Filosofía “realista” de la República Constitucional

15

En filosofía hablamos de  realismo cuando    el objeto que conocemos es independiente a nuestra mente  y, más específicamente, cuando negamos la existencia de la materia separada de toda clase de forma determinada, es decir, cuando negamos la existencia real  de las formas separadas o de las Ideas en un mundo de las Formas. No hay materia sin forma, ni forma sin materia.

Aristóteles será siempre el filósofo de la realidad porque es el primero que estudia científicamente, en el sentido clásico de ciencia,  el movimiento de las cosas o cuerpos, además de la política en el sentido real de la prudencia.

También las sociedades humanas en cuestiones políticas son cuerpos en movimiento que presentan una materia (derechos humanos y libertades individuales) y una forma (las reglas legítimas  del juego político democrático).

 En este sentido la materia se refiere a los cuerpos individuales y la forma  al Estado y al gobierno (en cuanto mantiene relaciones de limitación y contrapoder con los otros dos poderes) de una nación o sociedad determinada.

La Revolución francesa de 1789 se concentró en los derechos humanos, es decir, en la materia del cuerpo político ( el aspecto social y laico del candidato socialista François Hollande así lo mantiene todavía en 2012) y la Revolución e Independencia  norteamericana  se centró en la forma del mismo, es decir, en la forma de un estado republicano presidencialista  y  constitucional y, a su vez, en un gobierno democrático.

Obviamente ni una república ni otra son la verdadera República Constitucional por la que luchamos los repúblicos españoles.

La Historia nos muestra, curiosamente, que el origen de la revolución material (en el sentido que hemos dicho) consistió en el idealismo de la Razón y de la metafísica racionalista moderna junto al pensamiento naturalista y prerromántico de Rousseau. Con ello se consiguió, por lo menos, la conquista jurídica de los derechos humanos y, en cambio, la génesis de la revolución norteamericana fue material para terminar convirtiéndose en un modelo de democracia formal imperfecta y de la forma de estado republicana presidencial.

La libertad colectiva es necesaria para la libertad individual real y la libertad individual es un requisito sine qua non para la libertad colectiva.

Foto del detalle de Aristóteles realista frente al idealista Platón en la Escuela de Atenas de Rafael.

Antonio Muñoz  Ballesta.

Creative Commons License

Este trabajo de Antonio Munoz Ballesta está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

15
Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
10 Hilos de comentarios
5 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
9 Autores de comentarios
Antonio M. BallestaLuis "er Maki"A. MorenoVicente Carreño CarlosLvis Comentaristas mas recientes
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
Antonio M. Ballesta
Antonio M. Ballesta

“Es pues manifiesto que la ciudad es por naturaleza anterior al individuo, pues si el individuo no puede de por sí bastarse a sí mismo, deberá estar con el todo político en la misma relación que las otras partes lo están con su respectivo todo. El que sea incapaz de entrar en esta participación común, o que, a causa de su propia suficiencia, no necesite de ella, no es más parte de la ciudad, sino que es una bestia o un dios”. (“Política”, libro 1,1)

Antonio M. Ballesta
Antonio M. Ballesta

“El por qué sea el hombre un animal político, más aún que las abejas y todo otro animal gregario, es evidente. La naturaleza – según hemos dicho – no hace nada en vano; ahora bien, el hombre es entre los animales el único que tiene palabra.” (Política, libro 1, 1)

Spinoza
Spinoza

Hablando de realismo, animales y politicos…un poco de humor PORQUE EL REY MATO A UN ELEFANTE: MADRE Y PADRE: No hay reyes ni elefantes, son imaginaciones tuyas. PROFESOR DE PRIMARIA: Porque quería matarlo. PROFESOR DE SECUNDARIA: Aunque se lo explique, queridas bestias, no podrán entenderlo. PROFESOR DE BACHILLER: No importa, no entra en Selectividad. PROFESOR UNIVERSITARIO: Para saber por qué el rey mató a un elefante (tema que se incluirá en el parcial de mañana) lean los apuntes desde la página 2 a la 3.050. ALUMNO DE LA LOGSE: ¿Qué es un elefante? ¿Y un rey? SÓCRATES: Sólo sé que no sé por qué el rey mató a un elefante. PLATÓN: Por su bien. Detrás de la muerte se encuentra la verdad. ARISTÓTELES: Está en la naturaleza de los reyes matar elefantes. HIPÓCRATES: El rey mata elefantes por culpa de un exceso de secreciones en el páncreas. MAQUIAVELO: Lo importante es que el rey mató a un elefante. ¿A quién importa el por qué? Solamente el fin de matar elefantes ya justifica cualquier motivo que hubiera tenido. CAYO JULIO CÉSAR: Vino, vio y mató a un elefante. GALILEO: Y sin embargo, lo mató. DESCARTES: Éste un hecho empírico y, por tanto, incierto. Habría que construir matemáticamente al rey y al elefante, previo sometimiento de ambos a la duda metódica universal para comprobar que éstos, efectivamente, son. El resultado sería probablemente que no podemos afirmar la existencia, en principio, del rey ni del elefante, aunque esto no nos interesa, porque la verdad sólo está en la certeza matemática. SPINOZA: Me he esmerado en no ridiculizar ni lamentar ni detestar la caza del elefantes por el rey, sino en entenderle. NIETZSCHE: El elefante ha muerto por estar en el lugar inadecuado en el momento menos oportuno. KARL MARX: Era históricamente inevitable que el rey matara al elefante. MIHAIL BAKUNIN: Una vez que el elefante tome conciencia de que el que le apunta es un rey, se enfrentará a él con todas sus fuerzas y de un trompazo le partirá la columna vertebral, y no habrá más reyes opresores y clasistas que intenten matar elefantes. El elefante será libre. LENIN: El elefante formaba parte de la vanguardia socialista. Pronto, otros elefantes, tras reconocer su condición de clase proletaria, sustituirán al elefante en la lucha, harán la revolución y conseguirán acabar con el rey y con toda su familia de parásitos. FREUD: El hecho… Leer mas »

Lvis
Lvis

Desternillante! Todavía estoy riéndome.

Antonio M. Ballesta
Antonio M. Ballesta

Genial, Spinoza, Genial !
Tienes que enviar un artículo al diario rc.

😉

SyRC
A.

Saulo de Fuengirola
Saulo de Fuengirola

Interesante reflexión filosófica de d. Antonio M. Ballesta referente a la condición humana en los derechos individuales y la expresión y salvaguarda de los mismos en otra aún mayor: la colectiva.

Leo y escucho muchos comentarios últimamente originados por la crisis económica actual sobre la parálisis social, la falta de iniciativas del pueblo español ante la corrupción política ó el calamitoso funcionamiento de las administraciones en el estado español y su distribución administrativa territorial… en fin es el tema supremo de la actualidad.

Os pregunto repúblicos: ¿puede explicarse a un ciego la diferencia que existe entre el color verde o el azul, o a un sordo de nacimiento la belleza de una pieza de Mozart o del español Joaquín Rodrigo?

Pensaréis que es prácticamente imposible a efectos prácticos.

En la España del 2012, la mayoría del pueblo llano ni siquiera imagina lo que son las libertades individuales, pues ni se han experimentado con totalidad en la generaciones de españoles vivos, salvo el crepúsculo de la clase dirigente tardofranquista, ni nadie perteneciente a esta se ha molestado en enseñarselas al resto de manera pedagógica para salvaguardar sus privilegios sociales adquiridos tras la guerra civil; parece lógico pensar que es imposible por similitud a lo anterior expresado que lo que no se conoce sea objeto de reivindicación o disfrute por aquel afectado en ignorancia.

El cambio político no se dará en nuestro país por participación reivindicativa intelectual del pueblo, vendrá determinada por la fuerza de los acontecimientos: ruptura total del contrato social en la repartición de la riqueza nacional.

No garantizar un bienestar mínimo a cada ciudadano induce a la puesta en cuestión de la clase dirigente y su falta de legitimidad ante esa desigualdad patente.

El nuevo régimen político vendrá dado por aquellos que sepan exponer, de forma sencilla y comprensible, una nueva forma de relacionarnos entre todos sin dejar a nadie tirado en la cuneta y vencer la oposición de aquellos crepúsculos afines y beneficiarios del sistema oligárquico actual.

Tras esta conquista colectiva, habrá que dedicar esfuerzos en educar una nueva hornada de ciudadanos conocedores de sus derechos y las meneras de expresarlos y defenderlos de tendencias tiránicas de estados ultracontroladores de las libertades o de muletillas institucionales como la monarquía y quienes la amparan.

Saulo de Fuengirola
Español de a pie

Antonio M. Ballesta
Antonio M. Ballesta

Gracias Saulo,
tienes que contar tus experiencias en la conquista de la libertad política española, Saulo

SyRC
A.

Tomás García Bayarte
Tomás García Bayarte

MAGNÍFICO comentario, mejor no cabe expresar la realidad.

Reciba el testimonio agradecido de un ciudadano español y, por lógica ética, republicano de siempre…

Salud y República.
Bcn., 26/04/2012(20:27).

Tomás García Bayarte
Tomás García Bayarte

El comentario que antecede, era para lo manifestado por Saulo de Fuengirola, a las 18:51 del día de hoy, pero, señores repúblicos, se me “había pasado” el extraordinario comentario de Spinoza, a las 16:09 de hoy, cuyo humor y fina ironía, son de grado superlativo.

FORMIDABLE, Spinoza: Me he”desternillado” de risa. Gracias !!.

Un cordial y fuerte abrazo, mi “desconocido/conocido” ciudadano/repúblico.

Salud y República.
Bcn.,26/04/2012(20:58).

Félix
Félix

Me parece muy interesante y enriquecedor el artículo. Yo soy bastante menos versado o “leído”, pero aún así me atrevo a estar en desacuerdo… En primer lugar, habrá querido decir “idealista”. Lo “realista” es la ciencia, la filosofía es “idealista”. ¿No? Si el objeto que conocemos fuera independiente a nuestra mente, sencillamente, no lo podrías conocer. Y nuestra mente deforma la realidad. Por ello, sólo es la realidad la que nos puede decir si las reglas de juego son democráticas, porque sólo en la realidad se puede ver si su efecto es que las personas posean el poder político, es decir que sean sus decisiones y no las de unos pocos las que se tomen en la gestión de sus asuntos sociales. Sin democracia material no puede haber democracia formal, lo mismo que si llamamos o definimos fútbol a un deporte que se juega con el pié, si en la práctica se juega con la mano no es fútbol por mucho que se le llame fútbol a sus reglas, muy formalmente no deja de ser una informalidad, democracia informal. La “matería oscura” es llamada oscura porque de ella sólo conocemos sus efectos, no su forma, luego hay materia sin forma. Cualquiera que no se conozca o pueda ser inteligible para nuestra escasa inteligibilidad carece de forma para nosotros. Somos nosotros mismos a través de nuestra mente los que categorizamos las cosas como redondas o cuadradas o democráticas (gobierno/poder del pueblo/sociedad o conjunto de individuos que la componen). Por otro lado, o no lo entiendo o se están mezclando acepciones de “materia” que no tienen nada que ver, salvo etimilógicamente, haciendo equivalente lo físico a la idea de lo físico (mundo de la realidad=mundo de las ideas), lo tangible con lo intangible. materia. (Del lat. materĭa). 1. f. Realidad primaria de la que están hechas las cosas. 2. f. Realidad espacial y perceptible por los sentidos, que, con la energía, constituye el mundo físico. 3. f. Lo opuesto al espíritu. 4. f. Muestra de letra que en la escuela imitan o copian los niños para aprender a escribir. 5. f. pus. 6. f. Asunto de que se compone una obra literaria, científica, etc. 7. f. Asignatura, disciplina científicas. 8. f. Punto o negocio de que se trata. Esa es materia larga. 9. f. Causa, ocasión, motivo. Creo que el sentido clásico de ciencia era equivalente al de filosofía, eran la misma… Leer mas »

Antonio M. Ballesta
Antonio M. Ballesta

Hola Félix, me reconforta tu interés por la filosofía realista defensora de la Libertad. En esa filosofía te considero incluido.

Félix, he querido decir lo que he dicho: “realista”. Ser realista en filosofía integra y supera al materialismo y al idealismo. Las comillas indican que la RC es realista sin ser monárquica, obviamente.

Tienes que diferenciar el realismo ontológico del epistemológico, del político, etc. La realidad exterior a nuestra mente es tozuda: la partidocracia se nos impone a los repúblicos en contra de nuestra voluntad ( algo real pero no físico…), etc.

No es correcto totalmente esto que dices : ” Sin democracia material no puede haber democracia formal, lo mismo que si llamamos o definimos fútbol a un deporte que se juega con el pié, si en la práctica se juega con la mano no es fútbol por mucho que se le llame fútbol a sus reglas, muy formalmente no deja de ser una informalidad, democracia informal”.

Pues 1) la democracia formal consiste en unas reglas del juego político que se cumplen, y eso es tan real como una democracia material que todavía no tenemos. 2)Las reglas del juego del fútbol, siguiendo el símil, convierten en fútbol al juego, otra cosa, es que nos quieran convencer de que las reglas actuales de la partidocracia son las reglas de una verdadera democracia.

Obviamente nuestras categorías “son nuestras”… bueno,… de nuestro lenguaje “en el que estamos y somos”…pero eso no nos permite decir, Félix, que ” la materia obscura” tiene unas determinadas características como dices,es decir, que ” no tiene forma”, pues eso ya es conocer algo de lo que se dice que se desconoce. Q.E.D.

El realismo supera al materialismo y al idealismo.

Sí, Félix, así he dicho que en la época de Aristóteles la filosofía integraba a la ciencia ( clásica), es decir, la ciencia moderna ( la de hoy en día) no tiene componentes metafísicos como la de Aristóteles y la Edad Media. Correcto.

Hay ciencias que curan con las palabras….. 😉

Siguiendo el símil del loro parlante: el lenguaje de los animales es diferente del humano al igual que los ” pájaros” de la partidocracia usan un lenguaje al de los españoles normales. Es cierto. Están en otro mundo.

SyRC
A.

Vicente Carreño

Faltan días para que se cumpla un año desde que ocurrieran los terremotos de Lorca.

TODOS CON LORCA. ¡DIARIO RC CON LORCA!.

http://www.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fwww.youtube.com%2Fwatch%3Fv%3DcDzZENSdR7g%26sns%3Dfb&h=4AQE2la5bAQHoXX870Ska3YK5H8M_AAf5yDv-jXYL7HRShw

A. Moreno
A. Moreno

Buenas tardes.

D. Tomás García, le felicito. El mundo aristotélico es el mundo real y el mundo platónico es el de las ideas. Aristóteles es el filósofo de la Justicia, maestro de Alejandro Magno. Su filosofía llegó al persa Avicena y de éste a los cordobeses Averroes y Maimónides (discípulo de éste, aunque de raza semita, judío para entendernos) en el siglo XI. No cabe duda, pues que Aristóteles fue maestro de maestros.

Tenemos todavía mucho que aprender no sólo de los filósofos antiguos sino también de los modernos y también de los contemporáneos (Adam Smith, por ejemplo, no ha sido todavía hoy bien entendido), aunque como dice Félix, la filosofía es idealista, en el mundo “real” se tambalea.

República y Democracia.

Luis "er Maki"
Luis "er Maki"

Que delicia de articulo no ha “recetado” el Señor Muñoz Ballesta acompañado por los comentarios que me preceden. Desde mi humilde FP (Formación Profesional) proclamo la utilidad de estos escritos que en nada son elitistas… Je..Je.. eso si, a veces tengo que recurrir al Diccionario, pero siempre aprendo algo y sobre todo la formación en valores y principios de Libertad, Verdad y Lealtad.

Antonio M. Ballesta
Antonio M. Ballesta

Gracias Luis !
SyRC
A.