ALFONSO GUERRA LLAMA MARIPOSÓN A RAJOY

0

ILLY NES.

No todos los periodistas están de acuerdo con la estrategia de presión homofóbica sobre Rajoy. En Elconfidencial.com, el periodista conservador Federico Quevedo escribió un artículo titulándolo precisamente con el desmentido: “Rajoy no es ‘maricomplejines’” (29 de mayo de 2006) y en El País, el progresista Francesc de P. Burguera coincidía en que “Rajoy ya no es “maricomplejines” (22/01/2007) con estas palabras: “ En el debate con Zapatero el pasado lunes en el Congreso, Mariano Rajoy dejó de ser, por fin, “maricomplejines”, el mote con que le distinguía Federico Jiménez Losantos. Hacía tiempo que Federiquín venía acusándole de ejercer una oposición “blandengue” y “acomplejada” a Zapatero. Quería un Mariano Rajoy más cerca de las formas contundentes que utilizan Zaplana y Acebes, los dos discípulos preferidos del baturro turolense que dirige los servicios desinformativos de la emisora de la Iglesia. Poco a poco, sin embargo, Rajoy, ha ido cediendo y llenando su discurso de exabruptos y descalificaciones al estilo losantiano. Y fue en el debate con Zapatero del día 15 cuando se quitó de encima lo de “maricomplejines”. Él sabe que todo es mentira. Pero aumenta la audiencia y, por tanto, sus ingresos, que es su objetivo. Lo confesó en una entrevista cuando la periodista le preguntó por qué hacía ese tipo de periodismo. Esta fue su respuesta: “Cuando un hijo me hace esa misma pregunta le contesto que cómo, si no, iba él a poder estudiar en una universidad norteamericana”.

De Jiménez Losantos el asunto pasó a Alfonso Guerra, “que es una persona muy inteligente con un dominio de la oratoria y de la escena política fantástica y que dijo “mariposón” a Mariano Rajoy sabiendo muy bien lo que decía. Nada de referirse a “mariposón” como en la acepción de aquel que va de flor en flor, si no que le estaba llamando maricón a Mariano Rajoy con todas las sílabas*. Yo puse una querella que quedó archivada, me enteré por la prensa aunque el Supremo no me lo ha notificado todavía”, dice Biendicho.

Sobre este calificativo de “mariposón”, lo que le sucedió después a Rajoy en TVE parece salido del propio cielo… o del infierno: “Pedro Ruiz protagonizó junto a Mariano Rajoy una curiosa anécdota en su programa “La noche abierta” de TVE. Mientras entrevistaba al candidato popular, una mariposa se posó en la nariz de éste. Tras espantarla, el presentador aseguró que era la primera vez que esa mariposa entraba en el programa. La cara de Rajoy habló por sí sola y es que hay que tener en cuenta que Guerra lo tildó hace poco de “mariposón”. Un sarcasmo que no sabemos si fue consciente o inconsciente” *.

Lepidópteros al margen, Biendicho prosigue: “Claro, llamar a declarar al secretario general del Partido Socialista Obrero Español, que se ve gráficamente como se ríe y como se mofa de Mariano… pues miren, yo creo en la independencia total de la Justicia. En cambio, para mí, Guerra ha tenido intervenciones muy acertadas parándoles los pies a los independentistas. No olviden que Guerra es uno de los padres de la Constitución y por lo tanto conoce muy bien la Carta Magna”, añade Carlos Alberto.

alfonso guerra mariposon

Y Biendicho concluye: “Yo entiendo que había un animo morboso de insulto en Alfonso Guerra pero, por otra parte no sé si mi querella se archiva por presión del Partido Socialista o del Partido Popular. Porque claro, había que pedir un suplicatorio y entonces habría que comprobar si Mariano Rajoy es realmente homosexual o no, cual es su orientación sexual, para certificar la veracidad o no del apelativo”.

Finalmente no hizo falta el tacto rectal porque el Tribunal Supremo desestimó la demanda. El Supremo considera que la palabra es polisémica y no puede ser equiparada a “maricón”, según recogió la prensa esos días:

“No se puede equiparar el término “mariposón” con “maricón”. Este ha sido el razonamiento esgrimido hoy por el Tribunal Supremo para archivar una denuncia presentada por la Plataforma Popular Gay contra el diputado socialista Alfonso Guerra, quien dijo que el secretario general de PP, Mariano Rajoy, era “un poco mariposón”. El alto tribunal concluye que, por lo tanto, el denunciado no ha incurrido en los delitos de injurias y de provocación por razón de orientación sexual, tal y como denunciaba el presidente de la citada Plataforma, Carlos Alberto Biendicho.


* Zero, nº 61, 2004, p. 44.

 

EL LIBRO “GAVIOTAS QUE ENSUCIAN SU PROPIO NIDO” (LA HOMOSEXUALIDAD EN EL PP) PUEDE ADQUIRIRSE EN BUBOK.

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
  Suscripción  
Notificar de