Esto sí es representación política

14

MANUEL RAMOS.

Sobre la representación política (que no jurídica) es importante comenzar por decir que la política es la ciencia del poder y el poder se ejerce si es efectivo. No vale un papel o una palabra si no se puede mantener lo escrito o lo dicho. Por lo tanto, para ejercer fuerza hacia el poder, se debe encontrar la manera desde la sociedad civil en que esa fuerza sea efectiva.

El individuo no tiene fuerza necesaria, como creyó la Revolución Francesa. Tampoco la clase social colectiva, como creyó la Revolución Rusa. Tampoco la familia, el sindicato y el municipio, como creyeron los fascistas. Esa unidad tiene que poder producir efectos en la configuración y funcionamiento del Estado. La fórmula más aproximada es el distrito electoral que, mediante su diputado, envía a la Asamblea Nacional su fuerza respaldada por unas elecciones uninominales, mayoritarias con mandato imperativo. Eso sí tiene fuerza. Eso sí es política.

Otro tema es que lo que piense un individuo pueda ser más acertado o tener más o menos criterio. Pero las opiniones no valen. El voto individual no tiene fuerza ninguna frente a toda la sociedad. Sólo es en la representación donde se pueden defender las ideas en la sociedad actual.

Representante de distrito

Siempre habrá opiniones diferentes. Raro será que no las haya. Pero para tomar decisiones en conjunto es necesaria una estrategia comandada por los más experimentados en la ciencia del poder. El obrero, el tendero, el abogado o el estudiante no tienen porqué saber los últimos detalles de estos asuntos pues requieren dedicación, compromiso y pericia. Es igual que cuando se forma un equipo. Nacen los talentos naturales porque somos diferentes. Iguales ante la ley pero diferentes individuos. Cada uno tenemos que desempeñar nuestra vida con la mayor libertad posible y para eso necesitamos organizarnos y separar los poderes. Sólo así nuestro representante entenderá que tiene que ser fiel a lo que se ha comprometido.

Hoy día algunos sugieren que las nuevas tecnologías aplicadas a las técnicas de elección podrían suplir ciertos aspectos de la vida democrática. No estoy diciendo que no puedan convivir algunos mecanismos de democracia directa con la representativa. Todo lo contrario. Pero el gobierno de un país, por un lado, y la elaboración de leyes, por otro, escapan al método asambleario o el directo. No se pueden tomar decisiones colectivas. Eso no existe. Las decisiones las toman los individuos. Los colectivos se manifiestan votando y ese voto se convierte en fuerza.

Creative Commons License

Este trabajo de Manuel Ramos está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

14
Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
11 Hilos de comentarios
3 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
11 Autores de comentarios
DavizukiRedacciónPaco CorralizaJosé María AlonsoMarina Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Vicente Carreño

Totalmente de acuerdo. Sí. Representación uninominal y separación de poderes; ahí está la fuerza de la representación política.

Gonzalo
Gonzalo

La causa del elegido se encuentra en el mandato imperativo,revocable y unipersonal del que selecciona,por lo que es un engañabobos el sistema electoral proporcional de listas de diputados de partido ,que únicamente representa a los jefecillos de partido,esta Monarquía parlamentaria y borbónica.En España NO hay democracia.

pedro ortigosa goñi

excelente artículo. Esto es hablar claro para todo el mundo. Gracias!

Pedro M. González

Se te echaba de menos escribiendo Manu. Me alegro

Federico Fernandez

Buen artículo Manu, un abrazo amigo!

Alfonso
Alfonso

Muy buen artículo.

Marina
Marina

A ver, si diciendo las cosas tan claras, nos concienciamos, de que hay solución, a este corrupto sistema de partidos monárquicos. Pues hemos estado tantos años engañados, por ellos que hemos llegado a creer que
o “ellos, o el caos”. Como llegó a decir en una ocasión el ínclito, Felipe Glez.
Enhorabuena, por su artículo.

Jose María Alonso

Claro y conciso Manu, gran artículo. Se te echaba de menos. Ahora a difundirlo!

Paco Corraliza
Paco Corraliza

Amigos, sobre los cruciales conceptos de Política y Poder, imprescindibles para entender la Libertad (política) tengo que mostraros mi parecer.
La Libertad y, con ella, la Política sólo aparecen en medio de una Comunidad de personas (Comunidad política). El individuo es sólo una parte (cuasi-perfecta) de esa Comunidad; se convierte, justamente, en persona («per-fecta» gracias a las demás personas), cuando es reconocido como tal por los demás; cuando puede mostrar, en condiciones de equidad, ante los demás, su condición de ser único, así como su parecer sobre un asunto tratado colectivamente. Entre todos aquellos que quieran participar («partes partícipes») se «lee» la realidad (ese es el origen etimológico de «co-lectivo») y se toma una decisión, respecto al «qué-hacer» por mayoría de esa colectividad de personas; así, el «querer-hacer-de-cada-uno» queda equilibrado (o neutralizado) con el «querer-hacer-de-cada–otro».
Si la Política (perteneciente al ámbito libertario o “libertófilo” del «querer-ser») fuera la ciencia del Poder (perteneciente al ámbito liberticida o “libertófobo” del «poder-hacer»), entonces, el mejor “político” sería el mayor de los tiranos. Esto lo escribió magistralmente el mayor talento de las letras españolas, el tocayo D. Francisco de Quevedo: “ser tirano no es SER, es DEJAR DE SER y «HACER» que dejen de ser todos”.
Según estos planteamientos, la Política se definiría como la EXPERIENCIA DE LA LIBERTAD y la CIENCIA (o «co-lectiva con-ciencia») de SER-CONTRA-PODER. En ese sentido, si la Libertad es Política («sin-soberanía»), el Poder («con-soberanía») sería extra-político.
Si los colonos americanos no hubiesen dispuesto de la «experiencia» y de la auténtica valoración (reconocimiento) de la Libertad, unida a la toma de conciencia de los abusos del Poder de la metrópoli (Declaración de Independencia), es posible que nunca hubiesen construido su maravillosa Constitución (obra jurídica de ingeniería «contra-poder»; con sus defectos); o esa Constitución habría durado sólo unos pocos años.

Paco Corraliza
Paco Corraliza

Antonio García-Trevijano en “Teoría Pura de la República”:
“La soberanía implica y presupone su indivisibilidad, mientras que la Democracia nace y se basa en la división de la soberanía, en la prohibición de cualquier tipo de Poder soberano.” (pág. 253).
“El espíritu republicano sopla al de Libertad para que la igualdad ciudadana pueda realizar, sin necesidad de igualdad económica, la Libertad republicana”. (pág. 269).
Citando a Mona Ozouf (respecto Revolución-Reacción francesa): “La obsesión por el orden público firmó la sentencia de muerte del espíritu público”. (pág. 275).
“Son libres los disponibles para la Libertad de los demás. Los liberados de sí mismos para hacerse procuradores de la Libertad Colectiva”. (pág. 303).
Citando a Bertrand de Jouvenel: “Existe Política «pura» si la acción está exenta de todo lo que no sea formación del edificio político”. (pág. 305).
“La Democracia [no tiene por] objetivo la representación política, ideada por la teoría liberal, sino la GARANTÍA INSTITUCIONAL DE LA LIBERTAD POLÍTICA” (pág. 308).
“Verdad política y Libertad colectiva son la misma cosa. Esta idea es más revolucionaria que cualquier ideología de la Voluntad de Poder” (pág. 316).

Davizuki
Davizuki

Como todos están a favor de lo que dices aquí tienes una voz crítica:
Lo primero es que afirmas que solo hay una manera de estar representado el distrito, lo cual por de pronto me parece un poco osado.
Si esa idea la llevamos a la practica en España ¿que tendríamos? Lo que cabría esperar es muchos diputados de PP y PSOE, algunos diputados nacionalistas y pocos o ninguno de IU y el resto de minoritarios con lo que fuerzas con apoyo como IU y UPyD quedarían sin representación aun cuando sacaran más votos que fuerzas nacionalistas. Esto es debido al agrupamiento del voto, es decir que el sistema de distintos premia el voto agrupado no la mayoría, por lo que asumir que es un sistema mejor es un tanto aventurado a mi parecer.
Por otro lado asumes que a los electores quieren que les represente una persona y no es así. Haciendo un simil en F1 están los Tifosi (perdón si lo he escrito mal) que son seguidores de Ferrari independientemente de quien conduzca el coche y están los seguidores de alonso que lo apoyan independientemente de la escudería para la que corra. Traducido a la política existe una masa social que votan PSOE/PP/IU… da igual los candidatos que llenen, están los que votan determinados programas sin importar que partido los presente y están los que votan las personas. Es más, para ser justos, actualmente la mayoría o votan unas siglas o a la persona que se presenta como líder, la lista que es en realidad lo que se vota no la lee o conoce prácticamente nadie por lo que en la práctica lo que tenemos es un distrito único con un solo representante.
La conclusión es a mi parecer que ningún sistema es perfecto salvo aquel que haga un reflejo exacto de la opinión de los electores en cada tema y como ya hemos hablado bajo mi punto de vista la única manera es acercarnos lo máximo posible a una democracia directa valiéndonos de las tecnologías actuales que lo facilitan y restando poder a los representantes con lo que el método de elegirlos dañe lo menos posible

Redacción

Hola David, las voces críticas siempre son bienvenidas y, como toda crítica, tienen que ser radicales. Si no se reducen a consejos 😉 La representación política no es algo que se haya empezado a hablar ayer. Viene desde Marsilio de Padua. Lo que importa en política, convendrás conmigo, es el poder. La política es la ciencia del poder y los que la estudian saben que según esté controlado entonces será la relación entre los miembros de una sociedad. Hay quien piensa que los poderes tienen que estar separados, hay quien piensa que tienen que estar unidos y mezclados. Los demócratas pensamos que esos poderes deben estar separados, es una de las dos condiciones de la democracia. Respecto a la segunda, la representación, hay que encontrar la unidad mínima de poder que tenga fuerza política suficiente para hacer valer su voz en medio de todos los intereses de la sociedad. Esa unidad mínima de poder no puede ser el individuo pues es una gota en el océano de intereses en estas sociedades en las que vivimos millones de personas. Las decisiones de gobierno de un país no pueden basarse en la arbitrariedad de un individuo. Tampoco es la familia una unidad política suficiente. Es el distrito, con una variedad suficiente reflejada en -digamos- ~100000 habitantes, la unidad que puede hacer valer sus intereses frente al resto de los españoles. Más tamaño puede ser ingobernable y menos tiende a ser menos fiable la muestra social. Para eso hay estudios sociológicos y antropológicos que emplean esa medida para la unidad mínima de hablantes de una lengua, por ejemplo. Respecto al sistema mayoritario, siempre se aduce que hay votos que “se pierden” además del dilema de la paradoja del economista Arrow que enunció su principio de “imposibilidad de la democracia” al deducir, basado en Pareto entre otros, que las decisiones siempre acaban siendo entre dos (A ó B) y que al haber más de dos opciones es imposible un sistema de elección social. Esta paradoja se resuelve fácilmente con la doble vuelta donde toda la población vuelve a votar y a ser oída su voz. Esta relación de fuerzas políticas, que siempre acaba en el famoso bipartidismo, es más visible en la elección del Presidente de la República. Pero es que esto es normal y lógico. Al final acabamos escogiendo entre dos, después de descartar el resto de opciones. Y si se tiene en… Leer mas »

Davizuki
Davizuki

Hay tanto que discutir y tan difícil hacerlo así. Lo primero respecto de la representación la afirmación de que un distrito de “digamos 100.000 hab. ” es la mejor manera es cuando menos discutible. Nadie puede definir los intereses de las personas mediante barreras numéricas y por lo tanto cualquier cifra vale puesto que los intereses son tanto más heterogéneos cuanto más grande es la cifra de personas que incluimos. Es decir cualquier división es igual de buena cuando manejamos grandes cifras de habitantes pues se diluye el interés común. En definitiva no veo porque es mejor un distrito de 100.000 que aprovechar la division administrativa actual. Respecto de la separación de poderes, la basas meramente en el sistema de elección y lo que no entiendo es, si tan estupendo es el distrito con el que eliges un representante que no puede traicionarte gracias al mandato imperativo, ¿por qué no puede representarte para elegir el resto de poderes? Es llamativo que se le confíe la elaboración de las leyes pero no se confíe la elección. Lo que ocurre es que la verdadera separación de poderes no tiene que ver con la elección sino con el control. Es más, aunque nominalmente es España se elige al poder legislativo es más que evidente que todo el mundo vota al candidato a presidente es decir que el legislativo nombra según lo que ha votado el electorado. Otra cosa que me llama la atención es que normalmente los que os etiquetais de “demócratas”, como si los que defienden otros sistemas no fueran demócratas por el mero hecho de no compartir el vuestro, pensáis que el poder judicial se debe elegir a si mismo en una suerte de nepotismo, convirtiendo al electorado en una masa inteligente para elegir a quien redacta leyes pero boba para elegir quien las aplica. Como ya sabes yo no apoyo este sistema pero tampoco el que propones abogo por un sistema de democracia directa o al menos mixto. Por otra parte yo no pienso lo más mínimo que España sea tonta ni un desastre y haya que desistir, más bien al contrario creo que es un país heterogéneo y maduro dónde la gente sabe lo que quiere. Por contra pienso que todos los que dicen “en España no hay democracia” y perlas por el estilo, son los que se sienten superiores y piensan “pobrecitos no saben nada”. Yo lo que… Leer mas »