Un encuentro en Mallorca

0
Juan Carlos (15 años), a bordo de su primer barco, El Saltillo, junto a su padre Juan Borbón.
Juan Carlos (15 años), a bordo de su primer barco, El Saltillo, junto a su padre Juan Borbón.

A primeros de junio de 1974 Don Juan de Borbón llega a Mallorca para tomar parte en una regata en la que también participa su hijo Juan Carlos.

Durante semanas la prensa se había hecho eco de los rumores sobre unas declaraciones de relevante contenido político que Don Juan haría el día de su onomástica.  El Consejero Político de la embajada estadounidense en Madrid, Philip Axelrod, envía un cable al Departamento de Estado refiriéndose a esto: “se ha dicho que la declaración supone una clara ofensiva anti-Franco y que aboga por intensificar la liberalización de la vida política española” (1).

En Mallorca, Don Juan y su hijo mantienen una conversación que tendrá consecuencias trascendentales en la marcha de los acontecimientos. Antonio García-Trevijano dirá posteriormente que percibió un cambio de actitud en Don Juan después de la entrevista en Mallorca con su hijo. Pronto conocería los resultados de la misma.

Revista Gentleman
Revista Gentleman

En esas fechas el Juzgado número 2 de Orden Público de Madrid ordena el secuestro judicial de la revista Gentleman por la publicación de una entrevista a Rafael Calvo Serer en la que este dice que, al jurar lealtad a algunos principios, el príncipe Juan Carlos se ha cargado con una hipoteca moral de la que está libre su padre y que si se desea una democracia en España sería necesario restablecer el orden dinástico de manera que Don Juan, el rey, pudiera iniciar el proceso democrático. También dice que una República democrática sería más viable que una Monarquía que no sea sino el disfraz de un régimen autoritario.  La revista, perteneciente al grupo editorial Guadiana cuyo director era Ignacio Camuñas, recibe también amenazas por parte de grupos de extrema derecha.

Axelrod dice que según un político español el encuentro de Don Juan y su hijo en Mallorca es un buen signo porque indica que el Conde de Barcelona podría cambiar de idea respecto al tono de las declaraciones, las cuales podrían dañar el estatus de su hijo como futuro rey. El Consejero estadounidense declara que si Don Juan persiste en los planes de hacer públicas unas declaraciones de claro contenido político contra la dictadura y por un proceso de democratización colocaría a su hijo Juan Carlos en una situación embarazosa.

El secretario de Don Juan, José Lacour, llama a García-Trevijano para anular la entrevista del Conde con Le Monde. El abogado se niega, le responde que él no es un cortesano, que la entrevista que había preparado era de carácter político, que había movilizado a todas las fuerzas clandestinas españolas de la oposición y que no aceptaba de ninguna manera el aplazamiento o la nulidad de la entrevista y que él estaría en Estoril para las declaraciones.

 


(1) Cable 1974MADRID03689_b, Public Library of US Diplomacy, Wikileaks.org

Creative Commons License

Este trabajo de Diego O. E. está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
  Suscripción  
Notificar de