La tradición partidocrática gobernará Grecia

0

Nueva Democracia (ND), el partido conservador que ganó el domingo las elecciones legislativas griegas, espera cerrar un acuerdo de gobierno con el Pasok. Los socialistas también confían en ello, pero lo único cierto era que Syriza, la coalición de izquierdas que quedó segunda en los comicios, no participará en un Ejecutivo de concentración, tal como deseaban conservadores y socialdemócratas para legitimarse. La situación fue evaluada en Radio Libertad Constituyente, donde se asemejó a lo que sería en España un pacto PP-PSOE, en la mejor tradición partidocrática.

 

ND y el Pasok, los dos partidos que defienden, aunque sea con matices, el rescate, no tienen alternativa: deben formar Gobierno a la mayor brevedad. Cuentan para ello con escaños suficientes (162), pero no se sienten bastante legitimados, dado que sólo obtuvieron en las urnas el respaldo del 42% de los electores, y los otros cinco partidos que se sentarán en el Parlamento griego se oponen de manera más o menos frontal al llamado memorándum de austeridad.

 

Además del Pasok, y descartada Syriza, la única formación que podría sumarse a un “Gobierno de salvación”, como lo denomina Antonis Samarás, es la centroizquierdista Dimar, que se hizo con el 6,26% de los sufragios y 17 diputados. Pero su líder, Fotis Kuvelis, el político mejor valorado de Grecia, puso como condición la renegociación del programa de ajustes que el país debe cumplir para seguir recibiendo dinero de Bruselas, el BCE y el FMI. 

”El país no tiene un plazo de ingobernabilidad ni siquiera de una hora”, advirtió el presidente griego, Karolos Papulias, al vencedor de las elecciones, el conservador Antonis Samarás, al encargarle la tarea de formar Gobierno.

 

“Con Venizelos nos pusimos de acuerdo en que se debe formar un Gobierno de salvación nacional durante mi mandato”, explicó Samarás, en referencia a los tres días que le dio el presidente para lograrlo. 

De su lado, el socialista confirmó su voluntad de alcanzar un acuerdo hoy mismo. “Samarás y yo hemos acordado que el país necesita Gobierno inmediatamente (…) Está claro que tenemos que dar una imagen seria tanto en el interior como en el exterior”, dijo Venizelos, que se declaró “decepcionado” por la actitud de Syriza, sabiendo que su partido, que ha perdido a dos tercios de los electores respecto a los comicios de 2009, sufrirá un gran desgaste con la acción de Gobierno y haciendo frente a la oposición de los izquierdistas.

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
  Suscripción  
Notificar de