Un problema interno

0

ROBERTO CENTENO.

 

Un año después, los bancos españoles deben al BCE 378.000 millones, los extranjeros han disminuido en 87.000 millones su deuda española desde enero, que se reduce ya a 194.000 millones de euros y los españoles la han elevado ni se sabe, porque las cifras que circulan por ahí son falsas y Oliver Wyman eludiría cuantificarla. La deuda neta total de España se ha incrementado en 72.000 millones computables y en 90.000 totales. O sea, están convirtiendo la eventual suspensión de pagos de España de un problema europeo a un problema esencialmente español. Diabólico. Y Rajoy sin enterarse.

 

Pues bien, en esto es en lo que está la señora canciller: lo explicaba en detalle y brillantemente, como es habitual, Daniel Lacalle. El objetivo de Merkel es que, como mínimo, la deuda soberana se encuentre en un 85% en manos de españoles, porque no quieren más estafas a la griega y si hay una quita, que la habrá, que la soporten los españoles: los bancos, la caja de las pensiones, los fondos de pensiones y los incautos a quienes los bancos les han colocado enormes cantidades de deuda. No los alemanes. La valoración de Lacalle para el conjunto deuda más avales es de: más del 110% del PIB, pero en mi opinión inferior a la realidad.

 

Es mucho más. Primero los pasivos circulantes, es decir, la deuda total y no la parcial que publican habitualmente los medios que es la deuda computable y que no incluye todo. La cifra del BdE del primer trimestre de 2012 fue de 986.000 millones -695.000 del Estado; 202.000 las Comunidades Autónomas; 63.000 las entidades locales y 26.000 las administraciones y la Seguridad Social-.Una extrapolación lineal a fin de año nos llevaría a 1,06 billones de euros, porque el avance del segundo trimestre no se lo cree ni MAFO. Luego sumo los mismos avales, 258.000, el FLA 17.000 y el déficit de tarifa 29.000, y tenemos una deuda más avales de 1,36 billones. Ahora hacemos como que nos creemos el último PIB oficial -1,04 billones- y qué tenemos: el 131 % del PIB.

 

Desde octubre y próximos meses la mayoría de vencimientos es de inversores extranjeros, que no van a renovar, lo que significa que en pocos meses tendrán poco más del 10%, y entonces la situación de España se hace insostenible. ¿Por qué razón iban a rescatarnos, si no es en condiciones leoninas, si los riesgos potenciales de lo que pueden perder por el rescate son mayores de lo que perderían si suspendemos pagos? El euro no se iría al garete nos iríamos nosotros, ya que estos irresponsable han colocado el grueso de la deuda a españoles, justo lo contrario de lo que ocurría con Grecia. Dicho en corto: los griegos chapó -han conseguido un 70%  de quita- nosotros unos capullos, la quita la tendremos que soportar los españoles.

Creative Commons License

Este trabajo de Roberto Centeno está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
  Suscripción  
Notificar de