Agonía y reformismo

2

PEDRO M. GONZÁLEZ

Que la moribunda Unión, Progreso y Democracia (UPyD) aparezca como defensora numantina de la independencia judicial frente al “pasteleo” de la elección de vocales y cargos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) es un espejismo. Y es que no se puede ser puta y virgen a la vez, estar y no estar, ser de las instituciones de la partidocracia y no ser partidócrata. Así les ha ido.

Al margen de la electoralmente rentable manifestación y aspavientos por una imposible sorpresa sobre el ser mismo del régimen, la última propuesta de UPyD presentada en el Congreso para la modificación del sistema de elección del CGPJ, plantea la modificación del actual cupo de doce jueces y magistrados para celebrar una votación con listas abiertas en la que también participen y sean elegidos – en tal cupo y solo en esa misma fracción -secretarios judiciales (actualmente denominados Letrados de la Administración de Justicia), abogados y fiscales.

La iniciativa de la Sra. Díez aboga por corregir el actual sistema porque, a su juicio, no evita que los partidos políticos mayoritarios continúen repartiéndose los puestos, no solo los ocho reservados a juristas de reconocido prestigio, sino también los doce de jueces y magistrados. Frente al sistema que pactaron PSOE y PP para que las asociaciones profesionales propusieran 36 candidatos para esos doce puestos reservados a jueces, UPyD propone elecciones para la cuota judicial con listas abiertas, voto personal y secreto entre estos profesionales de la Justicia.

Además, y para evitar el “corporativismo”, el partido de Rosa Díez pretende que los jueces y magistrados solo elijan cuatro de esos doce vocales, reservando tres puestos para los Letrados de la Administración de Justicia, tres para los fiscales y dos para los abogados.

La impotencia reformista, el “no puedo ni quiero” del UPyD, se demuestra de nuevo con esta obtusa e indefinida propuesta. ¿Qué cualidad especial dignifica a los Secretarios, Abogados y Fiscales por encima de los Agentes Judiciales, Notarios, Registradores, Catedráticos de Derecho, Peritos o Procuradores? ¿A quién otorgan los seguidores de Dña. Rosa la facultad de confeccionar las listas en las que, al parecer, necesariamente tendrán que integrase los posibles candidatos? ¿A los mismos partidos a los que pretende arrebatar el dominio de la Justicia o a las asociaciones profesionales que estos controlan? ¿Qué justifica esa distribución estamental de los vocales según el grupo de profesionales que los elijan y su cuota de representación?

La reforma del CGPJ según su concepción institucional actual es imposible y menos aún creando un órgano estratificado de la justicia con vocales de jueces, vocales de políticos, vocales de abogados, de Letrados de la Administración de Justicia o de Fiscales. Solo puede constituirse un auténtico Poder Judicial con un Órgano de Gobierno en el que queden integrados todos los profesionales del derecho mediante la elección de sus miembros por elección uninominal, ajena a listas y de manera mayoritaria, entre ese mismo censo electoral universalizado dentro del mundo de la Justicia en su integridad, desde agentes y oficiales hasta Magistrados.

Naturalmente que en la propuesta de UPyD, como partido del estado que es, no se aborda la forma de financiación del poder judicial de forma que se asegure su independencia material, sino que insiste en la asignación presupuestaria por el Ministerio de Justicia, con lo que cualquier atisbo de autonomía respecto de los poderes políticos quedaría en mera declaración de intenciones.

Creative Commons License

Este trabajo de Pedro M. González está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

2
Dejar una respuesta

Por favor regístrese o Conecta para comentar
2 Hilos de comentarios
0 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
2 Autores de comentarios
Raúl Cejudo GonzálezGonzalo Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Gonzalo Alvarez

La dignidad de la justicia legal tiene que estar sustentada en la independencia de su corporación y no en la conciencia de los jueces y menos en la injerencia de los partidos políticos de esta antidemocrática Monarquía borbónica.

Raúl Cejudo González
Raúl Cejudo González

Excelente artículo donde se explica, una vez más, que en España no hay control del poder sino que un solo poder (el ejecutivo) controla todo lo demás, sin oposición. Es que es la clave de todo. Nadie controla a este ejecutivo dictatorial, mientras que él controla al otro poder, el legislativo, y nombra al poder judicial, que no es realmente un poder, es “casi nulo” como explica muchas veces don Antonio. Esto sigue siendo un régimen autoritario.