Despertar

0

(Foto: Mike Monteiro) Despertar   El ex coordinador y ex líder de IU Julio Anguita, en la actualidad miembro destacado y considerado de dicha coalición y del PCE, ha vuelto a denunciar a los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT acusándolos de traicionar a sus bases y de haberse incorporado al Estado a cambio de dinero y privilegios, secundando las medidas del gobierno de turno y anteponiéndolas a los intereses de los trabajadores que dicen defender. Ya antes, había acusado a los sindicatos de “ser un apéndice del Estado” y de “construir una cadena de transmisión”. No han sido las únicas veces que el Sr. Anguita ha denunciado el amarillismo de los sindicatos mayoritarios. En 2005 los acusó en unas declaraciones de estar “dentro del aparato del Estado” y hace unos meses dijo que “se pusieron ellos mismos el dogal”. Ahora añade que considerar a los sindicatos, patronal y partidos políticos, parte de la sociedad civil, es una falacia en España porque realmente forman parte del Estado. Añadiendo que: “tanto la patronal, como los sindicatos y los partidos políticos deberían financiarse exclusivamente por las cuotas de sus miembros, una medida imprescindible para regenerar la podrida democracia española”.   D. Julio Anguita ha vuelto a hablar, esta vez bastante acertadamente, a la izquierda, ante la inmensa crisis actual y los flagrantes Pactos de la Reforma de la Ley de pensiones, diciendo verdades que sólo D. Antonio García-Trevijano se había atrevido a decir ya desde el principio de la Transición española. El fundador de IU, no ha matizado que España no es una “democracia podrida”, como él la define y no hay que regenerar nada, sencillamente no es una democracia, sólo por el hecho de estar los partidos, sindicatos y patronal subvencionados por el Estado, ser parte del Estado, ya no es democracia y por lo tanto no hay nada que regenerar, no hay instituciones democráticas, sólo la ruptura nos podrá traer la democracia. En el resto de sus declaraciones el señor Anguita habla con verdad y va acercándose, por el bien de la sociedad civil española y en concreto de los trabajadores, al MCRC.   No es que D. Julio acabe de despertar, es que como hombre honesto no le queda otra alternativa que ir reconociendo hechos poco a poco para comunicarlos a los engañados, usados y vilipendiados votantes de izquierda, muchos de los cuales siguen creyendo que el gobierno actual es producto de su voluntad. D. Julio va dejando pausadamente su anterior disciplina de partido. Al no ostentar cargos representativos por fin vislumbramos en él una llamada a la izquierda, una izquierda que duerme anestesiada, drogada por un progresismo que no es progreso, utilizada para lo más reaccionario que ha dado la Historia de España en muchos años y que está haciendo estragos cada más insalvables a las deterioradas familias de trabajadores españolas. D. Julio sabe que su generación ha pasado de ser la que levantó la economía española en los años sesenta y fue vanguardia exigiendo la democracia para España a la muerte del dictador, a ser hoy la llamada “generación sándwich” por tener que hacerse cargo de unos padres longevos, supervivientes de la Guerra Civil (en su mayoría pensiones no contributivas) y de unos hijos sin trabajo y no precisamente jóvenes, educados y adoctrinados en esa “podrida democracia” que no lo ha sido nunca. Le reforma de las pensiones, aunque salve en parte, no toda, a esta generación tan luchadora, no la exime de pagar un alto precio con ella. ¿Qué será de sus hijos cuando ellos mueran? Su pensión no llega para mantener tres generaciones.   Efectivamente los sindicatos CCOO y UGT forman parte del Estado, son sindicatos verticales lo mismo que el de Franco. Esperemos que D. Julio, no tardando mucho, haga declaración de la mayor verdad: “En España no tenemos libertad política y por lo tanto no hay democracia. Hay que conseguirla”. Después hablaremos de partidos. Antes tiene que despertar la izquierda más adoctrinada y políticamente inculta para llegar a la ecuación VERDAD=LIBERTAD. Los dirigentes actuales de IU y del PCE aplauden la burocracia estatal de CCOO y de UGT, ellos también forman parte de la oligarquía de partidos.

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diariorc.com/aviso-legal/

Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
  Suscripción  
Notificar de