Derechos del Hombre

3

PACO BONO SANZ

Es tal la confusión que hay entre los miembros de mi generación y de las posteriores al respecto de los derechos, que esta semana cedo el espacio de opinión, que tan afortunado soy de disfrutar en el DiarioRC, para la exposición de los diecisiete artículos de la declaración de derechos aprobada por la Asamblea Nacional constituyente francesa el 26 de agosto de 1789. Por favor, quienes no los conozcan, lean con atención y respondan a la pregunta que les formulo al final.

Declaración Universal de los Derechos del Hombre y del Ciudadano son los siguientes:

I. Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en cuanto a sus derechos. Las distinciones civiles sólo podrán fundarse en la utilidad pública.

II. La finalidad de toda asociación política es la conservación de los derechos naturales e imprescriptibles del hombre. Esos derechos son la libertad, la propiedad, la seguridad y la resistencia a la opresión.

III. La fuente de toda soberanía reside esencialmente en la Nación; ningún individuo ni ninguna corporación pueden ser revestidos de autoridad alguna que no emane directamente de ella.

IV. La libertad consiste en poder hacer todo aquello que no cause perjuicio a los demás. El ejercicio de los derechos naturales de cada hombre, no tiene otros límites que los que garantizan a los demás miembros de la sociedad el disfrute de los mismos derechos. Estos límites sólo pueden ser determinados por la ley.

V. La ley sólo puede prohibir las acciones que son perjudiciales a la sociedad. Lo que no está prohibido por la ley no puede ser impedido. Nadie puede verse obligado a aquello que la ley no ordena.

VI. La ley es expresión de la voluntad de la comunidad. Todos los ciudadanos tienen derecho a colaborar en su formación, sea personalmente, sea por medio de sus representantes. Debe ser igual para todos, sea para proteger o para castigar. Siendo todos los ciudadanos iguales ante ella, todos son igualmente elegibles para todos los honores, colocaciones y empleos, conforme a sus distintas capacidades, sin ninguna otra distinción que la creada por sus virtudes y conocimientos.

VII. Ningún hombre puede ser acusado, arrestado y mantenido en confinamiento, excepto en los casos determinados por la ley, y de acuerdo con las formas por ésta prescritas. Todo aquél que promueva, solicite, ejecute o haga que sean ejecutadas órdenes arbitrarias, debe ser castigado, y todo ciudadano requerido o aprehendido por virtud de la ley debe obedecer inmediatamente, y se hace culpable si ofrece resistencia.

VIII. La ley no debe imponer otras penas que aquéllas que son estrictamente y evidentemente necesarias; y nadie puede ser castigado sino en virtud de una ley promulgada con anterioridad a la ofensa y legalmente aplicada.

IX. Todo hombre es considerado inocente hasta que ha sido declarado convicto. Si se estima que su arresto es indispensable, cualquier rigor mayor del indispensable para asegurar su persona ha de ser severamente reprimido por la ley.

X. Ningún hombre debe ser molestado por razón de sus opiniones, ni aun por sus ideas religiosas, siempre que al manifestarlas no se causen trastornos del orden público establecido por la ley.

XI. Puesto que la libre comunicación de los pensamientos y opiniones es uno de los más valiosos derechos del hombre, todo ciudadano puede hablar, escribir y publicar libremente, excepto cuando tenga que responder del abuso de esta libertad en los casos determinados por la ley.

XII. Siendo necesaria una fuerza pública para garantizar los derechos del hombre y del ciudadano, se constituirá esta fuerza en beneficio de la comunidad, y no para el provecho particular de las personas a las que ha sido confiada.

XIII. Siendo necesaria, para sostener la fuerza pública y subvenir a los gastos de administración, una contribución común, ésta debe ser distribuida equitativamente entre los ciudadanos, de acuerdo con sus facultades.

XIV. Todo ciudadano tiene derecho, ya por sí mismo o por su representante, a constatar la necesidad de la contribución pública, a consentirla libremente, a comprobar su adjudicación y a determinar su cuantía, su modo de amillaramiento, su recaudación y su duración.

XV. La sociedad tiene derecho a pedir a todos sus agentes cuentas de su administración.

XVI. Una sociedad en la que la garantía de los derechos no está asegurada, ni la separación de poderes definida, no tiene Constitución.

XVII. Siendo inviolable y sagrado el derecho de propiedad, nadie podrá ser privado de él, excepto cuando la necesidad pública, legalmente comprobada, lo exige de manera evidente, y a la condición de una indemnización previa y justa.

¿Se cumplen hoy en España?

Pues no perdamos tiempo y trabajemos juntos por la conquista de la libertad política.

Creative Commons License

Este trabajo de Paco Bono está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

3
Dejar una respuesta

Por favor regístrese o Conecta para comentar
2 Hilos de comentarios
1 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
3 Autores de comentarios
Paco BonoYankaangel Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
angel
angel

Realmente no se cumplen en ningún sitio del mundo . Ni siquiera sus promotores ( la UE ,EEUU ,etc..) y las organizaciones que los apoyan los cumplen. Han demostrado y una y otra vez que por encima de cualquier supuesto derecho internacional pesa el interés propio de sus Países. Es otra coartada más para imponer su criterio sobre aquellos paises que apenas tienen influencia. Todo lo que es aplicable a España en lo referente a la falta de representación ,de división de poderes e independencia se pauede extrapolar a la UE. Todo lo que es criticable en España en referencia a la vulneración de los derechos humanos ( antes de Franco ,con Franco y después )es extrapolable a lo que hace EEUU por el mundo ,eso sí en el caso de EEUU las violaciones de los derechos humanos están acordes con su importancia . La España corrupta de hoy en dia se la debemos en parte a los USA y a los vecinos allende los Pirineos.

Juan Carlos Vázquez Castro

No nacemos libres, la libertad es una ardua conquista de los hombres capaces de aumentar la potencia de obrar…

“La libertad, como el poder, es una relación social. En soledad no hay libertad ni poder.” […]. “Son libres los disponibles para la libertad de los demás; los liberados de sí mismos para hacerse procuradores de la libertad colectiva”. También nos dice que el dogmático tópico liberal «mi libertad acaba donde empieza la de los demás» está al revés, pues “sólo se puede ser libre con la libertad de los demás”. Y así es: la Libertad de él sólo comienza junto con la tuya; y la de vosotros con la mía a su vez; y esa verdad es tan tersa que también lo es su viceversa.
Cita Trevijano a Pascal: “A medida que se tiene más espíritu, se encuentran más hombres originales”.

Alexis de Tocqueville(2): “Los sentimientos y las ideas no se renuevan, el corazón no se engrandece, ni el espíritu humano se desarrolla, sino por la acción recíproca de unos hombres sobre otros”.

(1) GARCÍA-TREVIJANO, Antonio. “Teoría Pura de la República”. Libro II: “El factor republicano”. El Buey Mudo. 2.010.
(2) de TOCQUEVILLE, Alexis. “La democracia en América”. Libro 2º. Alianza Editorial. 2002. [Ed. orig. 1840].

http://www.diariorc.com/2012/12/27/liberacion-de-la-libertad-viii/