El 25 de Mayo: ABSTENCIÓN

10

PACO BONO SANZ ¿De qué hablan los falsos ideólogos populistas? ¿Por qué escucháis a los traidores? ¿Dónde está la libertad? Sólo con nuestra abstención de voto podemos deslegitimar al régimen. El revolucionario político (que no social) debe plantear la batalla de forma realista. No somos, como “podemos”, soñadores infantiles; tampoco una “vox” falsa para los frustrados; menos aún una “red” para el cortocircuito imposible. Todo aquél que pide el voto para cambiar el régimen desde dentro es un farsante, pues una vez dentro, el régimen corruptor, corrompe. ¿Puede la abstención acabar con el régimen de partidos? ¿Puede la abstención derrotar a la oligarquía política y a su poder descontrolado? No somos ingenuos. Sabemos que la abstención por sí sola no es suficiente, que los cínicos seguirían gobernando hasta con un 10% de los votos. Sin embargo, sí tenemos claro que una elevada abstención dejaría desnudos e indefensos a los oligarcas. Justo entonces llegaría el momento de la movilización ciudadana pacífica, que legitimada por la abstención, sería capaz de derrocar a todo un gobierno. La fuerza de los oligarcas radica del engaño masivo. Muchos ingenuos piensan que España goza de un régimen democrático. Siquiera saben que un régimen nunca puede ser democrático, pues la democracia sólo se puede establecer como forma de gobierno de un sistema de poder. El sistema se articula de abajo a arriba, es la sociedad civil la que controla y limita el poder del Estado mediante la separación de poderes y la independencia judicial. ¿Qué puede hacer en este régimen la sociedad civil para detener el poder de las élites del Estado? Nada. Porque en España no hay constitución, porque la constitución no garantiza nada más que  la legalización de la corrupción política, moral y económica del Estado. Hay que acabar con esta mentira. No se trata de una batalla de hoy, sino de la mayor guerra que ha librado la humanidad. ¿Hemos de aceptar pulpo como animal de compañía? ¿Por qué os entregáis como siervos a esos malos amos del Estado? Sí, la abstención es la opción de todo revolucionario político de la libertad. La abstención demuestra limpieza y compromiso, la abstención conlleva valor, acción contra la reacción y el conservadurismo trasnochado, inteligencia, pero sobre todo esperanza. Quien da lo que puede, quien sirve a tan magnífica idea real como es la de la libertad colectiva, sirve al progreso de la humanidad, al hombre como un todo. Todo aquél que aspire a cambiar el régimen desde dentro, es un fraude. Sólo la sociedad civil puede poner en jaque al Estado si lo hace desde la propia sociedad civil. Quien entra en el Estado de partidos subvencionados deja de formar parte de la sociedad civil y se convierte en su enemigo. ¿Queremos libertad y democracia? Pues para ello debemos dejar de ser esclavos voluntarios de la mentira. La abstención por si sola no romperá nuestras cadenas, pero sin abstención nunca habrá revolución de la libertad. ¿25 de mayo? Un gran domingo para disfrutar de la familia y de los amigos, para dar la espalda al régimen, para despreciarlo, para reivindicar esa ciudadanía que nos negaron hace más de 30 años. No votes hoy para elegir mañana.

Creative Commons License

Este trabajo de Paco Bono está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

10
Dejar una respuesta

Por favor regístrese o Conecta para comentar
10 Hilos de comentarios
0 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
9 Autores de comentarios
LorenaJavier AbadiaIsabelflanaganDaniel Luis Rodríguez Cáceres Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Charlie
Charlie

Nada que añadir a tu magnífico artículo,querido repúblico.

Roberto Parralejo Parralejo

Completamente de acuerdo con el artículo.

Lola Lorenzo

Qué tontería! haced el favor de votar ya hombre que siempre estamos con la misma… sois unos ilusos de verdad, la revolución se hace en la calle y en las urnas, no paseando con la familia… no vamos a salir nunca de esta pesadilla porque pasáis del tema… eso no es ser un revolucionario… qué romántico!

Gonzalo Alvarez

La abstención funda sus raices en una conciencia política inteligente y formada.Los ciudadanos decentes y honrados tienen que dejar vacias las urnas para deslegitimar a esta casta politica corrupta,falsa ignorante,e incompetente..La decencia establece la dignidad de la civilización,por lo que la fracción más despierta y espléndida de los ciudadnos tienen que civilizar a los Partidos políticos,apartándolos del Estado.No se elige a diputados de los electores,de la sociedad civil,sino que se refrenda a puros delegados elegidos por los jefecillos de los Partidos políticos,succionadores del Estado.Cuando los administrados por el carácter antidemocrático del Régimen que los dirige y somete,no pueden participar en la cuestión trascendente de la libertad política que es la formación del Poder tienen que practicar la abstención.

Daniel Luis Rodríguez Cáceres

hablas de ilusos y vas a votar… eso sí que es ser iluso. vaya chorrada lo de “paseando con la familia”, típica imagen del votante… te faltó lo de “quedarse en el sofá”. 40 años votando y aun no os dáis cuenta del chanchullazo.

angelo flanagan

Magnífico artículo Sr. Bono.
¿está don Antonio enfermo? porque hace días que no se le escucha. Si fuese así, desearle que se recupere ya y echarle en cara que no pusiera en marcha esa radio antes, a lo mejor mas gente optaría por la abstención. Saludos.

Isabel
Isabel

El votante partitocrático cree que la solución consiste en participar en el régimen, aunque sea corrupto y corruptor, por que tiene la esperanza de que venga un jefe de partido que no se deje corromper, y lo arregle todo por él, sin que él participe durante los siguientes 4 años: “lo dejo todo en tus manos y tú me lo arreglas. Por favor, pórtate bien, por que no voy a tener manera de controlarte”.

Javier Abadia

Ya puestos, es más lógico votar a ESCAÑOS EN BLANCO, que se comprometen a dejar vacíos los escaños que obtengan. Por desgracia, aquí el voto en blanco no computa, igual que la abstención. https://www.youtube.com/watch?v=zO2l-AWLAY4&app=desktop

Javier Abadia

Cuales habrían sido los resultados si la gente que se abstuvo, o votó en blanco o nulo, hubiesen votado al azar por un partido cualquiera a excepción del PP o del PSOE: http://www.rastersoft.com/elecciones_europeas_2009.html

Lorena
Lorena

Estoy de acuerdo con la mayor parte del artículo pero pienso que no se puede derrocar a un dictador diciéndole que el pueblo no le quiere. Con las movilizaciones pacíficas tampoco creo que se consiga nada, podría ser una plataforma de apoyo para alternativas poco creíbles que aprovecharan el momento de incertidumbre para hacerse notar. En mi opinión el camino está en una disminución progresiva del poder de las oligarquías que conceda tiempo suficiente para que surjan nuevas alternativas verdaderamente democráticas. A este respecto sólo hay una opción que reste poder y no lo traslade a otras formaciones y es votar a Escaños en Blanco, el partido de los escaños vacíos. Un saludo.