RLC (2015-05-13) Susana Díaz y su corrupción. Albert Rivera y su infantilismo

7

Susana Díaz ya tiene su caso de corrupción propio. El periódico El Mundo publica una noticia sobre las actuaciones de la Sra. Díaz en la adjudicación de la explotación de la mina de Aznalcóllar (provincia de Sevilla).

En el segundo bloque hablamos de Albert Rivera y sus ocurrencias como la de pedir primarias a otros partidos, ignorando la Ley de Hierro, o como un límite al número de personas permitidas para vivir en una misma habitación.
Acabamos hablando de arte a propósito de la noticia de El País sobre la subasta de un cuadro de Picasso y una escultura de Giacometti.

Ha conducido el programa Baldomero Castilla, con la intervención de D. Antonio García Trevijano y Gabriel Albiac, con la colaboración técnica de Manu Ramos.

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

7
Dejar una respuesta

Por favor regístrese o Conecta para comentar
2 Hilos de comentarios
5 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
4 Autores de comentarios
DiegoRobertAlejandro SxzrihxLuis Francisco Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Diego O. E.

Buenas tardes. Sólo quería comentar que los miembros del MCRC deben dejar de lado sus convicciones ideológicas hasta no tener una democracia formal. En el programa, un participante, supongo que miembro del MCRC, ha basado su crítica a Ciudadanos en base a sus convicciones ideológicas, acusándole de xenófobo, lo cual habría que justificarlo, y de ir contra la ley del aborto. A Ciudadanos, como a todos, hay que criticarlos porque aceptan las reglas de juego de la partitocracia y rechazan la democracia. Un miembro del MCRC no puede criticarlos en base a sus convicciones ideológicas. No es ésa la función del MCRC.

Luis Francisco Sanchez Medina

Ocá. Comparto su comentario. Nosotros queremos instaurar la democracia.

Robert
Robert

Apoyo la moción, Diego. Lo que dices es del todo cierto: entrar al trapo de las medidas que propongan unos u otros es poner al MCRC a la altura de cualquiera de las otras tertulias existentes en el indigno bazar en el que se mueven. Extraño que don Antonio no haya tenido reflejos para pararlo en seco. Un saludo.

Diego O. E.

Así es, amigo Robert. Lo que mueve al MCRC no son las ideologías sino la libertad política. A ella debemos lealtad por encima de ideologías o amiguismos. Una vez haya una democracia formal en España, como se dice en el ideario, el MCRC se disolverá. Entonces, que cada cual defienda sus principios ideológicos.

Alejandro Sxzrihx

Podríais preguntarle a Antonio que hablará de si es posible defenderse contra la designación en una mesa electoral, creo que la no participación pasiva en las elecciones es tan importante como la no participación activa mediante la abstención.

Robert
Robert

Sobre este asunto, tal y como yo lo veo, aunque exista mucha desobediencia civil a formar parte de las Mesas, éstas seguirán constituyéndose con suplentes; es decir, que en la práctica no tendrá ningún efecto. Salvo que fuera masiva y mayoritaria, algo imposible en estos momentos, no dañaría el proceso electoral. Sin embargo, la abstención activa es insustituible: el abstencionario no puede ser suplantado, por lo que cualquier voto menos siempre cuenta, siempre tiene un efecto sobre el total. El verdadero oxígeno del régimen partidocrático es el voto, no lo son las Mesas electorales. Formar parte de una Mesa tampoco obliga a votar, por otro lado.

Diego O. E.

Entiendo que la “no participación pasiva” como miembro designado en una Mesa Electoral es evitar la participación excusándose con una causa justificada como atención médica,etc. Sería “no participación activa”, esto es, insumisión, negarse a participar por motivo de conciencia. Yo entiendo que el MCRC no anime a la insumisión porque puede ser contraproducente para el movimiento puesto que tiene repercusiones legales, la falta no justificada por la ley a la obligación de concurrir como Presidente o Vocal tiene la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a veinticuatro meses.
Pero es muy respetable y digno de admiración y nuestro apoyo si alguien a título particular se declara insumiso. Un miembro del MCRC se declaró objetor de conciencia, tenemos que seguir su caso y apoyarle. Aunque han habido más objetores este caso habrá sido el primero o de los primeros en hacerlo por la Libertad Política.
Este asunto es ya desobediencia civil, que ante el avance hacia la dictadura partitocrática es una actitud loable.