Las protestas del 14-N desbordan a los sindicatos: banderas republicanas frente al Congreso

1

En España están ocurriendo muchas cosas por primera vez, pues la explosiva situación política, económica y social suscita acontecimientos imprevistos. Uno de ellos ha sido que el 14-N ha tenido un colorido especial en muchas ciudades españolas: se han visto muchas banderas republicanas en casi todas las concentraciones y además han sido aplaudidas y coreadas por anónimas masas de gentes, ante la mirada atónita de los dirigentes de los partidos y sindicatos estatales. Hubo incluso una tricolor que se colgó cerca de la Plaza de Neptuno de Madrid y que fue recogida durante horas por la retransmisión en directo que hizo una cámara del diario El País colocada en tan estratégico lugar y que facilitó una difusión ininterrumpida durante horas, por lo que tanto la bandera republicana como los incidentes, discursos, consignas y cargas policiales pudieron ser vistas de esta forma en todo el mundo y en tiempo real.

 

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

1
Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
1 Hilos de comentarios
0 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
1 Autores de comentarios
Nicolás Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Nicolás
Nicolás

Eso no es ninguna novedad . Desde los años 90 ( que yo tenga constancia) , Izquierda Unida y los sindicatos tiran de bandera tricolor en sus manifestaciones , pero para pedir más Estado y más subvenciones ( el mito soviético). Otra cosa es que se vendan más ( muchas banderas constitucionales se vieron también en la última Eurocopa y mundiales ; en los chinos a 1,80 bandera grande y la pequeña a 60 cent) . Lo de la guerra de banderas me parece una absurdez , más importante es la batalla ideológica, y no todo el que enarbola una tricolor reclama por ello libertad política .