Estado. En España no existe la mediación política entre nosotros los ciudadanos (La Nación) y El Estado, porque todo es Estado desde la aprobación de la Constitución del 78.

No hay nada peor que la confusión de creerse que vivimos en democracia, porque entonces no ansiaremos buscarla y conquistarla. Yo al contrario que Luis García Montero, creo que no vivimos en democracia, y por tanto, creo que este régimen político, esta política, no puede dar nada luminoso, nada esperanzador, nada bueno de sí. Por eso mismo creo que necesitamos luchar frente al Estado, que hoy por hoy lo es todo, para que la Nación, que está desaparecida y subyugada, ocupe su lugar y tenga su poder.

Creative Commons License

Este trabajo de Vicente Carreño está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

6
Dejar una respuesta

Por favor regístrese o Conecta para comentar
5 Hilos de comentarios
1 Respuestas a hilos
6 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
6 Autores de comentarios
Luis García Abad de CorpaMiguel VallejoGonzalo Alvarez Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Ana María Tabernero Tribaldos

Absolutamente deacuerdo.

Gonzalo Alvarez

Dos principios fundamentales encabezan la verdad constitucional de todo Estado que pretenda ser democrático.Donde no hay separación de poderes,no hay Constitución.Donde no hay control del poder,no hay democracia.La separación de poderes no es compaginable con la intervención institucional del poder ejecutivo en el poder legislativo;éste,en La Ley Fundamental borbónica de 1978,no es más que un añadido decorativo de las mayorías ministeriales de turno y de las oligarquías unidas a las mismas.Los que queremos y sabemos TENEMOS que civilizar a las Organizaciones empresariales,Partidos políticos y Sindicatos, retirándolos del Estado.Estos reyes borbones no son democráticos,me tienen muy descontento.

De acuerdo al 100℅.
Saludos.

Miguel Vallejo

En el MCRC deberíamos estar atentos a como utilizamos los tres vectores, significante, significado y referente, de los signos lingüísticos, es decir, a como explicamos “una realidad que puede ser percibida por el individuo a través de los sentidos y que lleva a otra realidad que no está presente”.
Dentro de nuestro movimiento puede parecernos claro y/o unívoco lo que significa “Necesitamos un cambio político”. Sin embrago particularmente a mi me lleva sin quererlo a aquella frase que ya dijo en su día Jean-Baptiste Alphonse Karr: “Plus ça change, plus c’est la même chose”. No digamos ya a individuos que no votan arguyendo que la política es todo lo mismo.
Con ánimo de aportar algo a esta discusión , sugiero, por ejemplo, hablar de “transformación de la realidad política” , “darle la vuelta al sistema político español” …etc. etc.

Recibe un cordial saludo

Luis García Abad de Corpa

Luis “er Maki” dice:
No por elemental, deja de ser necesario insistir. Sin duda el modelo político que padecemos, ya ha dado muestras, no de fatiga, ni de agotamiento, simplemente, es falso, se muestra claramente fraudulento. Excelente el artículo del Señor Carreño. No es fácil describir el concepto de democracia, tengo claro que es un medio,no un fín, pero lo que no tenemos en el MCRC ninguna duda, que el modelo ideal de gobierno, adquiere valor, cuando el poder sea vigilado y fiscalizado por la llamada, sociedad civil de la que emana su legitimidad. Salú2.

Sólo ha habido Estado desde que Franco ganara la guerra.