El escandaloso “hallazgo” de la Gioconda española y el descrédito esperan al “zorro plateado” en el Museo del Prado

5

José Pedro Pérez Llorca lleva ahora las riendas del Museo del Prado y nada cabe esperar de su gestión. Emblema de esta “constitución” y de la partitocracia, sustituye al empresario Plácido Arango, amigo de Felipe González. El “coto” más codiciado de la cultura española es abrevadero de otros políticos socialistas como Javier Solana o Guillermo de la Dehesa junto a la casta más selecta del “gotha” de los banqueros y empresarios ligados a lo público (Koplowich, Alierta, Entrecanales, Fainé…) según desveló la periodista Eva Belmonte en su blog “El BOE nuestro de cada día”.

 

 

La descomunal y creciente crisis política, económica y social que vive España está afectando también a las referencias más emblemáticas de su cultura. Y lo que parecía al margen del progresivo hundimiento del Estado, su joya más preciada, el Museo del Prado, ha caído también en el descrédito. Lo más preocupante es que su gestión, que ha resultado ser llevada desde un refugio de políticos y banqueros sin ocupación y con una fortuna económica sólo equiparable a su ignorancia, ha degenerado en el hazmerreir de Europa, que la mira de soslayo y con vergüenza ajena. Han sustituido la propaganda interior por el rigor artístico y científico, rememorando así los peores tiempos de la dictadura, cuando esta estrategia mediática trataba de ocultar el enorme aislamiento y hostilidad del resto del mundo.

Fuentes del Museo del Prado mostraron a Diario RC su preocupación por la exagerada exaltación que algunos medios de comunicación españoles están realizando sobre la cotidianeidad de los trabajos del museo, con una desmedida propaganda que está provocando la sonrisa en medios internacionales, donde incluso ha protagonizado varios artículos en el suplemento cultural del diario francés Le Figaró. El periódico francés ironizó sobre la supuesta primacía del Prado sobre otros museos europeos, hecho que ha sido relacionado con la intención del actual equipo directivo y patronato de deslumbrar al nuevo Gobierno de Mariano Rajoy para mantenerse en sus cargos.

 

 

En el mundo artístico español se esperaba una intervención gubernamental, al igual que ha ocurrido en la economía y en otros ámbitos de la vida pública, para remover las plácidas y estancadas aguas del Museo del Prado, que lleva décadas inmóvil y distanciado del Ministerio de Cultura por su singular situación autónoma, sin comunicación ni contacto alguno con otros museos nacionales. En Francia, por ejemplo, el boletín oficial del museo lleva el título de “El Museo del Louvre y los Museos de Francia”. Esa comunión entre museos está vetada en España por una política exclusivista en la que el Prado ha quedado reducido a una finca particular de sus dirigentes y gestores.

Las tropelías que se están llevando en el “buque insignia de la cultura española” son variadas: la presentación de “La Gioconda española” como una pretenciosa novedad, cuando era una obra que ya era conocida y estaba expuesta desde hacía años en la Sala de Pintura Italiana del Renacimiento, junto al autorretrato de Durero y el Cristo atado de Antonello de Messina. La calidad de la obra es correcta, pero a mucha distancia del original, con la que se pretendía igualar, según diversos especialistas consultados. Esto ha generado cierta perplejidad y sonrisa en periódicos franceses e italianos. Más interesante hubiese sido presentar la copia de Santa Ana, la Virgen y el Niño, que estaba en el atelier de Leonardo y permanecía inédita hasta que fue dada a conocer en el Louvre.

 

 

El habitual mercantilismo de salas y exposiciones en el Prado para sufragar los costes desmedidos de exposiciones, que invade las competencias del Ministerio de Cultura y su dirección general de exposiciones, ha aportado poco. El abuso en los precios de las entradas al público ha sido otra de las razones que ha alarmado a los especialistas, llegando a cobrar cifras abultadas por las conferencias que siempre han sido gratuitas. Y cobrando por la entrada al Museo, que durante otros mandatos ha sido incluso gratuita para los ciudadanos españoles, como sucede en la National Gallery de Londres, llegando a quejarse el director del Prado de “competencia desleal” de la Fundación Mapfre por no cobrar al público por sus visitas de sus acreditadas exposiciones, que han sido muy aplaudidas por la crítica por su calidad y por su generosidad hacia el ciudadano.

 

 

Incluso se ha contratado a un ex periodista del diario El País para que maquille la gestión diaria del museo cara al Gobierno de Mariano Rajoy y a la sociedad española, según la información a la que ha tenido acceso Diario RC. Desgraciadamente, el Museo del Prado no ha podido esquivar la crisis de valores en España y a la degradación política y económica se le suma ahora la cultural.

El escandaloso “hallazgo” de la Gioconda española “viene a confirmar los artículos de gran aparatosidad publicados en El País y en el resto de la prensa española”, según un experto consultado, pues la noticia procede “de la contratación de un periodista de El País para impedir toda crítica que no convenga al actual estatus del museo y servir de cortafuegos. Ha tomado posesión con despacho, llave y secretaria con la función de propaganda de las “hazañas gloriosas”  con intención de mantener su continuismo en el museo”.

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

5
Dejar una respuesta

Por favor regístrese o Conecta para comentar
1 Hilos de comentarios
4 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
2 Autores de comentarios
OtreEnrique Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Otre
Otre

Como parece que ustedes los único que van a hacer es transcribir el bochornoso programa de radio que dedicaron al Museo del Prado yo también autocopio mi comentario sobre el mismo:
Museo del Prado tiene una magnífica relación con el resto de principales museos internacionales y especialmente con el Louvre como se ha demostrado con la exposición de Rafael. Con respecto a la llamada Gioconda del Prado no escucharás a ningún experto del Prado comparándola al alza con la del Louvre, eso lo han hecho los medios de comunicación y el patrioterismo de la gente. En cuanto a la cercanía de la obra del Louvre y del Prado (nunca en calidad) se ha pronunciado el conservador del museo del Louvre (Delieuvin) y es a favor, de hecho tras la presentación retrasaron la datación de la suya y Martin Kemp, uno de los principales expertos en Leonardo y muchos medios especializados se han manifestado muy satisfechos con la profesional presentación que de la obra hizo el Prado. Eso de que se cobra por las conferencias es mentira, se cobra por los cursos y congresos. La queja sobre competencia desleal la realizó el director del MNAC sobre la fundación La Caixa en Barcelona y no el director del Prado sobre la fundación Mapfre. Lo de El País puede ser cierto, antes el ABC tenía las exclusivas del Prado y ahora las tiene El País, pero me gustaría saber cuales son las noticias falsas, lo de la Gioconda se publicó primero en The Art Newspaper y el mismo día en todos los periódicos españoles. La pequeña copia de Santa Ana y la virgen (la que aparece en la foto) no era una copia inédita y creo que alguna vez estuvo expuesta en las salas del museo, de hecho es una copia más de las numerosas que hay de esa obra del Louvre, como ya he dicho lo interesante de la copia de la Gioconda no es su calidad sino lo que aporta para conocer el taller de Leonardo y el proceso de creación de la original, esto es en lo que el Prado siempre ha incidido y lo que reconocen todos los expertos en Leonardo, incluidos los del Louvre.

Enrique
Enrique

Yo lo único que sé es que a mi, como a tantos otros, me engañó el Museo del Prado. También engañó a toda la prensa nacional e internacional que divulgó la falsa noticia, que dio la vuelta al mundo porque en teoría se trataba de una obra desconocida, un gran descubrimiento, una increible novedad. Al menos eso fue lo que se comunicó desde el Prado.
Y ahora resulta que es una copia que estaba colgada en las paredes del museo desde siempre, que no es tan buena como dicen y que la única novedad es que la han limpiado. Yo creo que esto es tergiversar la realidad y aprovecharse de la ignorancia del público para engañarlo. Me parece un insulto que el Prado lo haga y que la prensa lo comunique peor. Resulta increible que nadie que se haya dado cuenta hasta ahora. Todos repitiendo la mentira como loros. Así nos va. Menos mal que hay quien al menos lo señala aunque el mal ya esté hecho.

Otre
Otre

Esto es lo que dijo de la copia de la Gioconda Miguel Falomir, conservador de pintura italiana del siglo XVI del museo del Prado. Es de un pintor «muy relamido en su ejecución, no es un artista de primera fila». A ti no te engañó el Museo del Prado, tu te dejaste engañar por la prensa que le encanta dar bombo a cualquier noticia sobre Leonardo. En el Museo siempre se dijo que la obra había estado expuesta (no siempre unas veces estaba y otras no) y que la novedad era el redescubrimiento del paisaje de fondo que había estado repintado hasta entonces y lo descubierto en la reflectologia; “El extraordinario interés de esta copia reside en que, desde el dibujo preparatorio y casi hasta los últimos estadios, repite el paulatino proceso creativo de la Gioconda, sin pretender hacerse pasar por ella.” Ahí te deja bien claro cual es la importancia de la obra, la mejor comprensión del taller de Leonardo y de la realización del original.
Aquí te dejo el comunicado de prensa del Museo del Prado:
http://www.museodelprado.es/sala-de-prensa/noticias/noticia/browse/3/volver/72/actualidad/el-museo-del-prado-presenta-las-conclusiones-del-estudio-tecnico-y-restauracion-de-su-gioconda/
Y el estudio publicado de la obra:
http://www.museodelprado.es/investigacion/estudios/estudio-de-la-gioconda-del-museo-nacional-del-prado/
Esto es lo que ha dicho el Prado ¿donde esta la falsedad? ¿donde la exageración? Quien se engaña es porque quiere o porque no se molesta en leer otra cosa que lo que publican los periódicos que en su ignorancia sobre arte dicen lo que les da la gana.
Si encuentras algo salido del Prado que contradiga lo dicho aquí enlázalo por favor, si ha salido de otro medio el responsable es ese medio.

Enrique
Enrique

Gracias por su mensaje. Por fin me he enterado mejor. Veo que tiene usted información muy privilegiada y que habla en defensa del museo aunque no se indentique. El asunto tiene más miga de lo que imaginaba. Resulta que ahora todo el mundo está de acuerdo en que es una copia bastante malucha cuando hasta ahora nos la han presentado como una maravilla y que la gran novedad es que Leonardo no trabajaba solo, que tenía ayudantes en su taller que copiaban sus cuadros (!). http://www.youtube.com/watch?v=4GN8jgQ3w6I Que yo sepa eso ni es exclusivo de Leonardo ni tiene nada de extraordinario porque lo hacían todos los pintores (los que podían, claro). La carta del tal Pedro de Lara que menciona el Sr. Falomir no veo que desvele nada que no fuera de lo más habitual en la época. Refleja lo que ocurría en cualquier taller de pintor y no es en absoluto concluyente respecto a la copia. Podría serlo de especificar qué cuadro había visto pintar y que efectivamente fuera la Gioconda. No es nada raro que las copias y obras de taller proporcionen información sobre los originales. Que un pintor del taller haya copiado a calco el dibujo de su maestro es lo más normal en las obras de cualquier taller. Que el Prado convoque una rueda de prensa para divulgar una información tan normal, tan poco fuera de lo común es bastante sorprendente. Está claro que la cuestión es crear noticia sea como sea. Me digo que o son ignorantes o se aprovechan de la ignorancia del prójimo. A estas alturas no me sorprendería que convocaran una nueva rueda de prensa para informarnos de otro gran descubrimiento sensacional: que Leonardo utilizaba pinceles de distintos grosores y cerdas. En fin, muy poco serio. Bien está que se cuiden las obras, que se limpien y se estudien pero no hay porqué sobredimensionar unas conclusiones que, aunque no carentes de interés, son bastante discutibles y no tienen la relevancia que se les ha querido dar. Y si la prensa divulga aspectos que no son ciertos, el deber del museo es desmentirlos de inmediato para no confundir a la gente…. que para eso tienen a periodistas de El Pais a sueldo (cosa que usted le parece normal, pero a mi no) Pero ni al Prado ni a El Pais parece interesarles tanto la verdad, prefirieron aprovechar el golpe mediático manipulador para la venta… Leer mas »

Otre
Otre

No tengo claro si es ironía o no, lo de que tengo información privilegiada, supongo que si porque la que tengo es pública. Puedo hablar a favor del museo, pero no trabajo para el museo y si lo hago (hablar) es porque que creo que en el programa de radio en el que se basan esta serie de artículos se mentía descaradamente (como en el tema del Tiziano recién descubierto o en lo de que ahora se cobra por las conferencias o que Durero pidió a Patinir que le pintara los paisajes de sus cuadros) Vamos a ver lo que se descubre le ha parecido bastante sorprendente o interesante a Martin Kemp o al conservador del Louvre, Deliauvin, si a usted no le parece llamativo que un alumno copiara la obra de su maestro a la vez que el la pintaba y corrigiera la obra cuando su maestro lo hacía a mi si. Nunca me imaginé un taller de pintura así. El maestro pinta una obra, la acaba y sus alumnos la copian, sin arrepentimientos, esto es lo que yo suponía. La novedad (no para usted que parece que lo conocía) es que el dibujo subyacente de ambas pinturas es igual, lo que supone que lo pintaban a la vez y corregía el discípulo cuando lo hacía el maestro, es decir la obra del discípulo presenta los mismo arrepentimientos que la del maestro. Realmente esta teoría tiene sus lagunas sin explicar, porque si Leonardo estuvo retocado su obra durante años se supone que el discípulo le seguía y retocaba la obra a un después de la partida del maestro de FLorencia ¿?. A mi particularmente ni esta obra ni la original me dicen nada y no voy a pasar más de un minuto delante, ni voy a hacer cola para verla como un fanático, ni diré que es mejor que la otra porque no lo es, pero la información que aporta me parece llamativa. EL porque de tanto follón, pues como dijo un experto italiano, cuando Leonardo entre en juego, hasta las mentes más lucidas se nublan (algo así, no recuerdo la frase exacta). Sinceramente no creo que ningún japonés vaya a venir al Prado por esto, ni creo que se saque una gran tajada, vender cien postales o mil, eso no es un gran beneficio, la verdad y teniendo en cuenta que en el museo se puede entrar gratis… Leer mas »