El banquero Jordi Pujol ofreció la cabeza de su socio republicano a cambio de una oficina en Madrid

0

Banca Catalana está de actualidad gracias a la reaparición de Jordi Pujol en un mítin de CiU para defenderse desde la tribuna de los informes de la Brigada Anti Blanqueo que lo acusan de evasión de capitales en Suiza e inversiones secretas en Mexico, Argentina y Estados Unidos a través del banco privado Lombard Odier con sede en Ginebra (Suiza). ¿Le es ajena la actividad bancaria a Pujol como para serle extraño todo este asunto? Un libro biográfico asegura que ya en una ocasión cesó a su socio, un histórico dirigente de ERC también banquero, para satisfacer los chantajes del franquismo y poder abrir su primera oficina de Banca Catalana en Madrid.

 

Andreu Abelló

 

La primera oficina de Banca Catalana en Madrid no pudo abrirse hasta 1973 y la entidad tuvo que pagar tres peajes para que las autoridades monetarias de la dictadura dieran el permiso: en primer lugar el servicio de estudios tuvo que elaborar un informe sobre la economía española encargado por el Ministerio de Hacienda; en segundo se vio obligada a depositar doce millones de pesetas en una sociedad llamada Financiera del Duero, vinculada a jerarcas del régimen dictatorial, y finalmente debió destituir a Josep Andreu Abelló del cargo de consejero, según cuentan Siscu Baiges y Jaume Reixach en el libro “Jordi Pujol, historia de una obsesión”. Andreu Abelló legó a ocupar un escaño en el Congreso con el PSC en 1977 y después fue senador.

Andreu había sido presidente del Tribunal de Cassació de Catalunya durante la República. Después de estar exiliado en Francia, en Mexico y nuevamente en Francia, y finalmente en Tánger, donde era propietario del Banco Inmobiliario de Marruecos (BIM), se dedicaba al cambio de divisas, al igual que  el padre de Jordi Pujol, el banquero Florenci Pujol y su socio judío catalán Moises David Tennembaum.

Cuando fue llamado como testigo en el “caso Banca Catalana” y ya entonces senador socialista, Josep Andreu Abelló, rechazó la propuesta, realizada por el Presidente de la Audiencia Territorial, de prestar testimonio en su domicilio. Andreu Abelló, que figuró en aquel Consejo de Administración de Banca Catalana y que tuvo la elegancia de no contar aquel episodio con Pujol, se negó a aceptar la oferta asegurando que “no quiero gozar de privilegios”.

Al comparecer ante el juez en 1984 como ex consejero de Banca Catalana, Andreu Abelló, aseguró desconocer la existencia de una caja b en el seno de la entidad, aunque afirmó que en la misma se pagaban extratipos. “En todas los bancos se pagaban por aquella época extratipos”, dijo textualmente. Entonces la prensa solo aclaró que “Andreu Abelló participó en la década de los años sesenta en la etapa fundacional de Banca Catalana.Íntimo colaborador de Jordi Pujol, se vio apartado del banco, cuando las autoridades financieras del régimen franquista pusieron como condición, para que Banca Catalana abriera una oficina en Madrid, que fuera excluido del consejo de administración”.

 

Heribert Barrera
Heribert Barrera

 

¿Quién era realmente Andreu Abelló, al que Pujol sirvió en bandeja su cabeza al régimen de Franco? “Este abogado con su puro siempre en los labios y su corbata de lazo, regresó a Barcelona y pasó a ser el hombre de la histórica ERC en la capital catalana. Nunca escondió su filiación política, por lo que los jerarcas del régimen no lo podían soportar. Andreu Abelló terminaría en el PSC después de resultar perdedor en un enfrentamiento interno con Heribert Barrera por el poder de ERC. Las autoridades franquistas no perdonaron su pasado republicano y le pidieron la cabeza a Pujol. Sin remordimientos, el banquero asumió las tres condiciones del peaje, incluida la corrupción y la destitución de Andreu Abelló, a pesar del amplio conocimiento que este tenía sobre las transacciones internacionales”, cuentan Félix Martínez y Jordi Oliveres en su libro “Jordi Pujol: en nombre de Cataluña”.

Antón Saavedra ha contado en su blog que Andreu Abelló, cuando huyó de España en la guerra civil, lo hizo con Indalecio Prieto y con los fondos económicos de la República que podían administrar (3,7 millones de francos). Pero la Junta de Auxilio a los Republicanos Españoles (JARE) denunció a ambos en Mexico por apropiación indebida y les acusó de no distribuir los fondos entre los refugiados y exiliados, haciéndolo en su propio provecho, según denuncia Antón Saavedra. Eso explicaría algo su reaparición en Tánger como banquero.

Iñaki Anasagasti recordaba que  Josep Andreu Abelló  junto a Luis  Companys fundó ERC  en 1931: “Nació en Montblanc (Tarragona) y además de diputado fue Presidente de la Audiencia Territorial de Catalunya en tiempos de la República. Le acompañó al presidente Companys al exilio y con él cruzó la frontera. Cuando se hizo recientemente una película sobre el fusilamiento de Companys, Andreu hizo de Andreu ya que le unía al president una gran amistad”.

 

Andreu Abelló
Andreu Abelló

 

Y cuenta la siguiente anécdota sobre un familiar suyo: “Sobrino de esta personalidad catalana es Josep Andreu y Domingo nacido asimismo en Montblanc habiendo sido diputado por Tarragona en la VII legislatura y senador en el año 2000. Es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua. Industrial y concejal, es un tipo divertido. Contaba como en los años ochenta viajó a Italia y estando en Venecia un cura catalán amigo de la familia le pidió llevara a un monseñor a Roma en su pequeño Seat. Andreu accedió y como el viaje era largo pudieron hablar de muchas cosas entre otras del régimen de Franco al que el Monseñor admiraba. “No me defienda usted esto -le dijo Andreu- pues yo soy independentista catalán y en Catalunya su general se ensañó, persiguiendo nuestra lengua y después de la guerra fusiló al presidente de la Generalitá”. Ante la rotundidad de la defensa de Andreu y la amenaza de que lo iba a dejar en la carretera, el monseñor cambió el registro y se puso a hablar de la importancia de la enseñanza religiosa. Andreu terminaba ahí su narración, que parecía un sucedido más, cuando te miraba a los ojos y preguntaba: “¿Quien era aquel Monseñor?”. Y él contestaba: “Josep Ratzinger, hoy Benedicto XVI. ¿A que tú no has llevado un Papa en tu coche no siendo el Papamóvil?”.

 

Vea la ficha de Andreu Abelló en el Congreso de los Diputados

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
  Suscripción  
Notificar de