Soneto a la Santa Mesa

2

¡Despierten, feligreses del Estado!
Entréguense al deber dominical.
Devotos del sagrario de cristal,
Marchen o gravemente habrán pecado.

Glorioso altar al pueblo consagrado
bajo forma de mesa colegial:
¡Admiren la liturgia electoral!
Merced de quienes sangre han derramado.

Vil ignominia hecha sacramento.
Más bien signo eficaz de la desgracia
De una España sin fuerza y sin aliento.

El poder al partido nunca sacia,
Y ansía bautizar este esperpento
Y pretende llamarlo democracia.

Creative Commons License

Este trabajo de Alejandro Gigirey está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

2
Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
2 Hilos de comentarios
0 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
2 Autores de comentarios
Luis MiguelRaúl Cejudo González Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Raúl Cejudo González
Raúl Cejudo González

¡Extraordinario, Alejandro! Me ha gustado muchísimo tu soneto. Te ha quedado redondo. El que sepa un poco de poesía y haya intentado escribir sonetos, entenderá lo complicado que resulta que un soneto quede redondo en la forma y perfecto en el tema, con un inicio brillante y un final que resume toda la pieza.

Luis Miguel

Enhorabuena Alejandro,
Me has animado a seguir en tu linea poetica:

Les miento y me dan confianza
Oculto la verdad y me dan confianza
Doy fe de la corrupción y me dan confianza
Pido de nuevo el poder y me dan confianza

Perdónalos, Señor, porque no saben lo que hacen

Soneto electoral 2015

Despierten ovejas y cojan el breviario
Cojan en sus dedos papel de cielo
Que alas de gaviota darán consuelo
A tanta corrupción y desvarío

Cuatro años no son nada
A talego que nunca harta
Engatusemos a la Dolores de Gallarta
Que para las arterias ya tenemos la granada

No se si búho o mochuelo
Efemérides de su mirada
Culebrinero de nuestro celo

Este hombre es un ciruelo
Las sirenas mestizas son su hada
En húmedas mentiras de consuelo

Un saludo a todos.