Carta a un escéptico ante la república (I)

8

MANUEL GARCÍA VIÑÓ.

Este artículo ha sido suscitado por una carta que ha llegado a la redacción de La Fiera Literaria, la cual contiene, entre otros, los siguientes párrafos:

No rechazo la república; creo que puede ser mejor que la monarquía. El problema en España es que el modelo de república es la del 31 al 39 (sic), en mi opinión, uno de los períodos más sangrientos y traidores de nuestra historia.

Recuerdo, hace un mes, a un preboste republicano y de izquierdas, heredero de aquellos del 31, promocionando la tercera república; no hablaba de sus virtudes o ventajas para los españoles: Mostraba una guillotina; creo que ésa es la mejor demostración de lo que fue la 2ª y sería la 3ª.

Vamos a ver: la República es una forma de estado. Al hablar de la República, no tenemos por qué relacionarla, ni mucho menos juzgarla, por ésta o aquélla República concreta histórica o actual. En la pura teoría, se presenta como una forma de estado mucho más racional, democrática y moderna que la Monarquía. Hablar de Monarquía democrática es, según la clasificación de Aristóteles, una contradictio in terminis. De los 300 países que hay en el mundo 293 son repúblicas.

Si a la muerte de Franco las cosas se hubiesen hecho justamente y con honradez, España sería hoy una República. En primer lugar, porque cuando el golpe de estado de Franco y todos sus militares perjuros (como él, habían jurado lealtad a la República) estaba vigente un régimen republicano elegido por el pueblo. Se tendría que haber reinstaurado. Como España seguía dominada por los franquistas –el primer gobierno de la supuesta democracia lo compusieron exministros franquistas– tampoco se hizo un obligado y justo referéndum para que el pueblo español eligiese la forma de estado que quería. De haberse hecho, hubiese ganado la República. Las encuestas del momento arrojaban estas cifras: 47% de republicanos, 38 % de derechistas y 15% de falangistas. Pero entonces vino la traición de Felipe González y Santiago Carrillo que, siendo presidentes de sendos partidos republicanos, vendieron a la República, aceptando la instauración de la Monarquía a cambio de que legalizaran sus partidos. Por ende, el nuevo gobierno, tan franquista como el anterior –Suárez y todos sus ministros eran antiguos franquistas–, con vistas a las primeras elecciones, legalizó a todos los partidos, incluso a los de extrema izquierda, pero no a los partidos republicanos, por lo que éstos no pudieron presentar listas. Una canallada, una falsificación histórica, que parece mentira que no se recuerde más.

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

8
Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
7 Hilos de comentarios
1 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
7 Autores de comentarios
DominicAzañafeverJavierLuis "er Maki" Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Pedro M. González

Que lucidez!

Nicolás
Nicolás

El problema es que lo que parece que no ha existido ni existe es un partido republicano español que no le haga la cama a la extrema izquierda y le prepare el camino .En caso contrario , ya haría mucho tiempo que España se habría configurado como una república . Y en cuanto a lo de Carrillo y Felipe , no es de extrañar que apostaran por la continuidad política . A Carrillo porque venía del comunismo y apostó por la socialdemocracia y Felipe porque era la apuesta de la CÍA y del régimen anterior para frenar al comunismo y tener al país bajo control ( que no deja de ser la aspiración de las socialdemocracias ; comunismo sin revolución y sin sobresaltos, es decir, dar todo el poder al estado sin que el ciudadano se percate).La polarización política en España es ficticia y como creo que se ha dicho aquí en más de una ocasión, responde al mantenimiento del Estado de partidos.

Bernardo Rodriguez Picaro

Ni más ni menos. Viendo cómo se puede engañar a tanta gente y durante tanto tiempo, casi mejor aceptar que esto no tiene solución.

Luis "er Maki"
Luis "er Maki"

¡Que bien..! otro García lúcido, excelente el texto y el contexto, en 26 líneas D. Manuel nos ha recetado un magnifico articulo.
Nosotros (MCRC), tenemos la fortuna de contar con las bases teóricas, científicas para la que será LA PRIMERA REPÚBLICA CONSTITUCIONA que barre toda la basura de otros Regimenes que han pisoteado las dos elementales reglas que debe sustentar una Constitución: Separación de Poderes y representatividad autentica…¡ Mira que es fácil…! Salú2

Javier
Javier

Algunas precisiones. El PCE de Carrillo tuvo tanta responsabilidad como el PSOE en la derrota del movimiento comunista español. El primero introduciendo eso que se llamó eurocomunismo, que no fue otra cosa que la claudicación ideológica del PC, de ahí a la rendición solo hay un paso, y los segundos con su labor de zapa en el seno de la clase obera, labor típica de la socialdemocracia, efectivamente en este caso con el dinero de la CIA. En otros términos, había que destruir las organizaciones obreras pues eran ellas quienes levantaban la bandera republicana y la posibilidad de ruptura. No se trata de hacer la cama a la “extrema izquierda”, la política es una cuestión de poder. Si la republica estaba, y en buena medida lo sigue estando, ligada a los movimientos populares se debe a que, con excepciones, son esos movimientos quienes la propugnan. Si en este país sufrimos una burguesía criptofascista, configurada en el fascismo, probablemente una de las más reaccionarias de Europa, no se puede pretender que sean ellos quienes derriben el régimen del que se benefician.

Azaña

Tras la muerte de Franco, se hizo en un rerstaurante cercano de Madrid una reunión del señor Gonzalez con tres reprentantes de ARDE, ésta en aquel momento tenía 67 agrupaciones en toda España -están los documentos- además de las del estranjero; la mayoría se reunían en domicilios particulares o discretamente en casinos y centros culturales. No creo que el PSOE tuviese tantas casas del pueblo en esos tiempos. Fué una reunión trascendental.

Azaña

Por cierto, fueron prohibidos para participar en aquellas primeras elecciones: Esquerra Republicana de Catalunya, Estrella Roja, y Accion Republicana De España. D. Antonio sabe bastante de eso.

Dominic
Dominic

Primero, en realidad hay mas de 38 monarquias.

Segundo, la democrácia y la monarquía no son incompatibles, de hecho, los países mas prosperos, con mas igualdad social y de los mas democraticos son Monarquia Constitucionales.