Dívar puede dimitir o ser cesado este sábado

0

Lo inesperado puede ocurrir: Dívar se está quedando cada vez más solo. La vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para el País Vasco y ex diputada del PNV, Margarita Uría pedirá este sábado la dimisión del presidente del máximo órgano de gobierno de los jueces, Carlos Dívar, después de que este jueves haya perdido una ocasión “elegante” de abandonar el cargo. Además, ha considerado que el daño al Consejo “está siendo muy grande” y el verano puede ser “una sangría” para la institución. Hasta ahora Uría apoyaba a Dívar y aunque su actitud es plausible, no deja de evidenciar una rémora: que los ex diputados pueden convertirse en jueces gracias a sus partidos políticos, una anomalía jurídica que atrofia la división de poderes en España hasta hacerla inexistente, según denunció de nuevo Radio Libertad Constituyente.

 

En declaraciones a Europa Press, Uría ha señalado que este pasado miércoles habría sido “muy buen día” para que el presidente del CGPJ, Carlos Dívar, dimitiera, una vez que el Tribunal Supremo “ya dijo que no había materia para el delito”. A su juicio, con esa convicción de que no había cometido “ningún delito”, pero habiendo “documentos que están dando de sí lo que están dando de sí”, habría sido “un día elegante para marcharse”. “No lo ha hecho y ahora nos encontramos con que él nos convocó para un pleno el día 21 y ahora llega una convocatoria para el sábado a instancias de varios de mis compañeros”, ha añadido.

 

De esta forma, se ha referido al hecho que el día 16 haya sido convocado, finalmente, pleno extraordinario del Consejo ante las solicitudes presentadas, por una parte, por los vocales Félix Azón Vilas, Carles Cruz Moratones, Inmaculada Montalbán Huertas y Margarita Robles Fernández, y, por otra, por José Manuel Gómez Benítez. La representante del órgano de gobierno de los jueces ha manifestado su intención de pedir la dimisión del Consejo porque “el daño a la institución está siendo muy grande”.

 

Además, ha recordado que es algo que “urge” porque el lunes se celebran los 200 años del Tribunal Supremo, con la asistencia del Rey, y el encargado de recibirle será el presidente del alto Tribunal, Carlos Dívar, y se habla de la posibilidad de que ciertos magistrados realicen “un plante”. Margarita Uria ha manifestado que no entiende la postura de quienes “quieren aguantar y esperar hasta septiembre” porque, en su opinión, “la sangría de este verano por medio va a ser tremenda”. En este sentido, ha señalado que, con la permanencia de Dívar en la presidencia del máximo órgano de gobierno de los jueces “quedan muy deterioradas y muy dañadas otras cosas interesantísimas y de buen trabajo que se hacen desde el Consejo, e incluso la propia labor de tantísimos jueces y magistrados que ejercen con enorme dignidad su trabajo”.

 

Fuentes judiciales cifran ya entre 9 y 13 los hipotéticos votos a favor de que Dívar dimita -se necesitan doce para que la propuesta salga adelante-, siempre a la espera de lo que el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo decida hacer en el pleno.

 

Se dan por seguros también dos o tres votos en contra de los vocales mas cercados al presidente y una cifra importante de abstenciones entre quienes no quieren posicionarse en uno u otro lado.  Lo que sí descartan las fuentes consultadas por Efe es que salga adelante la propuesta presentada por el vocal José Manuel Gómez Benítez, que en lugar de la dimisión pide la “remoción” del cargo del presidente del CGPJ “por incumplimiento grave de sus deberes”.

 

Un escrito que, de llegar a votarse, no contará con el respaldo de los miembros del Consejo, ni siquiera el de los otros cuatro vocales -Margarita Robles, Félix Azón, Inmaculada Montalban y Carles Cruz-, que instan a Dívar a dimitir, pero que rechazan también la “despreciable” campaña personal que ha habido en su opinión contra el presidente. Por el contrario, estos cuatro vocales, enmarcados en el sector progresista del Consejo y miembros de Jueces para la Democracia (JpD), quieren que Dívar se vaya, pero que lo haga con la dignidad que merecen 40 años de vida profesional “intachable”. Lo que buscan es “una solución que no afecte a su dignidad personal”.

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
  Suscripción  
Notificar de