La policía catalana y vasca y la mitad de la nacional respaldan la objeción de conciencia ante los desahucios

0

¿Se podrían dar algún día la vuelta las escopetas? ¿Las esposas podrían cambiar inesperadamente de mano? Algo está pasando en España y muchas cosas ocurren por primera vez. La inexistencia de una policía judicial también está desencadenando la desobediencia civil de los policías que alegan “objeción de conciencia” cuando creen que su actuación va a generar un perjuicio al ciudadano mucho mayor que el delito que se desea perseguir, como en el caso de los desahucios bancarios por la vía judicial que están desembocando en suicidios. La Ertzainzta vasca y los Mossos catalanes se han solidarizado con el SUP y amparaán legalmente a los policías que se niegan a ejecutar los desahucios, mientras que la Confederación Española de Policía (CEP), la Unión Federal de Policía (UFP) y el Sindicato Profesional de Policía (SP) han censurado este lunes la propuesta del Sindicato Unificado de Policía (SUP) que da cobertura legal a los agentes que no ejecuten los desalojos.

El portavoz de ErNE, Roberto Seijo, ha pedido a los sindicatos con representación en los Consejos de Administración de las Cajas que “alcen la voz” para no ser “cómplices” de las ejecuciones hipotecarias. En declaraciones a Radio Euskadi, el portavoz de este sindicato policial, ha afirmado que desde la pasada semana, y como consecuencia de las llamadas recibidas por varios agentes, ErNE se ha mostrado dispuesta a “solventar el tema económico y jurídico” de las actuaciones. Además, se ha comprometido a “hacer lo necesario, con todas las herramientas sindicales” para hacerse cargo de su defensa “en caso” de que hubiera “algún problema jurídico o disciplinario”. Hasta la fecha, ErNE ha llevado a cabo “algunas actuaciones” para evitar que los ertzainas “no sean responsables o corresponsables de esa situación absolutamente injusta”.

Roberto Seijo ha hecho un llamamiento al resto de sindicatos, especialmente aquellos que tienen “el mayor poder en el aspecto de las propias confederales”, para que no sean “cómplices” de las ejecuciones hipotecarias. “Ellos participan en los Consejos de Administración de muchas Cajas de Ahorro y tienen que alzar la voz rotundamente, no ser responsables de esta situación”, ha dicho. Respecto a la posibilidad de que los agentes puedan ser objeto de sanciones por oponerse a participar en los desahucios, ha admitido que “podrán tener consecuencias”. “Pero -ha dicho- también tenemos herramientas sindicales para paliar o, al menos, apoyar a aquellos compañeros que no están dispuestos a ser cómplices de una situación absolutamente despreciable”.

 

 

De la misma forma, el sindicato mayoritario en los Mossos d’Esquadra, el Sindicato Autónomo de Policía-UGT, ha hecho un llamamiento a que se paren todos los procesos de desahucio por impago de alquiler o ejecución de deuda hipotecaria. En declaraciones a EFE, el portavoz de SAP, Valentín Anadón, ha considerado que la revisión de la legislación hipotecaria que está haciendo el Tribunal de Justicia Europeo es un motivo más para parar estos procesos. El SAP ha manifestado su apoyo a los agentes que se nieguen a participar en desahucios, aunque no ha hecho una llamada a objetar. En este sentido, Valentí Anadón ha reconocido que el ejercicio de la objeción de conciencia por parte de los policías “es complejo”. “Igual que la judicatura no quiere ser el cobrador del frac, nosotros no queremos ser los ejecutores de estas sentencias”, ha asegurado Anadón, que ha recordado que los policías no actúan de oficio en los desahucios sino por mandato judicial.El portavoz del SAP ha reclamado responsabilidad al estamento judicial, que ha señalado que tiene potestad para parar los desahucios. También ha reclamado responsabilidad política y en este sentido, ha pedido “sensibilidad” al Departamento de Interior de la Generalitat hacia sus agentes.

 

 

Por contra, la Confederación Española de Policía (CEP), la Unión Federal de Policía (UFP) y el Sindicato Profesional de Policía (SP) han censurado la propuesta del Sindicato Unificado de Policía (SUP) que anima a los agentes a no ejecutar más desahucios y ha advertido de que ni “sus propios afiliados” la apoyarán. “Aunque los policías suframos la crisis igual que el resto de ciudadanos, aunque pensemos que los desahucios son injustos y que el Gobierno debe encontrar ya mismo una solución para este tema, no vamos a dejar que un oportunista, el secretario general del SUP, José Manuel Sánchez Fornet, utilice la crisis y sus dramas para animar a los policías a cometer locuras, en las que, por descontado, jamás participará él”, han denunciado los tres sindicatos en un comunicado conjunto. En este sentido, han advertido de que “los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía que auxilian a una comitiva judicial que procede a ejecutar un desahucio tienen la obligación legal de cumplir con su misión” y de que “no hacerlo supondría jugarse el puesto de trabajo y enfrentarse a una imputación judicial por la posible comisión de un delito”.

No obstante, los sindicatos policiales consideran que “nadie se va a dejar engañar por esta campaña, ni siquiera sus propios afiliados” que, a su juicio, “se siguen preguntando las razones personales que llevan al secretario general del SUP a quedarse solo en plena crisis y a boicotear la unidad sindical en el CNP”. “Por desgracia, está más ocupado de preparar su futuro político que de defender a los policías”, han subrayado. “El secretario general del SUP se ha echado al monte. Tras 25 años agarrado a un puesto que se resiste a abandonar y con el lamentable logro de haber castigado a su sindicato a una soledad que sólo es consecuencia de sus manías personales, ahora se ha embarcado en una campaña que sólo pretende buscarle un lío a cualquier compañero que intente seguirla”, han concluido.

 

 

Por su parte, el secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José Manuel Sánchez Fornet, explicó en declaraciones a EFE que hace años que reciben consultas de compañeros por este asunto, pero ha añadido que ahora, debido al clima social, el sindicato dará una “mayor protección” a los policías que se nieguen a llevar a cabo los desahucios. “Si a alguien le va a crear un problema de conciencia actuar, que lo diga y le ayudaremos”, ha dicho Sánchez Fornet. Ha insistido en que el SUP respaldará a los agentes que aleguen objeción de conciencia y que, incluso, les ofrecerá defensa jurídica, sean o no afiliados al sindicato. “Esperamos que esta medida contribuya a que se paralicen los desahucios”, ha subrayado el secretario general del SUP, quien ha considerado que se trata de una ley “injusta”. Sánchez Fornet ha reclamado que se paren los desahucios hasta que el Gobierno y el resto de partidos regulen este asunto y ha llamado la atención sobre el hecho de que desde Europa digan incluso que la ley española para esta materia es injusta.

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
  Suscripción  
Notificar de