El rey Juan Carlos “desvía” un 55% de comisión a dos sobrinos al vender la casa de su padre a unos estafadores

1

La historia sonrojaría a cualquiera que le hubiesen descubierto el “pastel” pero tratándose del rey Juan Carlos ya nada extraña. Dos sobrinos suyos, Bruno Gómez Acebo y Marcos Gómez Acebo, han tenido que pasar por el juzgado porque 1200 perjudicados reclaman que devuelvan una comsión de 1,5 millones de euros, ya que fueron estafadas por Comercializadora Peninsular de Viviendas (CPV), una cooperativa en quiebra e intervenida judicialmente que estafó a más de 1.200 familias madrileñas, y cuyos promotores están en la cárcel.
 

 

Los síndicos de la quiebra, encargados de recuperar los casi 30 millones de euros estafados por CPV para repartirlos entre los acreedores de la sociedad, reclamaron a Bruno y Marcos Gómez Acebo que devolviesen los 1,5 millones de euros cobrados en concepto de comisión y pasaran a engrosar la lista de acreedores. Ante la negativa de éstos a reintegrar esa cantidad, los síndicos presentaron una demanda de retroacción contra los sobrinos de Don Juan Carlos, que se sentarán hoy en el banquillo del Juzgado de Primera Instancia número 17 de Madrid. La confianza del rey en Bruno es tal que toda la familia real asistió a su enlace matrimonial.

 

 

 El chalé Villa Giralda, bautizado así en honor a la residencia que Don Juan de Borbón, su esposa, Doña María de las Mercedes, y sus hijos ocuparon durante suexilio en Estoril (Portugal) el siglo pasado, fue vendido en febrero de 2002 por el Rey y sus hermanas a CPV por 2,7 millones de euros, que se repartieron entre los tres a partes iguales. El chalé, enclavado en la exclusiva urbanización madrileña Puerta de Hierro y hoy demolido, ocupaba una parcela de más de 4.200 metros cuadrados, y se componía de dos plantas, semisótano y casa de servicio.

La escritura de compraventa fue firmada, en representación de Don Juan Carlos y sus hermanas, por José Manuel Romero Moreno, conde de Fontao y asesor legal del monarca, a quien los tres hermanos Borbón habían otorgado en 2001 los correspondientes poderes notariales. El conde de Fontao adquirió notoriedad pública este mismo año, cuando El Confidencial reveló que estaba desempeñando un papel de intermediación clave en el caso Urdangarín entre el Rey y su yerno, imputado por corrupción y a punto de sentarse también en el banquillo.

 Fuentes jurídicas consultadas por El Confidencial aseguran que la comisión cobrada por los sobrinos del Rey fue “desorbitada”, ya que ambos se embolsaron 1,5 millones de euros por una operación de compraventa de 2,7 millones. Es decir, más de un 55% sobre el monto global, cuando lo habitual en estos casos es que la comisión de los intermediarios no supere el 5%. Don Juan Carlos, por su parte, cobró 901.518,16 euros en un cheque nominal de Ibercaja, al igual que sus hermanas Pilar y Margarita.
El juez, según las fuentes jurídicas consultadas, accedió a que el juicio fuese a puerta cerrada con el fin de proteger su intimidad, dada su condición de familiares del jefe del Estado. En el juicio prestarán declaración los promotores de CPV, Francisco García Moreno y sus hijos Francisco Javier y Miguel Ángel García Sánchez, que cumplen condena en la prisión madrileña de Soto del Real por varios delitos de estafa.
Otro miembro de la familia, Beltrán Gómez Acebo, cuarto hijo de la infanta Pilar, se dedica con intensidad a su trabajo tras la separación de la modelo Laura Ponte. Uno de los puntos donde ha intensificado su presencia es Arabia Saudí, un país con monarquía y que históricamente tiene buenas relaciones con España La presencia de Beltrán no ha pasado inadvertida en Arabia Saudí, donde se ha divulgado el dato de que es sobrino del rey de España, una ‘tarjeta’ que le está permitiendo moverse con mucha soltura y frecuentar los más altos niveles sociales del país, dado el aprecio que siempre ha mostrado la casa real saudí por don Juan Carlos. Nacido en 1973, hijo de la infanta Pilar y de Luis Gómez Acebo, en 2004 Beltrán contrajo matrimonio con la modelo Laura Ponte, un enlace celebrado en La Granja, en la Colegiata del Real Sitio de San Ildefonso, al que asistieron los reyes de España, los príncipes de Asturias, los duques de Lugo, los duques de Palma y el príncipe Haakon de Noruega. El matrimonio ha tenido dos hijos, Luis y Laura, pero días antes del quinto aniversario de boda, anunciaron la separación, informa Monarquía Confidencial.

También Fernando Gómez-Acebo fue noticia por las fotos publicadas en la revista “Que me dices”, las cuales mostraban como empleaba una tarjeta de aparcamiento para ‘prioridades reales’ mientras realizaba unas compras por placer. Al sobrino de Juan Carlos se le podía ver en la revista junto a su esposa, Mónica Martín Luque, visitando algunas tiendas de moda y tomando el aperitivo después de dejar su vehículo aparcado en un sitio prohibido: el carril bus. Para evitar una multa, la pareja había había dejado un cartel en el parabrisas que indicaba: “Prioridad oficial. Casa del Rey”.

Además, una de las instantáneas capturaba a Fernando sacando la lengua a la cámara que le retrata. A su lado, su esposa sonríe. Lo más curioso es que la Casa Real aseguró que el tarjetón utilizado por el sobrino del Rey no tenía validez ya que no se correspondía con ninguno de los elementos que son usados por dicha institución.

 

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

1
Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
1 Hilos de comentarios
0 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
1 Autores de comentarios
joserrapb Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
joserrapb
joserrapb

Seguro que le han borrado la coma en la comisión (5,5%), y como le gustan tanto los ñumeros. Si,si, ñúmeros….todo lo que tenga Ñ, le entusiasma.