La ayuda de los socialdemócratas europeos al PSOE

0

Que los americanos creyeran que el PSOE contrarrestaba la actividad internacional de la Junta Democrática visitando y siendo visitado por sus amigos socialdemócratas europeos y por tanto considerándolo por lo que era, un solo partido, como contrario de la Junta, demuestra que ni Conferencia Democrática primero ni Plataforma de Convergencia después, agrupaciones en las que el PSOE era hegemónico, fueron concebidas como organismos unitarios de la oposición como sí lo era la Junta Democrática.

En 1975 el PSOE desarrolla también una intensa actividad internacional en competición con la Junta Democrática como respuesta a las magníficas acciones internacionales que ésta estaba llevando a cabo. Pero no puede ser comparable las acciones de la Junta en nombre de la oposición democrática con las acciones de partido del PSOE. Sin embargo, eso es lo que concluye el embajador Stabler cuando dice que “la demostración del PSOE y UGT de que son apoyados por socialistas extranjeros como los suecos, franceses y alemanes, está ayudando a reforzar al PSOE y a la UGT frente a la Junta” y que “la renovada actividad internacional del PSOE y la UGT debería ser interpretada como un esfuerzo para contrarrestar la reciente y bien promocionada actividad internacional de la Junta Democrática”.

En marzo Felipe González visita Suecia donde asiste al Congreso de los socialistas suecos y se entrevista con Olof Palme. “La visita resulta en el compromiso de los socialdemócratas suecos de apoyar y mantener futuros contactos con el PSOE y la UGT,” dice Stabler. Para devolver la visita de González, una delegación socialista sueca visita España en abril y da un conferencia conjunta con el PSOE en la que se dice que el único propósito de la visita es reforzar los lazos con los socialistas españoles.  El PSP de Tierno intenta reunirse con la delegación sueca que se marcha sin recibirlo.

El PSOE invita a venir a España a jefes de partido socialdemócratas europeos, y estos no faltarán a la invitación en los meses siguientes, como la asistencia al Congreso del PSOE en diciembre del año siguiente. Pablo Castellano dice a un funcionario de la embajada estadounidense que “en una acción comparable a la reciente maniobra de la Junta Democrática” viajará a Estrasburgo el 24 de abril con una delegación de la UGT para entrevistarse con el comisario Spinelli que ha accedido a recibirlos.

En diciembre de 1975 Felipe González visita Suecia donde le entrevistan por televisión y es recibido por el Primer Ministro sueco y Presidente del Partido Socialdemócrata  Olof Palme. Bernt Carlsson, Secretario de Internacional del Partido Socialdemócrata sueco le dice al embajador estadounidense en Estocolmo, Strausz-Hupe, que “a González se le ha puesto la alfombra roja para ser recibido tanto por el partido como por el gobierno”.

El apoyo que recibe el PSOE y la UGT de los socialdemócratas europeos es político y financiero. Si bien reciben la ayuda de todos se destaca el SPD, partido socialdemócrata alemán y la DGB, Confederación de sindicatos alemanes. Veronika Isenberg, responsable de la sección internacional del SPD para el sur de Europa le dice al funcionario de la embajada estadounidense Frank Nash en Bonn que “el SPD estaba dando apoyo tanto político como financiero al PSOE”. El SPD prestaba ayuda también a través de su Fundación Friedrich Ebert. Cuando los socialdemócratas europeos se reúnen en Londres en septiembre para coordinar la ayuda política y financiera a los socialistas portugueses Willy Brandt dice que el SPD ya les estaba dando dinero a través de la Fundación Friedrich Ebert. Esta fundación perteneciente al SPD inicia formalmente sus actividades en España en 1976 pero ya estaba establecida en 1975. El PSOE de los jóvenes turcos que se hizo con el control del partido en Suresnes separándose del PSOE del exilio de Rodolfo Llopis no tenía una presencia real en España, era un partido inexistente hasta entonces, necesitado de formación que será dada por ejemplo a través de la Fundación Friedrich Ebert. Formación sobre cómo gestionar un partido, cómo llevar una campaña electoral, y para cuando llegara el momento, cómo desempeñar tareas de gobierno. Este tipo de ayuda también se la prestarán otros socialdemócratas, en febrero de 1975 una delegación del PSOE viaja a Suecia para recibir formación sobre cómo dirigir una campaña electoral.

El apoyo que recibirá el PSOE será mayor cuando provenga de países en los que los socialistas están en el gobierno como era el caso de la República Federal de Alemania, con Brandt de Canciller y luego Schmidt; o Suecia, con Olof Palme de Primer Ministro. Los acciones de partido se entrelazarán con la acción de gobierno e intervendrán presionando sobre la dictadura para proteger a los socialistas españoles.

Tanto el Departamento de Estado como los socialdemócratas europeos coinciden en el objetivo de obstaculizar el avance del partido comunista. Los funcionarios americanos influirán en los socialdemócratas europeos para que la política de sus partidos no se aparte de esa línea. Esto perjudicará a la Junta Democrática a la que ven erróneamente como un instrumento al servicio del PCE. El partido comunista, a su vez, recibirá también ayuda del extranjero.

Antonio García-Trevijano no quería que la Junta Democrática recibiera dinero extranjero alguno. Esa fue la razón por la que no quiso acompañar a Vidal Beneyto y Calvo Serer a Estados Unidos cuando tuvo lugar la conferencia sobre política española y estadounidense en el Congreso, porque el viaje fue sufragado por el Presidente de Méjico, Echevarría. La posición de García-Trevijano a este respecto es coherente con lo que manifiesta la Declaración de Estrasburgo: La Junta Democrática de España es consciente de que la situación política española es un problema que incumbe sólo a los españoles. Y su conducta no podía ser más consecuente: contribuyó considerablemente con su dinero para que la Junta triunfara, alquilar un avión privado para llevar a los miembros de la Junta de París a Estrasburgo porque alguno de ellos tenía miedo a volar en línea regular no fuera que la policía descubriera sus nombres y les retirara el pasaporte o les detuviera al regreso es sólo un ejemplo anecdótico. García-Trevijano, el creador de la Junta Democrática, mantuvo frecuentes contactos con personalidades extranjeras, se entrevistó en numerosas ocasiones con los comisarios europeos Spinelli y Cheysson. En Estados Unidos se reunió con el ex Vicepresidente Hubert Humphrey, de vuelta en el Senado por Minnesota, y con Walter Mondale, también senador por el mismo Estado. Junto a Vidal Beneyto visitó al Ministro de Justicia francés Jean Lecanuet. También se entrevistó con el comisario europeo Christopher Soames y un numeroso grupo de parlamentarios que quedaron muy impresionados con el análisis del abogado granadino sobre las causas del terrorismo de ETA. Le invitaron a pronunciar un discurso sobre ese tema en el parlamento británico y García-Trevijano aceptó. Pero no pudo ser ya que la orden de Fraga de encarcelarlo, para así quitar de en medio al principal defensor de la ruptura democrática, lo impidió.

_______________________________________________________________

Cables 1975MADRID02635_b, 1975STOCKH06431_b, 1975BONN15265_b, 1975BONN20593_b, 1976BONN01598_b, 1977BONN10960_b, Public Library of US Diplomacy, WikiLeaks.org

Creative Commons License

Este trabajo de Diego O. E. está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

Dejar una respuesta

Por favor regístrese o Conecta para comentar
  Suscripción  
Notificar de