El fundador de la Junta Democrática, víctima de un atentado

8
El rey Juan Carlos, Francisco Franco y Carlos Arias Navarro posan en El Pardo con los miembros del Consejo de Ministros.

 

El rey Juan Carlos, Francisco Franco y Carlos Arias Navarro posan en El Pardo con los miembros del Consejo de Ministros.

El príncipe Juan Carlos, que había asumido la Jefatura del Estado en funciones, realiza el dos de noviembre de 1975 una visita relámpago a El Aaiún de cuatro horas donde da una arenga a los militares y les dice: “Se hará cuanto sea necesario para que nuestro Ejército conserve intacto su prestigio y el honor”, “Deseamos proteger también los legítimos derechos de la población civil saharaui, ya que nuestra misión en el mundo y nuestra historia nos lo exigen” y también: “quiero ser el primer soldado de España”. Cuatro días después, Marruecos, con la Marcha Verde y veinticinco mil soldados, da los primeros pasos para la ocupación de la colonia española.

El General Franco agonizaba en el hospital. El seis de noviembre, decenas de miles de movilizados por el régimen marroquí cortaban las alambradas de la frontera e invadían el territorio del Sáhara español -del que previamente se habían retirado las tropas españolas-. Ese mismo día, en Madrid, varios individuos con la cara cubierta pertenecientes a un grupo terrorista de extrema derecha, armados con pistolas y metralletas, irrumpían en el despacho del abogado José Manuel Muñoz Salvadores donde se había congregado un grupo de personalidades de la oposición democrática para ser entrevistados por unos periodistas venezolanos. Por la Junta Democrática se encontraba Antonio García-Trevijano, Jaime Cortezo por Izquierda Demócrata Cristiana y cuatro personas más en representación de grupos socialdemócratas y liberales, más dos periodistas venezolanos del diario El Nacional.

Los asaltantes dispararon al aire, amenazaron y obligaron a los presentes a tumbarse en el suelo y los golpearon con las culatas de sus armas, cadenas y a patadas. Algunos  de ellos resultaron seriamente heridos, como García-Trevijano, al que ocasionaron fracturas en varias vértebras del cuello. Antes de marcharse, los individuos lanzaron varias granadas lacrimógenas. La impunidad y el atrevimiento con el que actuaban, la presencia inmediata en la calle de la policía, que parecía más bien asegurar su retirada y no otra cosa, indicaba que los asaltantes tenían vínculos con la policía. La relación de grupos violentos de extrema derecha con la policía era algo conocido. El embajador Stabler relata este suceso en un cable confidencial de la embajada y se refiere a los lazos de los Guerrilleros de Cristo Rey y otros grupos de extrema derecha con elementos de la policía. (1)

En su historial de lucha por la libertad y la democracia, Antonio García-Trevijano sumaba este atentado a otras acciones represivas del poder. Intentos de asesinato decididos en Consejo de Ministros, la difamación del Ministerio de Asuntos Exteriores en 1968 por querer dar al pueblo guineano una constitución digna y que su independencia no estuviera dirigida por los intereses colonialistas; detenido en mayo de 1975 por el policía Matute, célebre por su sadismo y torturas, a la salida de la Universidad de La Laguna después de dar una conferencia y retenido varias horas en la comisaría de Tenerife; multas, amenazas, retiradas de pasaporte, … Todavía tendría que sumar al año siguiente varios meses de cárcel y la campaña de difamación que el PSOE lanzó contra él.

Después del atentado, temiendo por su vida, García-Trevijano buscó refugio en la Costa del Sol donde se aisló y se protegió con una pistola. Fue allí donde se enteró por la radio del fallecimiento del General Franco. Inmediatamente regresó a Madrid para movilizar a la oposición, contactó primero con los grupos más dispuestos como el Partido del Trabajo y terminó sumándose toda la oposición. Las movilizaciones se demoraron hasta principios de 1976 cuando las huelgas y manifestaciones pacíficas inundaron España con el lema “Amnistía y Libertad”.

 

__________________________________________________________________

(1) 1975MADRID07833_b, Public Library of US Diplomacy, Wikileaks.org

Creative Commons License

Este trabajo de Diego O. E. está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

8
Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
5 Hilos de comentarios
3 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
5 Autores de comentarios
EumenioJosé Antonio Cortés ToroF CaroDiego OñaGonzalo Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Gonzalo Alvarez

Libertad,verdad y lealtad.Los verdaderos demócratas estamos en acción.¡Amigos!Afiliación al M.C.R.C..

F Caro
F Caro

Diego, puedo estar equivocado pero si “… irrumpían en el despacho del abogado José Manuel Muñoz Salvadores donde se había congregado un grupo de personalidades de la oposición democrática para ser entrevistados por unos periodistas venezolanos.” [sic.] tu titular sería muco más correcto si rezara, p. ej., “El fundador de la Junta Democrática, y otras personalidades… [aquí un aclarativoa adecuado] víctimas, [plural], de un atentado.”
Tu titular no es correcto porque induce a error.

F Caro
F Caro

Me ha sucedido ya muchas veces: soy el único que se equivoca en sus apreciaciones.
Su titular me ha inducido a error porque sólo hace mención a una persona: más claro agua. y eso es lo que a mi me vale.
Y sobre el tuteo, si se quiere poner Ud. exquisito, pues adelante con los faroles.
Pero clases de comportamiento, a mis 62 años, no se las admito ni de broma; eso que le quede muy, pero que muy claro. ¿Entendido?

F Caro
F Caro

Cuando escribo hay coherencia entre titular y contenido, lo cual no es tu caso. Ergo la afirmación categórica se sostiene y arrogancia la tuya. Respecto de la ignorancia… como todos porque siempre es mucho más lo que se ignora que lo que se conoce.
El tono insultante… ¿no te lo reconoces en tu primera frase? Así que “modestia, muchacho, no te encumbres, que toda afectación es mala”. Y vale de ruido, que no hay mérito para ello.

José Antonio Cortés Toro

Desde el punto de vista periodístico, histórico y de actualidad el titular de D. Diego Oña es absolutamente correcto y adecuado. Por otra parte la fidelidad estricta al hecho noticiado la cumple la observación de D. Fernando Caro. Pero éste no tiene razón alguna para hacer la menor crítica al titular de D. Diego Oña, sobre un hecho que sólo tiene hoy actualidad porque uno de los atacados fue el Sr. García-Trevijano. De otra forma sería una noticia muerta. Todo lo demás son exageraciones de una y otra parte, sólo explicables por cuestiones de carácter personal que no nos corresponde juzgar.

Eumenio

De verdad, hay que ver cuánta mala baba entre los colaboradores más próximos a Trevijano. En cuestión de trato el peloteo entre vosotros que no falte pero al resto a marcar distancias y desdén a tutiplén. El carguito os puede. Es vergonzoso y ridículo.