El miedo de Lara

7


PACO BONO SANZ.

José Manuel Lara ha declarado su “miedo horroroso” a la radicalización del voto en las próximas votaciones a partidos en Cataluña. Un poco tarde, ¿no? Han transcurrido ya casi treinta y cuatro años desde que se produjo la conocida traición a la Platajunta, que significó también una traición a la propia Nación española, y que dio cerrojazo a las aspiraciones de libertad política. Tras la república de partidos, llegó la guerra, y tras la guerra, la monarquía de partidos, tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando. Así nos toca revivir la historia.

Sr. Lara, ¿se asemeja su miedo horroroso al terror que llevan padeciendo en España cientos de miles de siervos cuyas libertad se ve cada día coartada por los radicales afincados en el poder con la connivencia de los hipócritas presuntos contrarios? Podría haberse percatado usted mucho antes de lo que implica un régimen de partidos dividido además en feudos. Mientras las cosas iban bien, unos robaban, otros callaban, y todos tan felices. Pero al perro flaco, todo son pulgas, y el tiempo ha dejado a la vista las entrañas de la verdad de este régimen tan parecido al que sirvió a los nazis para su llegada al poder en Alemania.

Sí señor, Don José Manuel, que usted ha leído, seguro, mucho más que yo, por edad y por mecenas. El nacionalismo no existe en sí mismo, el nacionalismo es la consecuencia, es la metástasis de una enfermedad llamada partidocracia o régimen de partidos. La partidocracia consiste en el reparto de poder público a través de los partidos, a los que la constitución de 1978 se refiere de la siguiente forma: “Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la Ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos”. ¡Menuda magna mentira!

Si todos concurren en el mismo juego pactado, ¿se puede establecer una distinción en lo que se refiere al grado de responsabilidad entre partidos nacionalistas y no nacionalistas con respecto a la deriva política de España? No. Porque la existencia de los grupos políticos “nacionalistas” es inherente al régimen de partidos acordado con los “no nacionalistas”, el cual les garantiza la supervivencia y su multiplicación, como una célula para un virus, utilizando el propio Estado como herramienta para encauzar su fanatismo y articular su proyecto doctrinario con impunidad, inspirado en una legitimidad democrática inexistente, puesto que al no haber libertad política, es decir, al no producirse separación de poderes, representación en mónadas, al no permitirse la total autonomía del estamento judicial, al financiar al poder político y sindical, los ciudadanos son incapacitados para la participación y la decisión en lo público, se les niega la posibilidad por principio de ley, por lo que no hay freno ante la corrupción del sistema que vive de este presidio civil supeditado al mercadeo de la acción política.

¿Acaso me he vuelto loco, Don José Manuel? ¿Es posible que usted no se haya dado cuenta todavía de que el nacionalismo es la madre fundadora de este régimen de frustración, fraude y traición constantes? ¿No es acaso el nacionalismo hijo en España del consenso? Hubo un tiempo en que yo pensaba que sólo había un “nacionalismo”, el de los secesionistas, el periférico, creía que lo que defendían los paridos “nacionales”, lo español, era patriotismo. Ahora me doy cuenta de lo equivocado que estaba. Para ser patriota hay que poder ser ciudadano, y para ser ciudadano hay que habitar un país en el que se haya conquistado la libertad política, algo que todavía no se ha conseguido en el nuestro, España, donde la mayoría de habitantes somos todavía siervos en pleno siglo XXI. ¡Y esto sí que produce un miedo horroroso!

Creative Commons License

Este trabajo de Paco Bono está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

7
Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
7 Hilos de comentarios
0 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
7 Autores de comentarios
Santiago VilarJosé Ramón CalpeSueroPaco CorralizaPedro M. González Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Luis "er Maki"
Luis "er Maki"

Un articulo excelente. Los nacionalismos son el perfecto disfraz para escamotear el verdadero deber de todo servidor público, de esta forma se pueden permitir el descaro del latrocinio, abuso de poder y corrupción, tapándose con la bandera y evitando todo ejercicio de critica y fiscalización… ¿Quien puede cuestionarse la Bandera..? ¿Y la Nación..?. Nos quieren cambiar nuestra España por 17 “Españitas” aderezadas al servicio de la casta. Muchos han colaborado en este AKELARRE de reparto pensando que la “fiesta” duraría siempre, ahora intentan ponerse de perfil pero ya no se puede seguir en plan “compresa”… ya saben NO SE MOJA, NO SE NOTA Y NO TRASPASA, si Señor Lara, actuar en plan Prensa del Movimiento “editoriales conjuntos presionando al TC y recibir fondos tipo LA VOZ DE SU AMO”, si MOJA la credibilidad del Derecho a la información libre; tapar y disimular corruptelas y fraudes si se NOTA en la sociedad que aspira a la libertad; no ejercer labor intelectual de denuncia si TRASPASA a las capas débiles económicamente creando un clima de miseria- desempleo y condenando a nuestra juventud a un futuro incierto.
Desde estas paginas, los republicos no cejaremos hasta alcanzar para nuestra Sociedad Civil el ejercicio de Libertad y Democracia que merecemos, despojaremos de su disfraz a esta falsa Democracia a sus lacayos y servidores para apartarlos al rincón del olvido. De momento y para empezar Je..Je.. proclamamos: ¡¡¡ LIBERTAD CONSTITUYENTE hacia LA PRIMERA REPÚBLICA CONSTITUCIONAL…!!!

Joseba

Genial. Sabía que tenías que escribir en el Diario. Me alegro de poder seguir estos artículos tan elocuentes.

Un saludo.

Pedro M. González

Magnífico artículo Paco.

Paco Corraliza

Muy bien, tocayo. El problema no es la nación que pretende encarnar el nacionalismo; el problema es el nacionalismo que pretenda encarnar a cualquier nación…¡¡¡A base de OCUPAR O CREAR un Estado con que OPRIMIRLA!!! Hitler y su nacional-socialismo lo supieron hacer muy bien.

Suero
Suero

Articulo muy bueno, felicidades por tu lucided politica

José Ramón Calpe
José Ramón Calpe

Paco:
Después de tanto tiempo, te agradezco el artículo; hay una gran influencia de García Trevijano, pero tampoco hay por qué deslegitimar un sistema que es bastante parecido al alemán, aunque con monarquía. Es cierto que sería deseable una mayor separación de poderes, con una elección presidencial directa de la que derivara el ejecutivo, que ya se las arreglaría para buscar mayorías parlamentarias. Pero si en la transición se hubiese pactado una constitución con listas abiertas, o distritos unipersonales o elección separada del ejecutivo y del legislativo, ¿deslegitimaríamos también el sistema por haber sido pactado por los partidos?

Santiago Vilar
Santiago Vilar

Excelente artículo. Lara es al fin y al cabo dueño de Avui. Sin subvenciones, no existiría ese periódico, por denomimarlo de forma amable. Está claro que la pela es la pela, y por desgracia, al final, todo se reduce a eso.