La Demagogia y PODEMOS

9

HELIODORO RODRIGUEZ MEDINA

Estoy un poco harto de la ola “buenrollista” y abraza árboles que pulula por esta España nuestra. Entre los postulados míticos de Pablemos hasta la fe depositada en promesas banales y demagógicas, el resultado de este conjunto se extiende como un virus del “como sí”, el “todo vale” y el relativismo.

La llevamos clara.Ahora “la gente”, concepto subjetivo donde los haya, que no es sólo “conjunto de personas” sino “la masa” es lo que se arguye para decidir por los demás. Los conceptos abstractos repetidos una y mil veces para la posesión de estos en discursos con la pretensión de apropiarse de lo que implica son claramente manipuladores de sentimientos y esperanzas.

“Queremos que la gente quiera” eso sí, olvidándose de lo más fundamental, la Libertad Política.

El concepto “la gente” cala hasta un punto en el que ya hay una identificación con el mensaje del propio y una reacción de rechazo acerca de lo que el líder dicta.
Si “la gente somos nosotros”, si “la gente somos todos”, cuando dicen “la gente” implica pensar como ellos.

De nuevo, el concepto está sujeto a consenso.¿Cómo estar en contra de la gente?

Los de Pablemos ya utilizan un lenguaje aglutinador y generalizador, extendiendo lo que es personal, el pensamiento.

A las personas que queremos ser libres, a las personas que queremos libertad política, no nos queda más remedio que agudizar el pensamiento, el ingenio, para no sucumbir ante el falso aliento, lo persuasivo del salvador de turno, ante el querer sentar cátedra por fe del nuevo evangelio de Pablo, las nuevas Iglesias.

Estoy teniendo mucho cuidado, estoy atento ante este nuevo experimento de masas, no me creo nada, tengo otro tipo de certeza, que no hay Libertad Política y, como dijo Don Antonio García-Trevijano, cuando le preguntaron en Cadena Ser qué es lo que nos depararía próximamente; respondió que un aumento de partidos demagogos de Democracia Material. Algo cierto que ya empezamos a ver.
Cuidado con el abraza árboles de turno, con las promesas de mejoras sociales porque lo que se esconde detrás es que una ideología tenga su porción de tarta Estatal sin que se procure en momento alguno ni Representación ni Separación de Poderes.

Creative Commons License

Este trabajo de Heliodoro Rodríguez Medina está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

9
Dejar una respuesta

Por favor regístrese o Conecta para comentar
6 Hilos de comentarios
3 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
6 Autores de comentarios
José MiguelpalchinskyHeliodoro.Juan TeixSantiago Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
japergar

Bien descrito Heliodoro.

José Miguel
José Miguel

Creo que el martilleo de Podemos con su vocabulario político obedece a una reformulación de los conceptos tradicionales de la izquierda ( hoy en dia un poco trasnochados). Antes decíamos la clase obrera, los trabajadores, incluso los proletarios. Ahora toca “la gente”, pero el problema filosófico se mantiene: ¿Qué significan? ¿Son cosas o solo son nombres?

Santiago
Santiago

Me gustaría saber, Heliodoro-con todos los respetos y a colación de tu artículo en el Diario Libertad Constituyente- que problema existe en la consecución de una democracia material. Por lo que a mi respecta ese es un problema que solo se sustenta desde el léxico burgués, que coincide en este invento darwinista-conductista de que una sociedad debe ser competitiva. Por otro lado, ¿cómo estás tan seguro de que “Podemos” no logrará separar los poderes y cambiar la ley proporcional desde dentro?, porque entiendo que es a esto a lo que te refieres con libertad política, o libertad colectiva. Un saludo.

Juan Teix
Juan Teix

Me parece que a poco que se conozcan las verdaderas lacras de este país, (política económica de decrecimiento, fraude fiscal de “las grandes”, mínima persecución de lo anterior, toda la carga fiscal sobre las rentas de los trabajadores, reforma laboral con todo lo que esta implica, reducción de pensiones y salarios, despidos de funcionarios, caciquismo político, amnistías fiscales para los defraudadores, la justicia politizada, los grandes medios informativos al servicio de “la casta”). Si, la casta de la que forman parte las cúpulas de PP, PSOE, CiU, PNV, UPN, CC, y negar esto es un insulto a la inteligencia porque no todos nos dedicamos a ver fútbol y telebasura. Considero que Podemos aglutina en muy buena medida mi misma visión del estado de las cosas en este país y, por supuesto, Pablo Iglesias y su gente me parecen muy dignos de mi confianza. Sabidos los resultados de las europeas, no había que ser muy hábil para saber que se iba a desatar una “cruzada a hierro y fuego” por parte de la casta y sus medios para enfocar la opinión pública contra Podemos. Su visión y su mensaje ha calado en personas de izquierda y, por tanto habrá que ver en un futuro, si los votos lo permiten, por donde van los tiros de Podemos. Hasta entonces, tratar de vilipendiar lo que no se conoce me parece que es hacerle el juego a “la casta” y que es hora de que la izquierda se deje de sectarismos, desde IU hasta el PCPE si hace falta y sin PSOE, por supuesto. Que el 2015 nos traiga lo que necesita la sociedad, no la ruina social en la que nos mantiene esta jod… casta.

palchinsky
palchinsky

Heliodoro…… otro que olvida que por 500e votaran a podemos hasta los muertos…